31 de octubre de 2014

CAMBOYA

Bandera de Camboya | Vlajky.org

Los Templos de Angkor es la principal razón por la que llegan miles de turistas cada día a Siem Reap, y la verdad es que el motivo está justificado y no decepcionan a nadie.

Estas impresionantes construcciones del antiguo Imperio Jemer deberían considerarse oficialmente como una de las 7 Maravillas del Mundo, ya que son impresionantes y justifican cualquier viaje hasta allí solamente para visitarlas.

FICHA TÉCNICA DEL VIAJE

FECHA: Agosto 2.010

DÍAS: 4

DOCUMENTACIÓN NECESARIA





















Pasaporte con mínimo 6 meses de validez.

Visado, se necesita para los ciudadanos españoles, y se tramita a la llegada del aeropuerto de Siem Reap. Simplemente se necesita el pasaporte, una fotografía y el pago de 20 $.

ACTUALIZACIÓN: Un par de años después de mi visita, el importe de la tramitación del visado se ha incrementado y actualmente cuesta 30 $ por persona.

Es curioso como se van pasando tu pasaporte entre los diferentes oficiales y en poco más de 10 minutos ya tienes tramitado tu visado por una vigencia de 30 días.

OTROS DATOS DE INTERÉS

IDIOMA: Se habla el camboyano, aunque al ser muy turistico, la gente chapurrea el inglés.

MONEDA: La moneda oficial es el Riel Camboyano, escrito como KHR, y en el momento del viaje era 1 $ = 4.800 KHR, aproximadamente. Debido a la devaluación del Riel Camboyano, nosotros pagamos absolutamente todo en dólares americanos sin ningún problema.

TARJETAS: Se puede pagar con tarjetas de crédito en casi cualquier lugar, aunque en la mayoría de sitios te cobrarán una pequeña comisión del 3%. Lo mejor es pagar en cash (efectivo) aunque pagues en dólares americanos.

GUIA DE VIAJE: Mi guia como siempre será la Lonely Planet, en este caso la de Camboya.

TELEFONO: Hay cobertura de teléfono en todo el país, así que podeis llevaros el telefono móvil. Lo mejor es llamar desde locutorios o cualquier local dónde dispongan de un telefono, o comprar una tarjeta Sim a la llegada al país. En nuestra guesthouse disponían de teléfonos con llamadas internacionales a muy buen precio.

INTERNET:  Por todas los sitios hay ciber-café para conectarse, y no hay problemas para conectarse en cualquier sitio con el wifi de los locales u hoteles.

SEGURIDAD: País mayoritariamente seguro, aunque usar siempre el sentido común.

VACUNAS: Ninguna obligatoria pero se recomienda la vacuna de la Hepatitis A y B, y Fiebre Tifoeida.

ELECTRICIDAD: El voltaje es de 220 V a 50 Hz con clavijas redondas igual que en nuestro país. No hace falta llevarse un adaptador.

DIFERENCIA HORARIA: En el momento de mi viaje, + 5 horas de diferencia respecto a España.

RELIGIÓN: Mayoritariamente Budistas.

EL ITINERARIO DEL VIAJE

Principales templos

PRESUPUESTO DEL VIAJE

DESGLOSE DEL PRESUPUESTO POR PERSONA                    IMPORTE

Vuelo Kuala Lumpur - Siem Reap con Air Asia                              43,00 €

Visado                                                                                           15,00 €

Alojamiento                                                                                   25,00 €

Tickets y Excursiones                                                                   45,00 €

Otros Gastos (Comidas, Compras, etc.)                                       90,00 €

Total Presupuesto                                                                     218,00 €


* Sobre este importe hay que añadir el vuelo internacional Bcn - Hong Kong con la compañía Qatar Airways, y su importe de 720 €-.

ALOJAMIENTO DEL VIAJE



























* Siem Reap: Golden Temple Villa. Alojamiento reservado a través de su web Golden Temple Villa para las próximas cuatro noches, una habitación doble con baño privado, terraza y ventilador. El precio fue de 16 $ la habitación doble por noche, ubicado a dos minutos caminando del Old Market y del Night Market. Lo mejor es que si reservas directamente por su web un mínimo de 3 noches, te van a buscar gratis al aeropuerto y encima te regalan un masaje Khmer de una hora de duración. La comida de su restaurante es espectacular, muy buena y muy barata. El personal es súper amable y servicial, y su ubicación es céntrica y muy tranquila. Súper recomendable.

LO MEJOR DEL VIAJE

* El recinto arqueológico de Angkor, personalmente debería ser una de las 7 Maravillas del Mundo, ya que son impresionantes y no he visto nada igual en mi vida.

* La guesthouse dónde estuvimos alojados, con habitaciones sencillas pero muy cómodas, con un ambiente y un personal increiblemente amable y simpático, que nos hicieron sentir como en nuestra propia casa.

* Lo barato que resultaba visitar Siem Reap, a pesar de ser muy turistico, no me parecieron precios muy elevados, y uno se puede alojar, comer y hacer compras por muy buen precio. De todos los viajes que he realizado por Asia, quizá es dónde he encontrado más variedad para hacer compras, así como su personal amable y siempre con una sonrisa en la boca.

LO PEOR DEL VIAJE

* El excesivo precio para visitar Angkor, y es que pagar 40 $ por un pase de 3 días me parece muy caro teniendo en cuenta el nivel de vida del país, aunque una vez visitado encuentras justificación al importe tan alto de la entrada.

* La temperatura que nos hemos encontrado en Camboya, y es que hemos pasado de la calor y la humedad más enganchosa posible, a tener lluvias monzónicas en tan poco tiempo, pero así es el Sureste Asiático.

*La cantidad de personas mutiladas que nos hemos encontrado, y todo por culpa de las minas antipersonas que se encuentran repartidas por todo Camboya, y por eso aconsejan no salirse de los senderos establecidos por la organización.

* Viajar en pareja con una persona que nunca había salido de España y que en ningún momento se ha esforzado en adaptarse a las circunstáncias de un viaje así y su único propósito ha sido amargar a las otras tres personas del grupo. Y es que como decía Mark Twain, "He descubierto que no hay forma más segura de saber si amas u odias a alguien que hacer un viaje con él". Creo que con esta reflexión ya está todo dicho.

Con esta breve introducción, os llevo a visitar los antiguos Templos de Angkor!!



DÍA 1.- KUALA LUMPUR - SIEM REAP

El día empieza muy temprano en el aeropuerto de Kuala Lumpur, y es que nuestro vuelo sale a las 07:00h de la mañana hacia Siem Reap, llegando dos horas después. 

Hacemos los trámites de nuestros visados, pagamos los 20 $ por persona y en poco más de 20 minutos ya estamos fuera con nuestro equipaje, dónde nos espera Tom, el conductor que nos ha enviado nuestra guesthouse para llevarnos a nuestro alojamiento totalmente gratis por reservar con ellos un mínimo de 3 noches.

Cuando llegamos nos dan una calurosa bienvenida, nos enseñan las instalaciones y nos invitan a desayunar, mientras negociamos con ellos mismos el transporte para los próximos días en Angkor, ya que enviamos algunos mails desde Barcelona a posibles conductores para que nos hicieran el tour y no conseguimos cerrar el acuerdo con ninguno de ellos.

Finalmente cerramos el acuerdo por 60 $ en total, dónde incluye una furgoneta privada con aire acondicionado para nosotros 4 durante 3 días, pudiendo escoger el tiempo y las visitas que queramos sin ningún problema, y por cortesía del alojamiento llevariamos cada día una nevera con abundante botellas de agua, que se agradece mucho después de la calor y la humedad que hacia en Angkor durante el mes de agosto. Y todo por 15 $ por persona, así que pienso que es muy buen precio. Y para colmo, nuestro conductor será Tom, la misma persona que vino a buscarnos esta mañana al aeropuerto, una persona muy educada, muy calladita y muy correcta, que no nos puso pega en nada y que se mereció una buena propina por parte nuestra.





Así que con el trato cerrado, dejamos nuestros equipajes en nuestras bonitas habitaciones, quedamos con Tom que nos pasaría a recoger a las 16:30h de la tarde para sacar las entradas al recinto de Angkor y ver el atardecer, y nos fuimos a dar nuestro primer paseo por Siem Reap, dónde acabamos en el Old Market realizando nuestras primeras compras.










En el Old Market, aparte de los típicos puestos de comida y frutas, se pueden hacer muy buenas compras, como articulos de decoración para la casa, láminas, cuadros, artesania y relojes de imitación, que después del Mercado de la Seda de Pekín, es dónde mejor los he visto de precio de todo el Sudeste Asiático. Eso si, para comprar cualquier cosa, es imprescindible regatear, pero con paciencia y una sonrisa en la boca, se pueden sacar muy buenos precios.

Para que os hagáis una idea, relojes de imitación de muy buena calidad (4 años después todavía me funcionan todos), de las marcas Tag Heuer, Ferrari, Panerai o Breitling, los sacamos por 18 $ cada uno con su estuche y todo (empiezan pidiendo 50 $); los cuadros depende del tamaño, pero yo me traje uno de Angkor Wat al amanecer de 1,20 x 60 y me costó 15 $ (regateando durante dos días), y los típicos Buda de artesanía, de dos palmos de alto por 8 $ cada uno. Si os gustan las compras y los articulos de decoración, en Siem Reap podéis hacer muy buenas compras.

Mis amigos Francis, Mónica y yo disfrutamos bastante porque nos encantan estas visitas y nos lo pasamos bien regateando y comprando. En cambio a mi expareja, todo esto le aburría y nos metía prisas para largarnos de allí lo antes posible, y es que ir depende con quién, te puede arruinar un viaje.

Después volvimos hacia la guesthouse en tuk tuk, a pesar de estar a menos de dos minutos caminando, pero todo el rato nos perseguía un conductor ofreciendo sus servicios por un dólar, y por no escucharlo más la maldita frase de "one dollar", pues aceptamos y lo dejamos contento.


Dejamos las compras en nuestras habitaciones, y bajamos a comer al restaurante, dónde pudimos comer y beber todos los días que estuvimos alojados allí por una media de 5 $ por persona, ya que la comida estaba muy buena y eran muy generosos con las raciones, y no tuvimos necesidad de buscar ningún sitio más porque nos gustó mucho.

Después de comer y descansar un poco, a las 16:30h ya estaba Tom esperándonos para ir hacia el recinto de Angkor, y es que a partir de las 17h de la tarde se puede entrar gratuitamente para ver el atardecer.

Cuando llegamos ya había cola de gente, esperamos nuestro turno y compramos el pase para visitar Angkor los 3 próximos días. El precio depende de los días que quieras comprar el pase, que son los siguientes:

* Entrada de 1 día:   20 $

* Entrada de 3 días: 40 $

* Entrada de 7 días: 60 $

Nosotros compramos el pase de 3 días que nos costó 40 $ por persona, te hacen la foto ellos allí mismo con una webcam, te lo plastifican y el pase es personal e intransferible, es decir, que si lo pierdes o te lo dejas olvidado en tu alojamiento, tienes que ir a buscarlo o pagar de nuevo. Por detrás del pase tienes todos los días del mes, así que cada día que entras te hacen un agujerito en el día y ellos ya saben los días que has visitado el recinto.

Una vez dentro del recinto, hay que caminar unos 15 minutos cuesta arriba por un sendero hasta llegar al Phnom Bakheng, dónde está todo petado de turistas para ver el atardecer desde arriba del todo.









Evidentemente que esta visita no es la más interesante ni mucho menos, pero para tener una primera aproximación de todo lo que nos espera en los próximos tres días, está bastante bien.

De vuelta a nuestro alojamiento ya con la noche cerrada, volvimos a dar una vuelta por el pueblo y nos volvimos pronto para cenar, ya que estábamos despiertos desde las 3h de la mañana y mañana toca pegarse otro buen madrugón, ya que a las 05:30 de la mañana queremos estar ya en la puerta de Angkor para que cuando abran, poder ver el amanecer sobre Angkor Wat.

Así que a las 21:30h después de cenar, nos recogemos a nuestras habitaciones esperando impacientes el día de mañana.

DÍA 2.- SIEM REAP

Después de no pegar ojo en toda la noche por los nervios y por el miedo a quedarme dormido, a las 04:30h nos levantamos a oscuras, y es que no hay luz en nuestro alojamiento, desconozco si se ha ido por las tormentas o porque por las noches paran el generador, así que no he podido ducharme porque no se veia nada y hemos tenido que hacer la mochila con nuestra linterna.

A las 05:15h hemos salido de nuestro alojamiento, dónde puntualmente ya nos estaba esperando Tom con unos launchbox que nos han preparado por cortesía del alojamiento, ya que a esa hora está el comedor cerrado y no se puede desayunar. Almenos tienen el detalle de prepararnos unos sandwiches con un poco de fruta y una botella de agua sin pedirles nada.

Cuando llegamos a Angkor, enseñamos nuestros pases a los vigilantes y Tom nos deja delante de Angkor Wat, dónde vemos que muchos turistas han tenido la misma idea que nosotros y aquello está petado de gente, aunque no hay problemas para hacer fotos en condiciones, aunque los que han madrugado algo más que nosotros ya se han puesto en primera fila con sus trípodes y han cogido el mejor sitio que pueda haber.






Bueno, decir que estar allí en aquél momento es algo mágico, indescriptible, con un silencio impoluto por parte de todos observando esa maravilla llamada Angkor Wat, y que ya por eso justifica los 40 $ que nos ha costado el pase para entrar, e incluso me atrevo a decir que justifica ya el viaje que hemos hecho para llegar hasta aquí, un lugar soñado desde hace muchos años y que por fin he podido cumplir.

Después de observar tal maravilla arquitectónica, (que no entiendo cómo no es una de las 7 Maravillas del Mundo, porque méritos le sobran para serlo), entramos en su interior, dónde destacan sus relieves.
















Si yo disfruto mucho con este tipo de visitas, no os podéis imaginar lo que disfruta mi amigo Francis, gran amante de este tipo de construcciones y una gran enciclopedia andante de todo tipo de história, así que estaba en su salsa y no se le veia pestañear en ningún momento.

Cuando finalizamos esta primera visita y de camino en la búsqueda de Tom y nuestro transporte, volvimos a pasar por Angkor Wat ahora ya completamente de día, y la verdad es que sigue luciendo igual de espectacular que cuando lo vimos amanecer 3 horas antes.





El calor ya empieza a apretar a estas horas, así que una vez que localizamos a Tom, nos vamos al que posiblemente es mi templo favorito de todo Angkor, el Templo de Bayón.

Para llegar al Templo de Bayón hay que entrar en Angkor Thom, que significa Gran Capital. Es una gran ciudad con forma cuadrada y con 5 puertas de entrada: la Norte, Sur, Este, Oeste y la Puerta de la Victoria. Por cada una de sus puertas, hay un gran pasillo con estatuas a los lados; a un lado 54 estatuas de asuras o demonios, y en el otro lado otras 54 estatuas de devas o dioses, y en la parte central de la puerta nos da la bienvenida una cara gigante, en este caso la de Jayavarman VII. 









Solamente os puedo decir que es realmente impresionante y que nunca he visto nada tan maravilloso.

Los templos más importantes que se pueden visitar en ésta zona son los Templos de Bayón, el de Baphuon, Palacio Real, Terraza de los Elefantes y Terraza del Rey Leproso. Todos ellos están muy cerca uno de los otros,y la visita se puede realizar andando tranquilamente, aunque Tom se empeñó en llevarnos en la furgoneta a todos los sitios y dejarnos prácticamente delante de los templos que íbamos a visitar en ese momento.

Aquí os dejo un plano de la zona para que podáis verlo mejor.


La primera visita que hicimos fue a la del Templo de Bayón, y es conocido por sus torres y sus casi 200 caras. Sin duda, este fue mi templo favorito y el que más disfruté como un enano. 






































La verdad es que costó sacarme de los Templos de Bayón, y no podía evitar hacer cientos y cientos de fotos, y es que es una maravilla. Si no fuera porque quedaba mucho recinto que recorrer, a día de hoy todavía estoy allí disfrutando. 

Después fuimos visitando el resto, que tampoco desmerecían para nada, pero ya eran muy diferentes.





























Con estas visitas, dimos por cerrado el Circuito Corto que habiamos acordado para el día de hoy, y es que eran las 15h de la tarde y nuestros estómagos ya rugían, y sin darnos cuenta llevábamos de visita desde las 05:30h de la mañana, es decir, casi 10 horas seguidas visitando estas maravillas sin cansarnos, aunque mi expareja ya llevaba horas agobiada de ver tantas "piedras" y ya hacia rato que nos estaba dando "por culo" para volver al alojamiento.

A las 15:30h llegamos a nuestra guesthouse, lo primero que hicimos fue comer en su restaurante, y cuando acabamos nos fuimos a descansar un rato a nuestras habitaciones, que estabamos petadillos.

Sobre las 18:30h volvimos a salir un rato, damos un paseo, estuvimos regateando por unos cuadros pintados a mano que me enamoraron y como no llegamos a un acuerdo, nos volvimos a nuestra guesthouse a cenar tranquilamente, y para las 23h ya nos retiramos a dormir, que mañana toca otra maratón de templos, aunque esta vez no madrugamos tanto.

Ha sido un gran día que jamás olvidaré.

DÍA 3.- SIEM REAP

Después de una noche plácida y haber recuperado las horas de sueño perdidas, a las 07:00h ya estabamos desayunando tranquilamente, y sobre de las 07:45h hemos salido con Tom hacia el recinto, dónde hoy nos espera el Circuito Largo.

Hoy el día también va a estar cargado de visitas a los templos, dónde visitaremos el más alejado de todos, el Banteay Srei, dedicado al Dios Shiva. También visitaremos Pre Rup, East Mebon, Prasat Ta Som, Neak Pean, Preah Khan y el templo estrella del día, el Ta Prohm, famoso por la película Tomb Raider dónde la protagonista era Angelina Jolie.

Así que sin tiempo que perder, empezamos todas las visitas que nos llevarán muchas horas.
































































La verdad es que todos los templos han estado bien, algunos son muy pequeños que personalmente pienso que están de relleno en un tour, pero que son interesantes de visitar, aunque sin duda el mejor ha sido el de Ta Prohm que es impresionante, y el de Banteay Srei también me parece espectacular.

Durante el día nos ha llovido bastante durante un rato, y es que no hay que olvidar que estamos en la época de monzones, así que hemos decidido comer en un garito turistico dentro del recinto, así no teniamos que volver a nuestra guesthouse y después volver, preferiamos visitar todo el Circuito Largo del tirón y después descansar tranquilamente.

En realidad comer, comer... solamente han comido ellos, ya que a mi me duele hoy el estómago y no me entra nada, mi expareja se ha empeñado en amargarnos el viaje y me tiene de los nervios, así que me tomo una coca cola para relajarme antes de que explote.

Lo mejor y peor ha sido encontrarnos por los templos a esas pequeñas criaturas vendiendo souvenirs, lo peor es que no me gusta verlos allí porque me encantaría verlos en el colegio o jugando con sus amigos y que puedan tener una infancia como otros cualquiera, y lo mejor ha sido conocerles, poder jugar con ellos y verles sonreir con esa felicidad y caritas inocentes, mientras yo me estoy amargando y debatiendo entre romper con mi pareja o no, así que a partir de ese momento me prometo no amargarme más, disfrutar de ese momento y dejar los problemas personales para mejor ocasión.

Sobre las 16:30h de la tarde damos por finalizado nuestro tour por hoy, está lloviendo y aunque estamos disfrutando de las visitas, después de tantos templos ya estamos un poco saturados y llega un momento que todos nos parecen iguales.

De vuelta al alojamiento, duchita, nos relajamos un rato en la terraza y aprovechamos para hacernos el masaje Khmer por cortesía del hotel, que todavía no la teniamos pendiente de hacer. Lo hicimos por parejas, es decir, las chicas juntas en la misma habitación y cuando acabaron, nos lo hicimos Francis y yo. El masaje Khmer no es relajante ni mucho menos, es muy parecido al tailandés, te estiran y te crujen todos los huesos, por momentos te duele, pero después de dos días pateando y visitando templos, te dejan como nuevo... y encima gratis!!

Ya por la noche salimos de nuevo a dar una vuelta, volvimos al puesto de los cuadros que vi la noche anterior, y hoy por fin he conseguido que me acepten lo que yo quiero pagar (igualmente estaba dispuesto a comprarlo por el precio que me decían ellos, unos 10 $ más), y más chulo que un pirulo volvimos a la guesthouse, dónde volvimos a cenar genial y sobre las 23h a dormir, que hoy no hemos hecho siesta y estamos para el arrastre.

Mañana último día de visitas de templos.

DÍA 4.- SIEM REAP

Después de desayunar, volvemos a quedar con Tom para hacer las últimas visitas que tenemos pendientes. Hoy realizaremos un mini trekking hasta el Kbal Spean, un pequeño templo situado en plena selva, y después haremos un recorrido en barco hacia el pueblo flotante de Tonle Sap, y acabaremos visitando el Templo de Lolei, así que en principio el día se presenta relajadito después del tute de los dos días anteriores.

Primero haremos el trekking, no es que sea muy duro porque solamente son 1.500 metros hacia arriba, el problema es que está lloviendo un poco y está todo resbaladizo y embarrado, y la ascensión es un poco jodida. Aún así subimos en poco más de una hora y el recorrido, aunque lo he hecho a mi rollo, me ha encantado.

Al llegar arriba la sorpresa que nos espera es una maravillosa cascada, aunque con la lluvia y el bochorno llego arriba empapado y muerto.









Después de estar un rato arriba disfrutando de la cascada, volvimos a bajar hacia el párking dónde nos esperaba Tom, esta vez mucho más fácil y más rápido que la subida.

De camino al Tonle Sap, dónde llegamos al cabo de un rato, Tom nos hizo los trámites en las taquillas del embarcadero y nos consiguió una barca solamente para nosotros 4, así que nos tuvimos que compartirla con nadie.

Estuvimos navegando durante una hora, observando las casas flotantes dónde viven cientos de familias, viendo su día a día, y observando como los niños más afortunados se desplazan al colegio en barca, que en la mayoría de los casos, son ellos mismos los que van remando.




















































Finalmente nos llevaron a una granja de crias de cocodrilos, una visita muy poco interesante y de relleno, ya que lo único que se visita es una especie de piscina con algunos cocodrilos dentro, y ves como le dan de comer. Lo dicho, una visita poco interesante, aunque lo mejor es el movimiento de gente en los alrededores que se acercan en barquitas para intentar venderte algo, y en las que pude sacar algunas fotos muy curiosas y a la vez muy tristes, pero esto es la realidad de Camboya y que muchos viajeros pasan por alto porque solamente visitan los Templos de Angkor y ya está.


















Cuando acabamos la visita, nos fuimos de vuelta al embarcadero, aunque le preguntamos al capitán del barco si podiamos parar en el colegio flotante dónde van los niños a estudiar, ya que queriamos dejar algo de material escolar que traiamos de Barcelona y se lo entregamos al director.

La visita me encantó y pasamos un rato muy divertido con los niños en el colegio, al fin y al cabo son con estos pequeños detalles con los que me quedo en un viaje y que tanto me gusta recordar.


















Después de la visita al colegio flotante y de camino al embarcadero, todavía nos esperaba una última sorpresa, y es que se nos cruzó una niña pequeña remando ella sola en una barca, con una serpiente en su cuello... una imagen que nunca se me va a olvidar y que no pudimos evitar de parar a fotografiarla, y también hacernos unas fotos con la impresionante serpiente.

Como podéis observar, la niña es guapísima y tiene una mirada mágica que transmite mucho misterio, y que cuando te quedabas mirándola fijamente a sus ojos, te hipnotizaba.














Ahora si que damos por finalizado este pequeño crucero por la Lago Tonle Sap, la verdad es que iba sin ninguna expectativa y me ha encantado, y es uno de los mejores recuerdos que me llevo de Camboya.

Una vez en el embarcadero nos está esperando como siempre el buenazo de Tom, que aún sabiendo que esta excursión dura aproximadamente una hora, nosotros hemos invertido cerca de 3 horas y Tom ni una mala cara con nosotros, ni un reproche ni nada. Es un hombre fabuloso!

Del embarcadero nos lleva a la última visita del día, y por consiguiente, de nuestro viaje a Camboya. Llegamos al Templo de Lolei, dónde no tiene mucho interés, excepto que vimos a un grupo de chicos trabajando exculpiendo piedra para hacer artesanía, cosa que se extrañan al vernos y nos sonrien tímidamente, señal de que no debe llegar el turismo mucho por allí, y también hay cerca un monasterio, dónde no puedo evitar llegar hasta allí, descalzarme y meterme dentro, mientras charlo con un par de jóvenes monjes que se extrañan al verme y empiezan a preguntarme cosas por la curiosidad que les despierto allí.


















Cuando acabé de charlar con los monjes y dando por finalizadas todas las visitas, de camino a la furgoneta vimos a unos niños por allí jugando y que eran muy simpáticos, y nos paramos a hacernos unas fotos con ellos, que me daban ganas de traérmelos a todos para Barcelona.






De vuelta a nuestro alojamiento, paramos un momento a hacer una foto a Angkor Wat para despedirnos definitivamente de él, y hacer una visita express a un templo budista que vimos por el camino, y a mediodía ya estábamos en nuestra guesthouse, dónde lo primero que hicimos fue ir a comer, y mientras lo haciamos empezó a diluviar y a llover con fuerza, y es que si nos llegamos a entretener un rato más en los templos, nos hubiera pillado por el camino.




Después de comer y como continuaba lloviendo, nos fuimos un rato a nuestras habitaciones a descansar, y ya por la tarde salimos de nuevo.

La tarde anterior mi amigo Francis había descubierto un local para hacernos un masaje, en principio íbamos buscando el masaje que te lo daban las personas ciegas y que tiene bastante éxito en Camboya, pero vimos que era muy turistico y muy caro y nos decidimos por éste, así que reservamos hora el día anterior para hoy a las 18:30h de la tarde.

La verdad es que el masaje no defrauda, nos hicimos uno de cuerpo entero durante una hora y nos sentó de maravilla, el precio fue de 3 $ y dejamos otro dólar de propina para la masajista, que se lo mereció. Cuando salimos, nos arrepentimos de no habernos dado un masaje todos los días que estuvimos en Siem Reap, que después de las visitas a los templos nuestro cuerpo lo hubiera agradecido mucho.

El lugar dónde nos dimos el masaje es el siguiente:

Your Beauty Spa
Street Sivatha Moduoi 2,
Khum Svay Dangkum
Tel. 017 84 89 09 / 012 65 99 78

Y para que tengáis una referencia y podáis ubicaros bien para encontrarlo, están enfrente del Hotel De La Paix.

Cuando salimos de allí, nos fuimos a dar una vuelta por el Night Market y acabar de hacer las últimas compras, que había mucho ambiente aunque estaba a punto de llover.




Después de las compras, volvimos a nuestra guesthouse a dejar las bolsas y ya nos quedamos a cenar por última vez en el restaurante, dónde volvimos a cenar de lujo y nos fuimos despidiendo del personal, ya que al día siguiente volamos muy pronto.


Después de las despedidas, nos subimos a las habitaciones, preparamos de nuevo todo nuestro equipaje para meter las últimas compras y a dormir, que mañana a las 06:30h Tom nos llevará de nuevo para el aeropuerto.

DÍA 5.- SIEM REAP - KUALA LUMPUR

Últimos momentos en este maravilloso país como es Camboya. A las 06:30h ya estaba Tom tan puntual como siempre esperándonos para llevarnos al aeropuerto.

Mientras esperamos, damos un poco de ropa que hemos traido para regalar entre la gente que vemos que le puede hacer falta, nos acabamos de despedir de todo el mundo, y en poco menos de 20 minutos ya estamos en el aeropuerto.



Pasamos los controles y como todavía nos sobra tiempo, aprovechamos para desayunar en el mismo aeropuerto antes de que parta nuestro vuelo con destino Kuala Lumpur, dónde haremos una breve escala antes de llegar a nuestro final, Hong Kong.

Han sido 4 días maravillosos dónde Camboya nos ha atrapado y es uno de los pocos destinos que conozco que volvería con los ojos cerrados, de hecho tenemos la promesa de volver con mis amigos para volver a disfrutarlo 100% sin necesidad de que nadie nos intente amargar los días que estemos allí, como nos ha ocurrido en esta primera visita.

Camboya, esto no es un adiós... sino un hasta pronto porque estoy seguro que volveremos a reencontrarnos!