8 de octubre de 2017

GUATEMALA
















Mi primera experiencia en Centroamérica me ha llevado por varios países a través de sus bellas ciudades coloniales, mercados indigenas, extensas y frondosas selvas, un rico patrimonio cultural, bonitos paisajes y también playas de ensueño. Un destino poco masificado y que todavía no ha perdido su autenticidad, de momento.

Pero si algo puedo destacar por encima del resto después de tres semanas recorriendo parte de Guatemala, Honduras y Belize han sido las maravillosas personas que me he ido encontrando por el camino y que han hecho que mi viaje por esta parte del mundo haya sido inolvidable y me haya quedado con ganas de más.



FICHA TÉCNICA DEL VIAJE

FECHA: Septiembre 2.017

DÍAS: 20

DOCUMENTACIÓN NECESARIA

DNI

Pasaporte con mínimo 6 meses de validez y dos páginas en blanco.

Visado no se necesita para estancias inferiores a 90 días.

OTROS DATOS DE INTERÉS

IDIOMA: El idioma oficial es el español, aunque existen varias lenguas mayas o indigenas como el kekchí, el kaqchikel o el tzutujil, entre otras.

MONEDA: La moneda oficial es el Quetzal, escrito GTQ. En el momento de mi visita el cambio fue de 1 € = 8 GTQ / 1 $ = 7,25 GTQ, aproximadamente. 

TARJETAS: Se puede pagar con tarjetas de crédito en muchos lugares, aunque en muchas ocasiones te cobran una comisión de un 12%!! En la mayoria de alojamientos que contraté solamente aceptaban el pago en efectivo. En caso de pagar con tarjeta de crédito, conviene no perder nunca de vista nuestra tarjeta porque se han dado muchos casos de tarjetas clonadas, sobretodo en la ciudad de Antigua Guatemala. 

GUIA DE VIAJE: Mi guia como siempre será la Lonely Planet, en este caso la de Guatemala, bastante útil y con información bastante actualizada sobre el destino.

TELEFONO: Hay cobertura de telefono en casi todo el país (excepto en la zona montañosa de Samuc Champey), así que podéis llevaros el telefono móvil, aunque lo mejor es comprar una tarjeta SIM con la compañía Claro y así poder llamar y navegar mucho más económico, ya que las tarifas para llamar con nuestra operadora son muy caras. 

INTERNET:  Prácticamente en cualquier alojamiento o cafeteria decente disponen de wifi gratuito para sus clientes y que funciona medianamente bien, pero en algunos casos la señal no llega a las habitaciones más alejadas.

SEGURIDAD: País generalmente seguro excepto su capital, Ciudad de Guatemala, una de las capitales más peligrosas y con más homicidios del mundo y que aconsejo no pisar si no es estrictamente necesario, y en el resto del país generalmente es seguro durante el día, pero al caer la tarde hay que extremar las precauciones y usar el sentido común. La mayoria de alojamientos cierran sus puertas con llave y verjas a partir de las 19h de la tarde.

VACUNAS: Ninguna obligatoria pero se recomienda la vacuna de la Hepatitis A y B, y Fiebre Tifoeida.

ELECTRICIDAD: El voltaje es de 120 V y hace falta adaptador para los enchufes, que son de dos patillas planas. Lo mejor es comprarlo una vez que lleguemos al país (5 GTQ).

DIFERENCIA HORARIA: En el momento de mi viaje, - 9 horas respecto a España.

RELIGIÓN: Es un estaco laico y muy religioso, destacando el catolicismo y varias religiones mayas.

CAMBIO DE MONEDA



























La moneda oficial en Guatemala es el Quetzal, aunque también se puede pagar sin problemas con dólares americanos. El Euro todavía no está muy bien visto y apenas se puede pagar con nuestra moneda por el país, y en los pocos sitios donde lo podemos hacer, nos aplican un cambio que generalmente lo equiparan con el dólar americano, así que salimos perdiendo.

Como no es posible cambiar su moneda desde España, aconsejo dos opciones; bien llevar una gran parte de nuestro presupuesto en dólares americanos cambiado desde España (siempre y cuando nuestra entidad financiera no nos meta un sablazo con las comisiones), y la otra opción es llevar €uros desde España y cambiarlo a quetzales una vez que lleguemos a Guatemala, pero lo que no recomiendo nunca es llevar dólares y una vez allí cambiarlo por quetzales, porque al final acabaremos perdiendo dinero por culpa de las comisiones, ya que se puede pagar la mayoria de alojamientos y excursiones con dólares americanos.

En caso de llevar €uros recomiendo cambiar a quetzales en Antigua Guatemala y no en el aeropuerto a nuestra llegada, y el lugar más indicado para hacerlo es en los dos bancos o entidades financieras del país, uno es el Banrural y el otro en el Banco Agro Mercantil (BAM), en este último es donde hacen el mejor cambio, muy importante presentar nuestro pasaporte y saber que solamente tenemos derecho a cambiar 500 € o $ al mes por persona, aunque no hace falta que los días sean consecutivos. Por ejemplo, yo cambié la primera vez 400 € un 27 de Agosto, y el día 1 de septiembre ya tenía de nuevo disponible los 500 € para cambiar. En cambio si hubiera cambiado mis 500 € durante el mes de septiembre, hasta el mes de octubre no hubiese podido volver a cambiar dinero por tener el límite agotado, en este caso debería haber ido a Banrural a cambiar dinero con el mismo límite de 500 € o $ al mes.

El cambio de € a GTQ va fluctuando cada día, de las 3 veces que cambié dinero el cambio que me hicieron fue de 1 € a 8,01 GTQ, 8,05 GTQ y 8,11 GTQ, respectivamente.

Si tuviera que volver de nuevo a Guatemala, me llevaría una cantidad importante de dólares americanos para pagar los alojamientos y el transporte entre ciudades, y en menor medida cambiaría en el BAM de Antigua Guatemala una parte de € a GTQ para los gastos cotidianos y habituales como son las comidas, tickets y compras diarias, más que nada porque cada vez que tenía que ir al banco a cambiar dinero perdía mucho tiempo en las gestiones y las colas de gente.

El horario de atención al público en ambos bancos es de lunes a viernes de 09h a 19h interrumpidamente, y los fines de semana de 09h a 17h, así que con un horario tan extenso siempre tendremos un momento que nos vaya bien para cambiar dinero, excepto si llegamos a horas intempestivas de la noche como fue mi caso, que en mi caso llevaba algo de dólares que me había sobrado de otros viajes y me sirvió para pagar el transporte desde el aeropuerto a Antigua Guatemala.

EL ITINERARIO DEL VIAJE

Ciudad de Guatemala - Antigua Guatemala - Chichicastenango - Panajachel - Lago Atitlán - Sololá - Flores - Tikal - El Petén - Cobán - Lanquín - Semuc Champey - Antigua Guatemala - Ciudad de Guatemala.


DÍA 0.-   BCN - MADRID
DÍA 1.-   MADRID - MÉXICO D.F. - CIUDAD DE GUATEMALA - ANTIGUA GUATEMALA
DÍA 2.-   ANTIGUA GUATEMALA
DÍA 3.-   ANTIGUA GUATEMALA
DÍA 4.-   ANTIGUA GUATEMALA - COPÁN (HONDURAS)
DÍA 5.-   COPÁN - ANTIGUA GUATEMALA 
DÍA 6.-   ANTIGUA GUATEMALA - CHICHICASTENANGO - PANAJACHEL
DÍA 7.-   PANAJACHEL - SAN PEDRO LA LAGUNA - SAN PABLO - SAN MARCOS - PANAJACHEL
DÍA 8.-   PANAJACHEL - SOLOLÁ - SANTIAGO ATITLÁN - PANAJACHEL
DÍA 9.-   PANAJACHEL - SAN ANTONIO PALOPÓ - SANTA CATARINA PALOPÓ - ANTIGUA GUATEMALA
DÍA 10.- ANTIGUA GUATEMALA - FLORES 
DÍA 11.- FLORES - EL PETÉN - TIKAL
DÍA 12.- TIKAL - EL PETÉN
DÍA 13.- EL PETÉN - CAYO CAULKER (BELIZE)
DÍA 14.- CAYO CAULKER
DÍA 15.- CAYO CAULKER - FLORES
DÍA 16.- FLORES - COBÁN - LANQUÍN - SEMUC CHAMPEY
DÍA 17.- SEMUC CHAMPEY
DÍA 18.- SEMUC CHAMPEY - LANQUÍN - ANTIGUA GUATEMALA
DÍA 19.- ANTIGUA GUATEMALA
DÍA 20.- ANTIGUA GUATEMALA - CIUDAD DE GUATEMALA - MEXICO D.F. - MADRID
DÍA 21.- MADRID - BARCELONA

PRESUPUESTO DEL VIAJE

DESGLOSE DEL PRESUPUESTO POR PERSONA                              IMPORTE

Vuelo Madrid - Ciudad de Guatemala con Aeroméxico *                          207,35 €

Bus Alsa Bcn - Madrid i/v                                                                            57,49 €

Alojamientos                                                                                              327,14 €

Transportes                                                                                               148,69 €

Tickets y Excursiones                                                                                 57,20 €

Otros Gastos (Comidas, Compras, etc.)                                                  225,62 €

Total Presupuesto                                                                               1.023,49 €

* Precio ida y vuelta con la compañía áerea Aeroméxico gracias a una tarifa error que duró solamente unas horas, y que fue publicada por los amigos de Mejorvuelo.com el pasado día 12/06/17 por la mañana. Varias horas después y una vez subsanado el error por parte de Aeroméxico, el precio de venta del mismo vuelo era de 1.675 € por persona en clase turista. Si queréis estar al corriente de chollos o errores como éstos y de cualquier oferta que van publicando puntualmente, os aconsejo que sigáis la web anteriormente mencionada (es gratis y no es un link de afiliación por mi parte).

TRANSPORTE





















- Del Aeropuerto a Antigua Guatemala: La mejor forma y más económica de llegar a nuestro alojamiento es "agarrar" un shuttle compartido que se encuentran en la misma puerta de la terminal de llegadas del aeropuerto y que incluso disponen de un pequeño stand donde comprar los tickets, y que normalmente son furgonetas para una capacidad de 12 personas (aunque suelen meter hasta 16 personas), y que te llevan hasta la misma puerta de tu alojamiento.

Es recomendable por su precio, ya que solamente cuesta 12 $ por persona, pero tiene la desventaja que el servicio de shuttles finaliza a las 21h de la noche y a partir de esa hora tienes que agarrar taxi si o si porque no tienes más remedio si tu vuelo llega más tarde de esa hora (como fue mi caso), son un poco incómodos porque intentan aprovechar todo el espacio posible en el interior de las furgonetas y dónde van 10 personas tranquilamente meten 16 personas, y a la llegada a Antigua Guatemala va dejando a la gente en sus diferentes alojamientos y como te toque a ti el último, pues pierdes demasiado tiempo.

Otra opción es contratar con tu alojamiento un servicio privado de recogida para que vengan a buscarte al aeropuerto y te lleven a tu alojamiento, en este caso los precios que me dieron varios alojamientos oscilaba entre los 30 - 35 $ por vehículo, así que esta opción es recomendable solamente si viajas acompañado o compartes el vehículo con más personas.

La última opción es agarrar un taxi directamente desde el aeropuerto y negociar con ellos el precio, aunque se aprovechan bastante y de los 35 $ no se bajan del burro, así que por igualdad de precio prefiero contratarlo con el alojamiento más que nada por temas de seguridad, ya que uno nunca sabe lo que le puede suceder subiéndose a un coche desconocido cuando llegas por primera vez a un país nuevo.

Personalmente mi opción fue compartir taxi con una pareja de españoles (Cádiz y Gijón) que iban en mi mismo avión y que ellos ya tenían contratado el transporte con su alojamiento, y muy amablemente me hicieron el favor de compartirlo conmigo a esas horas intempestivas de la noche.

- De Antigua Guatemala al Aeropuerto: Para el último día de viaje que tenía que ir al aeropuerto y tomar mi vuelo a las 12:40h de la mañana, tanto mi alojamiento como varias agencias de viaje de Antigua, me pedían 35 $ por persona para un trayecto privado o ser un mínimo de 10 personas para contratar un shuttle, en este caso el precio sería de 12 $ por persona. Finalmente y al azar mientras caminaba por Antigua encontré la agencia Lanquin Services, ubicada en la 4a Avenida, donde pude contratar mi asiento sin un mínimo de personas contratadas, pero con un horario pre-establecido, que eran a las 5:30h, 07:30h, 09h, y 11h, así que por seguridad y para que me diera tiempo contraté el de las 07:30h, donde pasan a recogerte por tu alojamiento a partir de esa hora.

El precio fue de 60 GTQ ó 8 $ por persona, y aunque fueron puntuales y llegamos al aeropuerto prácticamente a las 09:15h de la mañana por culpa del tráfico que se forma cada día en Ciudad Guatemala, el trayecto se me hizo pesado porque en la furgoneta íbamos 16 personas con nuestras respectivas mochilas y apenas nos podíamos mover, aunque realmente vale la pena por el ahorro de dinero si viajas sin compañía.

Para moverse dentro de una misma ciudad lo mejor es caminar y descubrir los bellos rincones que esconden las ciudades, aunque si no nos apetece hacerlo o estamos cansados, siempre es posible tomar los famosos chicken bus o los tuk tuk, también llamados "motocarros" o "toritos".

TRANSPORTE ENTRE CIUDADES



























Existen varias formas de moverse por el país, dependiendo del tiempo que dispongamos de viaje, nuestra economia y la comodidad que vayamos buscando, ya que Guatemala no es un país muy extenso pero las distancias son muy grandes, principalmente debido al estado de sus carreteras.

Las opciones más recomendables son:

Coche de alquiler: Mucha gente prefiere contratar un coche de alquiler con conductor desde el principio del viaje para recorrer el país y así olvidarse de horarios y ataduras, es la manera más cómoda de desplazarse por el país porque vas parando dónde quieres y vas a tu ritmo, aunque desgraciadamente es la opción más cara y es solamente recomendable si se comparte con más viajeros, sino no vale la pena. Existen muchas agencias de viaje dónde ofrecen este servicio y en los mismos hoteles también las ofrecen si se les pregunta. Recomendable si viajas acompañado y vas a visitar zonas donde el transporte público no llega o es muy lento, y quieres viajar ancho y cómodo.

Bus: Son autobuses de línea de dos pisos tipo "pullman" bastante cómodos, con baño y wifi, y con rutas extensas por varios países de América Central, pero con el handycap que están sujetos a horarios fijos. Entre las compañías que operan entre diferentes países destacan Línea Dorada, Fuente del Norte, Maya de Oro, Hedman Alas o Litegua. La única vez que me decidí por esta opción fue para hacer el trayecto nocturno entre Ciudad de Guatemala y Flores, y la experiencia fue muy satisfactoria.

Chicken Bus: Son autobuses que recorren las calles del país y las zonas interurbanas, son los típicos autobuses escolares amarillos procedentes de Estados Unidos y que ellos los "tunean" de la peor forma posible, bien de colores, con luces de neón y con todo tipo de adornos religiosos, pero por dentro están que se caen a trozos. Son excesivamente económicos, pero en cambio son muy incómodos porque se llenan hasta cortarte la respiración, con la música a todo volumen, van haciendo paradas a cada 50 metros y conducen que da bastante miedo y tienes la sensación que en la próxima curva te vas a ir a un mundo mejor! Aún y así yo lo "agarré" un par de veces para ir de Panajachel al Mercado de Sololá y ya tuve suficiente adrenalina para todo el viaje.

Shuttles: Es la opción más recomendada si viajas en solitario o no quieres gastarte mucho dinero en un transporte privado. Se trata de furgonetas compartidas de unas 10 plazas aunque en muchos trayectos suelen meter hasta a 16 personas para aprovechar y economizar el viaje, donde te pasan a recoger por tu alojamiento y te llevan hasta la puerta de tu próximo alojamiento, y tu equipaje generalmente va en la baca de arriba de la furgoneta de forma segura, y en caso de lluvia, lo tapan con una lona. Normalmente y dependiendo de las distancias del trayecto, suele hacer varias paradas, una para comer y otra para estirar las piernas. Solamente es posible contratarlo en las numerosas agencias de viajes repartidas por el país o a través de vuestro alojamiento, y el precio varia en función de nuestro destino, pero suelen ser trayectos económicos (más abajo pondré mis trayectos y sus respectivos precios).

MOVERSE POR EL LAGO ATITLÁN























Moverse por el Lago Atitlán para visitar sus diferentes pueblos indígenas no tiene mucho misterio, ya que por lo general las agencias de viaje de Panajachel (el pueblo más turístico y con más oferta hotelera y de ocio de todos los pueblos que componen el Lago Atitlán), suelen vender tours organizados para visitar varios pueblos en una lancha privada por el desorbitado precio de 500 GTQ por lancha.

Si caminamos a través de la calle Santander que es la calle más turística de la ciudad o incluso si llegamos al mismo embarcadero, es posible negociar directamente con los dueños de las lanchas y regatear un precio por una lancha privada, que normalmente suelen aceptar por 300 GTQ por lancha.

La mejor opción si queréis ahorrar dinero y váis solos, es llegar directamente al embarcadero (situado al final de la calle Santander) y subirse a cualquier lancha pública, donde suelen partir cada 30 minutos aproximadamente, y bajarse en el pueblo donde más nos interese, y una vez finalizada nuestra visita volver a hacer lo mismo con nuestro siguiente destino.

Los precios de los trayectos de las lanchas públicas a fecha de hoy son los siguientes:

* Panajachel - San Marcos La Laguna: 15 GTQ

* Panajachel - San Pablo La Laguna: 15 GTQ

* Panajachel - San Pedro La Laguna: 25 GTQ

* Panajachel - Santiago Atitlán: 25 GTQ

* San Marcos - San Pedro - San Pablo (trayectos entre estos pueblos): 10 GTQ

* San Pedro La Laguna - Santiago Atitlán: 15 GTQ

Hay que tener en cuenta que los precios a la inversa entre estas poblaciones es el mismo, y que la última lancha pública entre San Pedro La Laguna o Santiago Atitlán hacia Panajachel es a las 16h de la tarde (septiembre de 2017). Los trayectos hacia las poblaciones de San Antonio Palopó y Santa Catarina Palopó solamente es posible hacerlo en lancha privada, o bien por carretera (más fácil y mucho más barato).

Resumiendo os diría que si viajas en solitario la mejor opción es trasladarse en lanchas públicas, pero si viajáis acompañados o en familia, la mejor opción es alquilar una lancha privada por 300 GTQ y recorrer los diferentes pueblos tranquilamente.

TASAS ENTRE FRONTERAS























Durante mi viaje por América Central he tenido la oportunidad de cruzar por tres pasos fronterizos a través de tres países diferentes, así que como la información referente a las tasas que hay que pagar para entrar o salir de un determinado país eran confusas, os paso a detallar mi experiencia personal.

* Tasas de entrada a Guatemala desde nuestro país de origen: 0 $.-
* Tasa de salida de Guatemala por El Florido: 0 $.-
* Tasas de entrada a Honduras desde Guatemala a través de El Florido: 3 $.- (solamente se puede pagar en dólares, 30 quetzales o 67 lempiras).
* Tasas de salida de Honduras por El Florido: 0 $.-
* Tasas de salida de Guatemala por Melchor de Mencos: 0 $.-
* Tasas de entrada a Belize por Melchor de Mencos: 0 $.-
* Tasas de salida de Belize por Melchor de Mencos: 20 $ o 40 BZ$.-
* Tasas de entrada a Guatemala por Melchor de Mencos: 0 $.-
* Tasas de salida de Guatemala a nuestro país de origen: 0 $.- 

ALOJAMIENTO DEL VIAJE

Aunque en Guatemala hay alojamientos de todo tipo y para todos los bolsillos, en lo que respecta a la relación calidad/precio me ha parecido un país bastante caro para lo que ofrecen, y es que los alojamientos de presupuesto medio me han recordado muchas veces a nuestras pensiones en España, y los alojamientos con una calidad mayor se disparan bastante de precio. Muy importante y a tener en cuenta que sobre el precio base de los alojamientos, hay que añadirle un 22% de impuestos (12% de IVA y 10% de Impuesto Municipal), más que nada para que no os pille de sorpresa a la hora de pagar. Los precios indicados abajo son con impuestos incluidos, y ningún alojamiento tiene el desayuno incluido. Aún así, muchas carencias quedan suplidas por la amabilidad y hospitalidad de sus dueños, y en todo momento me he sentido muy cómodo en ellos. Respecto a los alojamientos en Honduras y Belize, ya hablaré de ello en sus respectivos posts.

Antigua Guatemala: Hotel Paseo de la Merced. Alojamiento reservado a través de Booking, dónde estuve alojado la primera noche y buscaba un alojamiento muy céntrico y con recepción abierta porque iba a llegar de madrugada a la ciudad. Lo mejor del alojamiento es su ubicación céntrica (6ª Avenida Norte), a escasos metros de la Iglesia de la Merced y a un par de minutos caminando del Arco. Las habitaciones son austeras y sencillas, y el baño es compartido y bastante incómodo. La comunicación con el personal del alojamiento fue muy fluida por mail y tuvieron el detalle de estar esperando a mi llegada hasta las 2h de la mañana para entregarme la habitación. El wifi funciona perfectamente y tienen el detalle de obsequiarte con una jarra de agua en la habitación. Solamente se puede pagar en dinero efectivo (dólares o quetzales). El precio de una habitación doble por una noche ha sido de 183 GTQ (23 €). Recomendable por ubicación, amabilidad del personal, y si queréis gastar poco dinero, sino mejor buscar otro alojamiento mejor, que los hay y más baratos.

Antigua Guatemala: Posada Juma Ocag. Alojamiento reservado por tres noches a través de Booking (dos noches consecutivas y otra noche más a mi vuelta de Honduras), y aunque no está tan céntrico como otros alojamientos, se encuentra ubicado en la Alameda de Santa Lucia, justo enfrente del mercado municipal, el mercado de artesanías y la estación de autobuses, y a escasos cinco minutos caminando del centro de la ciudad. Habitación doble muy amplia, con baño privado y un wifi perfecto, aunque lo mejor es su personal tan amable y hospitalario, siempre dispuestos a ayudarte en todo desinteresadamente con tal de hacerte sentir muy cómodo. Por contra decir que cada vez que querías entrar al alojamiento tenías que llamar a un timbre y se hacia muy incómodo (lo ideal sería entregar una llave de la puerta de la calle a los huéspedes junto a la de tu habitación), y que solamente se puede pagar en efectivo y en quetzales. El precio de la habitación doble ha sido de 170 GTQ (21 €) por noche. Muy recomendable si buscas un lugar tranquilo y un poco apartado del centro de la ciudad, pero con restaurantes y tiendas cercanos, y sobretodo para pasar una estancia cómoda.

Panajachel: Hospedaje El Viajero. Alojamiento reservado a través de Booking donde estuve alojado tres noches, tiempo suficiente para visitar todos los pueblos del Lago Atitlán. Ubicado al final de la calle Santander, calle comercial del pueblo con todo tipo de servicios y a tan solo 50 metros del embarcadero para tomar las lanchas para visitar los diferentes pueblos. Habitación doble muy amplia, con baño privado y un wifi perfecto, me ha costado 140 GTQ la noche (18 €). El alojamiento es recomendable por ubicación y porque se puede pagar la estancia con tarjeta de crédito, pero las instalaciones necesitan un lavado de cara urgente (sobretodo los baños), y necesitan desprenderse del maldito loro que tienen como mascota que solamente hace molestar desde bien temprano por la mañana. El alojamiento lo lleva una familia muy poco amable y que apenas tuve contacto con ellos.

Antigua Guatemala: Hotel Las Piletas. Quizás el alojamiento donde me he sentido más cómodo de todo el viaje, ya que Álvaro (el dueño) y sus chicos, hacen todo lo posible por hacerte una estancia de lo más agradable posible. Reservado a través de Booking por tres noches no consecutivas, destaca por su ubicación en la 7ª Avenida Oriente y muy cerca del Tanque de la Unión y de otros lugares turísticos de la ciudad, con habitación doble con baño privado, café y agua gratis las 24 horas del día, y sobretodo porque tuvieron la cortesía de guardar parte de mi equipaje que no iba a necesitar gratuitamente durante una semana mientras visitaba Belize, Tikal y Semuc Champey. La habitación doble cuesta 185 GTQ (23 €) por noche, y el alojamiento es muy recomendable por ubicación y sobretodo por amabilidad y hospitalidad de sus empleados, por contra decir que los baños privados son demasiado pequeños, la señal de wifi no llega perfectamente a las habitaciones, y que solamente se puede pagar en efectivo en moneda local o dólares.

Flores: Hotel La Unión. Alojamiento situado en la zona de El Petén y justo enfrente del lago, donde apenas he podido disfrutarlo porque es un lugar de paso después de la visita a Tikal y antes de partir hacia Belize, aunque el personal ha sido muy amable y servicial conmigo. Alojamiento reservado a través de Booking, habitación doble con baño privado y wifi perfecto, he pagado 170 GTQ (21 €) por noche, un precio un pelín caro para lo que ofrece pero en esta zona del país se nota el aumento de los precios de los alojamientos. Aunque el alojamiento tiene mejor pinta por fuera que por dentro ya que necesita una buena capa de pintura, es recomendable por ubicación, amabilidad del dueño y porque es de los alojamientos más baratos de la zona, y la única pega que le pongo es que solamente se puede pagar en efectivo en varias monedas, aunque no aceptan €uros. Si buscáis algo más formal y con más lujos, mejor escoger otra opción de alojamiento.

Tikal: Jungle Lodge Hotel Tikal. El alojamiento más caro de todo el viaje con diferencia, pero que volvería a alojarme aquí sin dudarlo. Ubicado dentro del recinto arqueológico de Tikal, donde solamente hay cuatro alojamientos, se trata de un resort con pequeños y cómodos bungalows, con una gran piscina para relajarse después de un largo día de visitas, y además disponen de un gran restaurante. Alojamiento reservado a través de Booking, bungalow privado con baño compartido (justo enfrente), con wifi solamente en la zona de restaurante, lobby y piscina, he pagado 320 GTQ (40 €) la noche, y es posible pagar con tarjeta de crédito. Muy recomendable por ubicación, ya que se encuentra a solamente 50 metros de la entrada a Tikal, y os aseguro que es una gran ventaja para visitar el recinto al atardecer y al amanecer prácticamente en solitario, ya que la gente que se aloja en Flores o en El Remate tardan 90 minutos aproximadamente en llegar a Tikal. La única pega que le pongo es que en los bungalows podrían disponer de baño privado en vez de compartidos, y que solamente disponen de luz a través de un generador eléctrico en unos horarios determinados, que son de 17h a 23h. Agradecer personalmente al responsable del alojamiento, el Sr. Antonio, por preocuparse demasiado por mi y tener la cortesia de entregarme mi habitación mucho antes de lo previsto y de proporcionarme varias infusiones con pimienta totalmente gratuítas, ya que llegué al alojamiento con dolor de estómago y dolor de cabeza, y que son pequeños detalles que marcan la diferencia. Aconsejo de hacer el esfuerzo económico si viajáis con presupuesto ajustado y alojaros dentro del recinto de Tikal.

Semuc Champey: Hostal El Portal. Alojamiento con muy buenas referencias, dónde destaca su ubicación a apenas 50 metros de las pozas de Semuc Champey, principal lugar por el cual todos los viajeros llegamos hasta aquí. Muchos viajeros prefieren alojarse en Cobán (a 2 horas de distancia) o en Lanquín (a 1 hora aproximadamente), ya que el trayecto para llegar a Semuc Champey es muy incómodo y pesado por un camino cuesta arriba lleno de piedras y curvas, donde solamente es posible llegar en camionetas o en turismos 4x4. Recomiendo hacer el esfuerzo de llegar hasta aquí porque el alojamiento compuesto por pequeños bungalows es espectacular, y porque agradeceréis estar tan cerca de las pozas para visitarlo. El alojamiento lo reservé directamente por mail con el alojamiento porque mientras preparaba mi viaje no salía en ningúna web de reservas, donde me atendieron amablemente y me hicieron mejor precio que reservando por agencia. Alojamiento compuesto por un bungalow privado con cama doble y baño privado, he pagado 150 GTQ (18 €) por noche. Muy recomendable por ubicación, ya que se encuentra en plena naturaleza y a 50 metros de las taquillas de Semuc Champey, con un restaurante donde preparan una comida espectacular (la mejor de mi viaje) y a precios muy ajustados, y sobretodo por la amabilidad y la hospitalidad de sus empleados, sobretodo de Rodrigo, que durante mi estancia me ha tratado espectacular! La única pega que le pongo al alojamiento es que no disponen de agua caliente en las duchas, y que en toda la zona en general no hay señal de wifi (cosa que se agradece para desconectar un par de días) pero que en mi caso me coincidió con el primer terremoto de México y tuve a la familia y a los amigos preocupados porque no daba señal de vida. Las personas que quieran hacer una reserva de este alojamiento y necesiten un correo electrónico para ponerse en contacto con el alojamiento, que se pongan en contacto conmigo para hacérselo llegar.

SEGURIDAD



























Uno de los temas más espinosos e incómodos cuando tenemos previsto viajar a Guatemala o a cualquier país de Centroamérica y Sudamérica, es el tema de la seguridad, un tema que a mi personalmente me tenía muy preocupado hasta el último momento y más cuando he visto programas de investigación de Jalis de la Serna y daba bastante respeto, o en los telediarios solamente escuchamos noticias sobre homicidios, asuntos relacionados con drogas o ajustes de cuentas. Lo que tenía muy claro es que quería viajar este año a un país fuera del terrorismo del ISIS (ningún país es seguro hoy en día ni exento de terrorismo) y más después del atentado de Barcelona una semana antes de irme de viaje, y que por desgracia me ha golpeado muy de cerca... En teoría Guatemala no era el destino más indicado para alejarme de la delincuencia y tener unas vacaciones tranquilas, pero una vez que pisas el país la realidad es muy diferente, y solamente hay que tener precaución y sentido común, como en cualquier otro lugar del mundo.

Os paso algunos consejos para tener en cuenta en un viaje por Guatemala y también Honduras:

- Intentar en la medida de lo posible no pisar o pasar de largo la capital del país, Ciudad de Guatemala, una de las ciudades más peligrosas del mundo y con un alto índice de homicidios. Es cierto que vuestro vuelo aterrizará en esta ciudad porque no dispone de más aeropuertos internacionales en todo el país, así que antes de salir del aeropuerto hay que asegurarse de coger un shuttle compartido que nos lleve a la puerta de nuestro alojamiento, o bien contratar con nuestro alojamiento el transporte privado y que vengan a buscarnos (sobretodo si llegamos de noche al aeropuerto), o bien preguntar a algún viajero que tenga contratado el transporte con su alojamiento si tiene espacio para ir tú también y después pagar el transporte a medias, pero nunca abandonéis el aeropuerto sin transporte confiando que fuera del recinto encontraréis un transporte más barato porque puede ser muy peligroso.

- En caso de alojarse en Ciudad de Guatemala, intentar que sea en el centro o en la zona 1, tener mucha precaución y cuando caiga la tarde no andar por la calle ya que hay muchos tiroteos y robos con violencia. Yo he pasado por la ciudad varias veces con el shuttle y la verdad es que me ha dado bastante respeto, sobretodo al ver en cada esquina a mucha policía con metralleta en mano, y todos los negocios (tiendas, cadenas de comida rápida, gasolineras,...) con seguridad privada en la puerta escopeta en mano. Y es que hay que recordad que en Guatemala tienen muchos problemas con las "Maras" o "Pandilleros" como le llaman ellos, y tal y como me dijo una señora solamente llegar a Antigua: "Tú vida en Guatemala no vale nada, a ellos solamente les importa tu platica"...., así que queda todo dicho.

- El resto del país en teoría es más seguro, durante el día seguro que no vas a tener ningún tipo de problemas porque la gente es muy amable, educada y honesta, pero al caer la tarde y cuando ya es noche cerrada, la cosa cambia. Las calles apenas están iluminadas y no se ve apenas nada, las pocas tiendas que permanecen abiertas la mayoría están cerradas con barrotes y tienes que pedir por fuera, te cruzas con gente un poco rara y me fastidia mucho la gente que va por la calle tapada con la capucha de su sudadera, porque uno se imagina cualquier cosa.

- Si vamos a salir por la tarde a dar una vuelta o a cenar, intentar no llevar mucho dinero ni cosas de valor encima, simplemente llevar encima lo que pensamos que podamos gastar esa tarde (yo necesito aplicarme el cuento porque no lo cumplo nunca hasta que tenga un susto cualquier día). Cuando cae la noche los alojamientos suelen cerrar sus puertas con llave o cierran la puerta con su verja y deberéis llamar al timbre, pero en caso que tengáis previsto llegar más tarde de las 22h (a esa hora no se ve ni un alma por la calle en esta época del año), mejor que informéis a vuestro alojamiento que váis a llegar un poco tarde para que no estén preocupados.

- Cuando visitemos un mercado, ya sea los más famosos como el de Chichicastenango o el de Sololá, intentar llevar la cartera delante o en un bolsillo que cierre con cremallera, y si llevamos alguna mochila que vaya siempre delante nuestra y no detrás, así evitaremos que con la aglomeración de gente nos intenten abrir alguna cremallera. Así mismo, cuando compremos algo y vayamos a pagar, intentar no llevar todo el fajo de billetes en la cartera o monedero, mejor llevarlo repartido en diferentes bolsillos o compartimentos de nuestra mochila.

- Si no nos quedamos a dormir en ningún pueblo del Lago Atitlán y lo hacemos en Panajachel, que tiene más servicios e infraestructuras, intentar evitar la zona del embarcadero cuando ya sea de noche, ya que está llena de jóvenes emborrachándose y consumiendo drogas (sobretodo fumando hierba) y la zona no es muy segura (aparte de que no hay nada destacable para visitar a esa hora por esa zona), y si madrugáis para fotografiar el amanecer en el embarcadero pues en principio no váis a tener ningún problema, pero salir sin dinero porque igualmente está todo cerrado a las 5:30h de la mañana y no lo necesitáis.

- Si visitáis Semuc Champey en la zona de Alta Verapaz, mejor llevar una pequeña mochila cuando visitéis las pozas o dejarla en un sitio visible mientras estáis en el agua, y es que aunque existan pequeñas taquillas y vigilantes de paisano, es mejor no tentar a la suerte y no llevar cosas de valor en ella.

- Si decidís "agarrar" el bus nocturno de Ciudad de Guatemala a Flores, no os separéis de vuestra mochila de mano en ningún momento de la noche (el trayecto dura unas 8 horas), ya que hay gente paseándose por el autobús mientras la gente duerme y aprovechan para robar disimuladamente. Que sepáis que antes de subir al autobús deberéis facturar vuestra mochila grande y dejarla en el maletero, y os harán un control exhaustivo para asegurarse que no sube nadie con armas de fuego (da respeto, si!).

- Si decidís visitar por vuestra cuenta el Mirador del Cerro de la Cruz en Antigua Guatemala sin necesidad de ir en tuk tuk, informaros que durante el día no hay ningún problema y es una ascensión muy fácil de unos 20 minutos por unas escaleras que salen desde la 1ª Avenida al lado de una cancha de baloncesto, y que durante el día hay vigilancia y policias y no vas a tener problemas. Pero se desaconseja visitarlo por libre a partir de las 16h de la tarde, ya que a partir de esa hora no hay vigilancia y se han dado casos de muchos robos con violencia a turistas, así que mejor "agarrar" un tuk tuk por unos 60 - 100 GTQ ida y vuelta (depende de vuestro arte regateando), aunque si podéis mejor visitarlo por la mañana, a no ser que queráis ver la puesta de sol desde allí arriba.


Insisto, yo no he tenido ningún problema en todo el viaje ni he tenido sensación de inseguridad en ningún momento (solamente mucho respeto cada vez que hemos cruzado su capital de noche, Ciudad de Guatemala), pero también es cierto que cada día mientras desayunaba leía la prensa local y no exagero si digo que las primeras 40 páginas estaban relacionadas con la violencia diaria que azota al país, y que es un poco frustrante leerlo! Además, yo he tomado precauciones y no he trasnochado mucho ya que máximo a las 22h de la noche ya estaba en mi alojamiento, más que nada porque me he metido muchos madrugones durante todo el viaje por culpa del jetlag, porque ese día tenía algún traslado con algún shuttle compartido, o bien quería fotografiar algún amanecer o simplemente fotografiar rincones de la ciudad sin gente, así que cada día a las 5h de la mañana ya estaba despierto y al final del día estaba ko, así que podéis desenvolveros seguro por la mayoría del país, con una gente maravillosa y un patrimonio excepcional! Eso si, antes de viajar al país, dejar fuera vuestros prejuicios e ir abiertos de mente y corazón... volveréis encantados!!!

COMPRAS Y PRECIOS



























Guatemala no es que sea el paraiso de las compras comparado con otros países, pero es un destino que ofrece mucha variedad de productos para traerse de recuerdo, sobretodo artesanía maya procedente de sus mercados indigenas, téxtiles con esos llamativos colores y espectaculares cuadros pintados a mano. El mejor lugar para hacer compras y que más recomiendo es en Antigua Guatemala, más que nada porque vas a encontrar los mismos productos que en otras ciudades y así evitarás ir cargado durante todo el viaje, ya que normalmente los viajeros solemos acabar nuestro viaje en esta ciudad. Además, en Antigua es posible hacer las compras sin necesidad de regatear los precios como pasa en todas las ciudades turísticas del país, e incluso pagar con tarjeta de crédito. El otro destino que también recomiendo hacer las compras es en la entrada del parque arqueológico de Tikal, ya que encuentras productos, tallas de madera y cuadros que no vas a encontrar en otros lugares del país. y que vale la pena visitar.

Aquí os pongo algunos precios actualizados de productos de primera necesidad, tickets y algunas compras realizadas:

- Entrada a Tikal: 150 GTQ
- Entrada a Semuc Champey: 50 GTQ
- Entrada al Volcán Pacaya: 50 GTQ
- Entrada a Copán (Honduras): 345 Lempiras
- Adaptador de enchufe de 2 patillas: 5 GTQ
- Botella de agua pequeña: 5 GTQ
- Botella de agua grande: 10 GTQ
- Coca cola o Pepsi: 8 GTQ
- Cerveza Gallo en restaurante: 12 GTQ
- Desayuno completo: 25 GTQ
- Menú Mc Donalds: 35 GTQ
- Menú en cadena "El Pollo Campero": 50 GTQ
- Comida o cena en restaurante decente: 80 GTQ
- Hamburguesa + bebida en restaurante: 50 GTQ
- Comida o cena en comedores típicos: 30 GTQ
- Pizza en Domino's Pizza: 60 GTQ
- Paquete de tabaco: 25 GTQ 
- Zumos naturales callejeros: 5 GTQ
- Comida callejera (tortitas, tamales, burritos,...): 5 GTQ la unidad.
- Postales: 3 GTQ 
- Mantas típicas de colores (según regateo): 135 GTQ
- Manteles de Mesa típicos de colores (según regateo): 30 GTQ
- Imanes de nevera (según regateo): 10 GTQ
- Calaveras pintadas a mano (según regateo): 40 GTQ
- Figura maya artesanía: 30 GTQ
- Flautas típicas artesanía: 15 GTQ

RECOMENDACIÓN PERSONAL

Los que me conocen saben que viajo siempre por libre y huyo de las agencias de viajes, pero hay destinos como el caso de Guatemala en que para hacer todo por libre y moverse en transporte local en los famosos "chicken bus" requiere disponer de mucho tiempo, una gran dosis de paciencia y mucha adrenalina, así que en este caso lo mejor es contratar el transporte bien privado o compartido a través de las numerosas agencias de viaje repartidas por Guatemala, sobretodo en Antigua o Panajachel, o bien directamente desde vuestro alojamiento si es posible.

Así mismo esta recomendación es extensible para todas aquellas personas que desean conocer el país y no saben por donde comenzar a organizarlo, y a continuación paso a detallar mi opción escogida según mi experiencia, los transportes que he contratado y el importe que he pagado por cada trayecto, y sobretodo dejar claro que yo me incliné por esta agencia gracias a las recomendaciones de mi amiga Vanessa del blog Viajeros Callejeros y que no obtengo comisión de ningún tipo por recomendar dicha agencia, solamente lo hago por mi experiencia personal. También hablaré de otra agencia con la que contraté un par de productos y que también acabé satisfecho, pero sobretodo, que cada uno mire y lo contrate dónde quiera, porque otra cosa no pero agencias de viajes en Guatemala hay a patadas y que cada uno decida lo que más le interese.

La agencia con la que me puse en contacto ha sido Guatemala Destinations, ya que semanas antes de llegar a Guatemala estuve cambiando algunos correos con su propietario, Hugo, una persona amable y muy profesional, a pesar de no contratarle nada anticipadamente hasta que no llegara. Al día siguiente de llegar a Guatemala (los fines de semana permanece la agencia cerrada) me presenté en su oficina y nos conocimos personalmente, y estuvimos negociando los siguientes trayectos, y pongo los precios oficiales por si le sirve a cualquier persona.

- Shuttle compartido de Antigua a Copán (Honduras), ida y vuelta: 25 $
- Shuttle compartido de Antigua a Panajachel, con visita al mercado de Chichicastenango: 30 $
- Shuttle compartido de Panajachel a Antigua: 30 $
- Shuttle compartido de Antigua a Ciudad de Guatemala y ticket bus nocturno a Flores: 40 $
- Shuttle compartido de Flores a Lanquín: 25 $
- Shuttle compartido de Lanquín a Antigua: 20 $

En total el precio de todos los trayectos fueron de 170 $, aunque después de apretarle un poco y regatearle por haberle contratado prácticamente todos los transportes de mi viaje, cerramos el paquete en 140 $ (120 € aproximadamente). No es que sea mucho descuento pero con esos 30 $ de diferencia pude contratar la excursión al Volcán Pacaya y el shuttle hacia el aeropuerto, y todavía me sobró dinero, así que después de ver los precios en otras agencias de viajes, puedo decir que quedé bastante satisfecho.

También os informo que es posible pagar con tarjeta de crédito, en quetzales y en dólares americanos, pero si escogéis la opción de pagar con tarjeta de crédito, que sepáis que os van a cobrar un 12% adicional en concepto de comisión (el mismo importe que le cobran el banco a ellos), así que si podéis y queréis que os salga un poco más económico, mejor pagar en efectivo en cualquiera de las dos monedas.

Pero de si algo puedo decir que esta agencia es diferente a las demás es por su profesionalidad, ya que tienen un teléfono de urgencias las 24h por si tienes cualquier problema y yo por desgracia en mi primer transporte tuve que hacer uso de él, ya que mi transporte de Antigua a Copán (Honduras) me dejaron tirado a las 4h de la mañana (no pasaron a recogerme), llamé a Hugo por teléfono a esa hora explicándole lo sucedido y en 10 minutos ya tenía un taxi privado en la puerta de mi alojamiento que vino a buscarme para llevarme a Ciudad de Guatemala, donde allí estaba el shuttle compartido retenido y esperándome junto con el resto de viajeros para llevarme a Honduras. Si esta incidencia me hubiera pasado con otra agencia, hubiera tenido que fastidiarme y esperarme a que abrieran las oficinas a las 09h de la mañana para que me hubieran dado una solución, y posiblemente ya hubiera perdido un día de mi viaje y me hubiera descuadrado todo mi planning.

Así que desde aquí, chapeau y un 10 para Hugo (y su compañera Sandra) y su agencia por el trato recibido, por ajustar las tarifas y sobretodo, por su profesionalidad y capacidad para resolver los imprevistos y darme una solución favorable a las 04h de la mañana de un día normal.

Para quién le interese, dejo aquí su tarjeta con todos sus datos por si hay algún viajero que le pueda interesar, o simplemente quiere ponerse en contacto con él para hacerle alguna consulta acerca de su viaje, donde os responderá muy amablemente. Y gracias una vez más a Vanessa por la recomendación!!



La otra agencia con la que contraté alguna cosa fue con LANQUIN TRAVEL, ubicada en la 6ª Calle Oriente (entre la 4ª y 3ª Avenida Norte, enfrente del Hospital Hermano Pedro), no tienen web pero tienen un teléfono donde puedes ponerte en contacto con ellos por Whatsapp, y es el número 00 (502) 4656-6919 y su correo electrónico es lanquintravel@gmail.com

Lo que pude contratar con esta agencia al final de mi viaje fue lo siguiente:

- Excursión diurna al Volcán Pacaya: 60 GTQ - (8 $)
- Shuttle compartido de Antigua al aeropuerto internacional La Aurora de Ciudad de Guatemala: 60 GTQ - (8 $)

Es donde encontré ambas más baratas, ya que la excursión al Pacaya en el resto de agencias tenía un coste de 85 GTQ (12 $), y el transfer hacia el aeropuerto me pedían el precio de un taxi privado, es decir, 35 $. Ambas experiencias fueron muy satisfactorias y cumplieron correctamente y puntuales, así que también puedo recomendar esta agencia.

LO MEJOR DEL VIAJE

* Sin duda la amabilidad y las maravillosas personas que me he ido encontrando a través del país, con un corazón enorme, honestos y siempre dispuestos a ayudarte desinteresadamente en todo lo que pueden con tal de que te sientas cómodo en el país. No los he considerado hospitalarios porque Guatemala y Honduras son países muy humildes y bastante tienen con sobrevivir, pero me han parecido personas muy educadas, honradas y se nota que todavía no tienen esa picaresca provocada por el turismo en masa. En todo momento me he sentido muy cómodo, no he tenido la sensación que me estuvieran engañando y tampoco he tenido sensación de inseguridad en ningún momento, excepto cuando he estado en su capital, Ciudad de Guatemala.

* Lo fácil y "relativamente barato" que resulta visitar y moverse por todo el país, ya que al ser un país no demasiado turístico (de momento) y no muy extenso, es posible recorrer los destinos más turísticos sin romperse mucho la cabeza con el planning, solamente cuadrarlo para que nos coincida con los días en que hay mercados para conocer toda la cultura maya e indigena en su máximo esplendor.

* Es un destino muy completo ya que nos ofrece abundante y desbordante naturaleza (Verapaz y Semuc Champey), paisajes impresionantes (Lago Atitlán), ascensión a volcanes (Pacaya y Acatenango), ciudades coloniales (Antigua), historia y cultura maya, y a muy poca distancia podemos encontrar playas de ensueño como es el caso de Monterrico o hacer un pequeño salto a Belize.

* Visitar Antigua Guatemala para mi se había convertido en una ciudad imprescindible, una ciudad colonial con pequeñas casitas de colores, calles empedradas y bonitas plazas e iglesias barrocas, y que se ha convertido por derecho propio en una de las ciudades más bonitas que he podido visitar en mi vida viajera.

* Visitar Tikal y Copán debería ser la excusa perfecta para visitar estos destinos de Centroamérica, visitas que me han enamorado a pesar de quedar poca cosa del legado maya, y que una vez allí te olvidas de las distancias recorridas para llegar hasta allí o de los madrugones que me he metido en todo el viaje solamente para contemplar estas bellezas. Tengo la suerte de contar con grandes experiencias viajeras, pero estas visitas junto al Machu Picchu, Perito Moreno, Taj Mahal y Persepolis en Irán, son sin duda de las mejores experiencias de mi vida y que nunca olvidaré! 

LO PEOR DEL VIAJE

* Como decía antes, Guatemala y Honduras son destinos "relativamente baratos" para un bolsillo europeo, pero hay que reconocer que me esperaba un país mucho más barato dado el nivel de vida de los guatemaltecos, y muchas cosas me han parecido muy caras en relación a su calidad, sobretodo los alojamientos, y eso que he visitado el país en temporada baja. Recomiendo reservar con tiempo el alojamiento, sobretodo en la ciudad de Antigua, porque me ha parecido bastante carillo.

* El tráfico en todo el país y el estado de las carreteras, y es que cruzar su capital Ciudad de Guatemala te puede llevar tranquilamente 3 horas y es desesperante. Las carreteras por su parte no están en muy buen estado, demasiados baches y socavones y para más inri apenas se puede correr porque cada 200 metros nos encontramos badenes que te obligan a frenar y reducir la velocidad, cuando no te encuentras obras en las carreteras y tienes que estar mucho tiempo parado, y todo hace que los trayectos sean muy largos y tediosos, ya que recorrer apenas 200 kms. se puede convertir en una odisea de 7 horas tranquilamente... una locura!!

* El regateo casi para todas las cosas, hasta para comprar un enchufe!! Y es que si no vas con vista y haces caso al primer precio que te dicen, te las meten dobladas y como quieren! En los mercados hay que regatear bastante para intentar pagar un tercio del precio que te dicen originalmente, en los supermercados hay que intentar fijarse en los precios de las etiquetas o de los envoltorios porque cuando llegas a la caja para pagar te dicen otro precio totalmente diferente, etc... pero si el primer día vas con las ideas claras y te lo tomas con humor, es díficil que ya caigas en su trampa. Eso si, si quieres comprar souvenirs o artesanía, mejor que no tengas prisa porque vas a tener que regatear de lo lindo, porque son bastante duros en las negociaciones! La verdad es que muchas veces es bastante cansino y agotador el hecho de regatear por cualquier cosa, y eso que a mi me encanta!!

* Algunas tardes de lluvia que he sufrido y que me coincidió con mi estancia en el Lago Atitlán y en Belize, en el primero me impidió visitar todos los pueblos con más calma y menos tiempo, y en el segundo tuve que acortar mi estancia porque las previsiones no eran muy favorables, aunque ya era consciente del riesgo que suponía viajar en estas fechas porque es la temporada de lluvias, y aún así puedo decir que he tenido suerte porque solamente me ha llovido alguna tarde y durante el día he podido aprovechar para hacer mis visitas tranquilamente.

* No poder visitar Xela ni los pequeños pueblos del Altiplano, y es que a la hora de hacer el planning consideré hacer de Panajachel como campo base para no estar cada día moviéndome de lugar, y una vez allí pude comprobar in situ que las comunicaciones entre estos destinos no son muy cómodos, y contratar un transporte privado para un día se salía de mi presupuesto (me pedían 300 $!!), así que con todo el dolor tuve que descartarlo.

* Siempre he dicho que los niños pequeños deben tener una infancia lo más feliz posible, y por pocos recursos económicos que tenga su familia, deben estar escolarizados siempre! Por eso me ha dolido en el alma ver a niños por la calle haciendo de limpiabotas (sobretodo en Antigua), vendiendo flautas de madera y las niñas pequeñas vendiendo pañuelos y otros menesteres. La realidad después de largas horas de conversaciones con la gente local es que Guatemala tiene un gran problema con su natalidad, y es que según su cultura (sobretodo la maya) es muy normal que con 20 años ya tengas que estar casado y con tres hijos, aunque no tengas nada que llevarse a la boca. Como siempre, los más frágiles y los que menos culpa tienen, son los que pagan las consecuencias. Por favor, dejen que los niños tengan su propia adolescencia!!

* La compañía áerea Aeroméxico, es la primera vez que he volado con ellos y por el precio de 207 € que he pagado por mi vuelo no me importa que me metan en la bodega del avión si hace falta, pero la realidad es que me ha parecido una compañía flojilla, ya que si quieres escoger asientos tienes que pagar aparte, no te permiten hacer el check in por la web (almenos en mis vuelos), facturación abren con muy poca antelación, a la hora de embarcar te ponen separados en 5 filas diferentes y yo como viajaba solo me pusieron en la fila 5 que quiere decir que subes de los últimos en el avión, y una vez dentro apenas tienes hueco para dejar tu equipaje, y no me extraña porque los pasajeros mexicanos iban con cinco bolsas de equipaje de mano cada uno e incluso uno llevaba una caja grande con una pizza dentro que había comprado en el aeropuerto ante la pasividad del personal de cabina, y que más tarde se estaba comiendo en su asiento con un olor que echaba para atrás... asientos estrechos, azafatas que podían ser mi abuela, entretenimiento a bordo muy justito y de poca calidad, calidad y cantidad de comida escasa, y encima más vale que tengas una escala un poco larga en el aeropuerto de México porque al llegar tienes que volver a coger tu equipaje de la cinta, te lo inspeccionan individualmente y tienes que volver a dejarlo en otra cinta, y encima tienes que volver a pasar otro control de seguridad... vamos, como si estuvieras viajando a USA, exactamente igual! Yo intento no quejarme mucho porque por el precio que he pagado volvería a volar con ellos otra vez y las veces que hagan falta (aunque no las tenía todas conmigo hasta que pude facturar en Madrid), pero si tuviera que pagar el precio original del billete (1.675 €) estoy seguro que no volaba con ellos, ni por precio ni por calidad de la compañía, pero reconozco que me ha ido genial volar con ellos porque durante meses he estado buscando vuelos que no hicieran escala en USA porque al tener en mi pasaporte el visado de mi viaje a Irán, tengo prohibida la entrada en USA hasta que no tramite el visado americano en la embaja de Madrid, y reconozco que a día de hoy me da mucha pereza y no me apetece gastarme 150 € (y más cuando ya he visitado 3 veces USA) y no es fácil volar a estos destinos sin hacer escala en algún aeropuerto de USA.

BLOGS RECOMENDADOS

Cuando estuve en la organización de mi viaje pude comprobar que existen muy pocos blogs de viajes de viajeros independientes que hayan visitado este tesoro de América Central, aún y así encontré algunos blogs de viajeros que habían estado en Guatemala y que en mayor o menor medida me fueron útiles para organizar mi viaje, que son los siguientes y que desde aquí agradezco su información desinteresadamente (pinchando en el enlace os llevará directamente a su web):

VIAJEROS CALLEJEROS: No creo que necesiten presentación alguna, ya que este blog de mis amigos Vanessa y Roger son los principales culpables de mi viaje a Guatemala cuando mi destino este año iba a ser Canadá, pero gracias a la oferta que publicaron en la web de Mejorvuelo.com de la cual también son los responsables, hicieron que cambiara mi destino de viaje sin dudarlo y así pudiera quitarme la espinita que tenía clavada cuando el año pasado tuve que cancelar mi viaje a Guatemala con los vuelos comprados debido a un problema familiar. Aparte tuvieron la suerte de visitar Guatemala y Honduras recientemente y tienen muy buena información en su blog que me fue fenomenal para organizar mi viaje. Os recomiendo que paséis por su blog donde encontraréis buena información de muchos destinos. 

CON ARENA EN LA MOCHILA: Otro de mis blogs favoritos es el de mis amigos Robert y Ely, grandes viajeros pero mejores personas, donde tuvieron la oportunidad de visitar Guatemala en plena Semana Santa, con abundante información y espectaculares fotografías. Desde que recibí su postal de Guatemala sabía que algún día cumpliría mi sueño de visitarla y al final he podido cumplirlo.

MIL VIATGES: Quizá uno de los primeros posts que leí sobre Guatemala y donde empecé a conocer a mi amigo Jordi, un destino que me atrapó a través de sus relatos y de sus fotografías y del cual empecé a indagar más sobre el destino hasta que dejó de ser un sueño para convertirse en una pequeña obsesión, y es que cuando me entra un destino por los ojos hago todo lo posible por conocerlo. Aunque el viaje que realizó Jordi con su familia es un poco apretado y para mi gusto demasiados lugares para tan poco tiempo, es una buena fuente de información para todos aquellos que buscamos información del destino.

LOS VIAJES DE JUANMA Y CAROL: Aunque no sea un blog muy conocido a priori por la mayoria de viajeros, personalmente es uno de mis blogs favoritos, no solamente por la cantidad de destinos recorridos por esta pareja de viajeros, sino por la buena información que aportan y porque carecen de cualquier tema de carácter comercial, que son los blogs que me encantan y suelo seguir.

LO MEJOR ESTÁ POR LLEGAR: Aunque no conozco a los responsables de este blog, y a pesar de que la mayoría de sus viajes están enfocados a destinos para practicar snorkel o submarinismo, recomiendo mucho una lectura de su viaje por Guatemala, Honduras y Belize, con muy buena información y sobretodo, con un presupuesto aproximado de lo que te puede costar hacer este viaje, y que por desgracia, estos posts monetarios y con presupuestos personales no son muy habituales en los blogs de viajes actuales.


Espero que este laborioso post os pueda ayudar a organizar vuestro viaje a Guatemala y disipar todas vuestras dudas sobre el destino, y solamente me queda recomendaros que conozcáis este pequeño país con un patrimonio y una cultura maya espectacular, y próximamente publicaré el diario de viaje con todo más detallado.


27 de julio de 2017

TALLINN













Conocida como la "Reina del Báltico", Tallinn es la capital de Estonia y la ciudad de la República Báltica más turística con diferencia, una bonita ciudad amurallada rodeada de edificios históricos, callejuelas adoquinadas, coquetas cafeterías y galerías de arte.

Con un bonito casco histórico medieval que se puede recorrer a pie perfectamente en un día, nos encontramos ante una bonita ciudad repleta de miradores y de rincones de cuentos de hadas, una visita imprescindible mientras disfrutamos de nuestro recorrido por las Capitales Bálticas.


FICHA TÉCNICA DEL VIAJE

FECHA: Abril 2.017

DÍAS: 2

DOCUMENTACIÓN NECESARIA

DNI

Pasaporte con mínimo 6 meses de validez, aunque para ciudadanos de la Unión Europea no hace falta.

OTROS DATOS DE INTERÉS

IDIOMA: Se habla el estonio puro y duro, aunque en las zonas más turísticas y sobretodo en la zona vieja de la ciudad hablan el inglés perfectamente.

MONEDA: Desde el 2.011 la moneda oficial es el Euro, abreviado €.

TARJETAS: Se puede pagar con tarjetas de crédito en casi cualquier lugar, ya que esta modalidad está muy extendida a lo largo del país, excepto en pequeños mercados o tiendas de comestibles. Se recomienda llevar algo de dinero en efectivo para evitar estas situaciones.

GUIA DE VIAJE: Mi guia como siempre será la Lonely Planet de las Repúblicas Bálticas, bastante útil y con información bastante actualizada sobre el destino.

TELEFONO: Hay cobertura de teléfono en todo el país, pero conviene tener contratado el roaming.

INTERNET:  Prácticamente en cualquier lugar hay sitios para conectarse y en la mayoría de alojamientos disponen de wifi gratuito. 

SEGURIDAD: País 100% seguro, aunque siempre hay que ir con precaución y con sentido común.

VACUNAS: No hay ninguna vacuna obligatoria.

ELECTRICIDAD: El voltaje es de 230 V y no hace falta adaptador para los enchufes.

DIFERENCIA HORARIA: +1 hora respecto a España.

RELIGIÓN: Mayoritariamente cristianos, aunque hay un gran porcentaje de luteranos y ortodoxos.

EL ITINERARIO DEL VIAJE





















Tallinn es una ciudad que se puede y se debe visitar a pie, ya que su zona antigua y sus estrechas callejuelas impide el paso de los vehículos y es prácticamente toda peatonal, por suerte para los turistas. Para desplazarse a lugares más lejanos se recomienda utilizar el tranvía.

PRESUPUESTO DEL VIAJE

DESGLOSE DEL PRESUPUESTO                                              IMPORTE

Ferry Helsinki-Tallinn con Tallink Silja (IDA)                                                     23,00 €

ALOJAMIENTO                                                                                     28,00 €

TRANSPORTE                                                                                                                      5,50 €

OTROS (COMIDAS, COMPRAS, GASTOS PERSONALES,..)                              38,59 €

Total Presupuesto por Persona                                                 95,09 €

MOVERSE POR LA CIUDAD



















La mejor forma de moverse por la ciudad es caminando tranquilamente sin necesidad de coger ningún transporte público, ya que todo lo más interesante de la ciudad se concentra en el casco histórico, aunque hay algunas visitas que se encuentran alejadas o a las afueras de la ciudad y requiere moverse en transporte público o en coche, como puede ser la estación de autobuses de la ciudad o si queremos visitar el Palacio Kadriorg o el Museo Estonio de Rocca al Mare, entre otras visitas.

La mejor opción es coger el tranvía o el autobús, hay muchas paradas repartidas a lo largo de la ciudad y es posible comprar los tickets en las pequeñas máquinas expendedoras que se encuentran en su interior, siendo su precio de 2 € por persona y trayecto, un precio prácticamente equiparable a otras ciudades europeas como Barcelona y bastante caro para el nivel de vida del país.

TRANSPORTE ENTRE PAÍSES



























Existen varias alternativas de transporte para moverse entre los Países Bálticos, dependiendo del tiempo que tengamos y sobretodo del presupuesto de cada uno, que son las siguientes.

Tren: Es la forma más lenta para trasladarse debido a que los trenes en estos países son muy antiguos y los vagones son muy viejos, la mayoría sin aire acondicionado, poco prácticos y con muy pocas rutas, aunque suficiente para moverse por las capitales más importantes. Una web recomendada para comprar billetes de tren es Rail.cc, aunque desconozco como funcionan los desplazamientos porque no lo utilicé en ningún momento.

Bus: Los autobuses de larga distancia es la alternativa más recomendable para moverse por las Repúblicas Bálticas, ya que disponen de una flota de autobuses muy nuevos, son muy cómodos, con pantallas individuales, wifi gratuito y lo nunca visto, una máquina expendedora en su interior gratuita de cafés y de infusiones a disposición de los clientes y que puedes repetir tantas veces como uno quiera. Por si fuera poco, se pueden comprar los billetes cómodamente a través de sus respectivas webs, ofreciendo muchas rutas diferentes y con muchísimos horarios diferentes, ajustándose al que cada uno crea conveniente, y los precios son muy económicos. Existen diferentes compañías, y las más recomendables son ToksEcolines y sobretodo Lux Express, mi opción escogida.

Mis trayectos con dicha compañía, el tiempo recorrido y sus respectivos importes, han sido los siguientes:

* Tallinn - Riga: Salida a las 07h de la mañana y llegada a las 11h, por un precio de 10 €.

* Riga - Vilnius: Salida a las 09h de la mañana y llegada a las 13:10h, por un precio de 12 €.

* Vilnius - Aeropuerto: Salen cada 20 minutos aproximadamente, el trayecto dura unos 10 minutos máximo y su coste es de solamente 1 € (ampliaré más información en el post de Lituania).

Coche de alquiler: La mejor opción para moverse entre ciudades, ya que un vehículo de alquiler te da mucha libertad de movimientos, te permite llegar allí donde el transporte público no tiene servicio, y no tienes que depender de horarios, además de no resultar muy caro su alquiler en estos países. Por contra, si se viaja en solitario y en invierno como es mi caso, no es muy recomendable ya que el presupuesto se dispara bastante, las carreteras no están en perfectas condiciones debido a las bajas temperaturas que suele haber en estos países, y en las grandes ciudades tienes que estar preocupándote de donde aparcar el coche, así que esta opción solamente la contemplaría si viajas acompañado y en otra época del año. Para alquilar un vehículo en las Repúblicas Bálticas no es necesario disponer del carnet de conducir internacional para conductores españoles.

ALOJAMIENTO DEL VIAJE























OldHouse Hostel. A pesar de ser ciudades muy turísticas, el alojamiento en Tallinn me ha parecido con un precio muy correcto para lo que ofrecen, aunque como siempre hay alojamientos para todos los gustos y sobretodo, para todos los bolsillos. De los tres países que componen las Repúblicas Bálticas, Tallinn es la ciudad más cara con diferencia, aunque si no buscamos muchos lujos es posible alojarse en la ciudad sin necesidad que se nos dispare nuestro presupuesto, aunque comparado con ciudades como Milán, Copenhague o Helsinki que fueron mis destinos anteriores antes de llegar a Tallinn, el alojamiento aquí me ha parecido regalado y un alivio muy grande para mi bolsillo.

Como solamente voy a estar dos noches en la ciudad, decido alojarme en este maravilloso hostel céntrico, ubicado a apenas dos minutos caminando de la Viru Gate y de la Torre Margarita La Gorda, donde disponen de varios tipos de habitaciones y me decido por una habitación compartida de 4 camas individuales y baño compartido. No disponen de desayunos pero cada mañana los dueños cocinan unos crèpes riquísimos para los huéspedes del alojamiento y de forma gratuita, y si te quedas con hambre no hay problema porque en las calles paralelas al alojamiento está lleno de bonitas cafeterías.

Reservado en la web de Booking, la habitación compartida de 4 camas, con baño compartido y sin desayuno incluido, con wifi ilimitado y pagando con Visa, me ha costado 14 € por noche, un precio más que ajustado por un alojamiento de dos estrellas, con una ubicación inmejorable y por el trato y la comodidad que he recibido no solamente por parte del personal del alojamiento, sino por el resto de huéspedes con los que he coincidido durante mi estancia. El Oldhouse dispone de web propia y antes de tu llegada se ponen en contacto contigo via mail ofreciendo un montón de información desinteresadamente. Muy recomendable por precio y ubicación, tanto si se elige una habitación compartida como una habitación privada.

LO MEJOR DEL VIAJE

* Lo fácil que resulta recorrer a pie la ciudad y los lugares más turísticos sin necesidad de utilizar el transporte público en ningún momento, ya que los lugares más interesantes se concentran en el casco antiguo de la ciudad.

* La rica gastronomía del país, aún no estar a la misma altura gastronómicamente que otros países europeos, su influencia rusa y sueca se nota en el país, destacando sus ricas sopas (lo dice uno que no es muy amante de los caldos) y su carne, pero sobretodo de su repostería, una perdición para los más golosos.

* Aunque es con diferencia la ciudad más cara de los tres países que componen las Repúblicas Bálticas, es posible comer bien, hacer alguna visita cultural e incluso tomarse una buena cerveza en alguna terraza céntrica por muy buen precio, ya que a pesar de pertenecer a la Unión Europea y establecer el €uro como moneda oficial, de momento es posible disfrutar del país a precios decentes antes de que se disparen los precios como ha ocurrido en otros países.

* Las visitas más importantes de la ciudad son iglesias, miradores y largos paseos por la ciudad, y de momento estas opciones son gratuitas, y se nota en nuestra cartera al final del día, así que espero que lo sigan manteniendo por mucho tiempo más.

LO PEOR DEL VIAJE

* Nadie duda que es una ciudad muy bonita y es muy recomendable visitarla, pero personalmente pienso que está sobrevalorada y muy explotada turísticamente, y que los precios que nos encontraremos en el casco antiguo nada tiene que ver con el nivel de vida del país.

* Recomiendo no dedicar más de un día a visitar la ciudad de Tallinn, ya que se puede visitar perfectamente en ese intervalo de tiempo a un ritmo tranquilo, o máximo dedicarle un día y medio si nos vamos a desplazar a lugares más alejados de la ciudad, ya que más tiempo en la ciudad es repetir visitas y caer en la tentación de aburrirnos sorteando tanta aglomeración de turistas.

* El Old Town o zona vieja de la ciudad me ha parecido un escaparate al aire libre enfocado solo y para los turistas, ya que a cada paso encontraremos tiendas caras de souvenirs, personajes disfrazados, restaurantes o pequeñas cafeterías que le quita mucho encanto a los rincones tan bellos que atesora la ciudad, así que una vez visitada esta zona recomiendo salirse de aquí y explorar otras zonas fuera de las murallas, mucho más auténticas y con diferencias abismales de precio.

* Aunque las comparaciones son odiosas, de los tres países que conforman las Repúblicas Bálticas, Tallinn ha sido la ciudad que personalmente menos me ha gustado, la que menos me ha ofrecido culturalmente y gastronómicamente, y la más cara de las tres con diferencia.


Y después de esta breve introducción con datos prácticos, empezamos a explorar la bonita ciudad medieval de Tallinn!!


DÍA 1.- HELSINKI - TALLINN

Después de una breve visita a la ciudad de Helsinki y de un cómodo trayecto en barco que ha durado unas dos horas y media aproximadamente, llego al Puerto de Tallinn dando el pistoletazo de salida para explorar y conocer las Repúblicas Bálticas, un destino que hacia un tiempo que tenía en mente y que siempre lo iba postponiendo, y que ahora por fin ha llegado el momento de tacharlo de mi lista viajera.

























Son pasadas las 11h de la mañana cuando desembracamos en la Terminal A del Puerto de Tallinn y a la salida ya hay todo tipo de taxistas esperándonos para llevarnos al centro de la ciudad, aunque si optamos por una forma más económica para llegar podemos coger el transporte público a través del tranvía número 1 que recorre la ciudad de punta a punta, o bien mediante el autobús número 2 que te deja en la Puerta de Viru, inicio del casco antiguo de la ciudad.

En mi caso, como solamente viajo con equipaje de mano y todavía me falta un buen rato para poder hacer el check in en mi alojamiento, decido ir caminando en un corto paseo de 15 minutos desde la terminal de ferries, con tan mala suerte que a medio camino tengo que refugiarme debajo de una marquesina de la cadena de restaurantes Vapiano porque está empezando a caer los primeros copos de nieve sobre la ciudad y empiezo a ilusionarme con poder visitarla bajo un pequeño manto de nieve como he podido ver en muchísimas fotografías de la ciudad, pero pronto mis ilusiones se desvanecen cuando empieza a salir el sol y prosigo mi camino.

Antes de las 12h ya estoy en mi alojamiento, donde me permiten dejar mi equipaje sin problemas, me obsequian con un pequeño mapa de la ciudad y sin tiempo que perder me pongo a explorarla. Como comentaba anteriormente, si solamente disponemos de un día entero para visitar la ciudad es tiempo suficiente para recorrer todos los rincones más importantes de esta bonita ciudad, y si disponéis de más tiempo lo mejor es tomárselo con mucha más calma y disfrutar de todo lo que ofrece la ciudad, fácilmente abarcable a pie.

Lo mejor para empezar a conocer la ciudad es hacerlo desde uno de sus extremos, o bien la Viru Gate (Puerta Viru) o bien desde el otro extremo como es la Paks Margareta (Torre de Margarita la Gorda), así que es indiferente por dónde comencemos porque lo que es seguro es que vamos a pasar por delante de ellas en cualquier momento de nuestro recorrido, así que empiezo por esta última ya que la tengo a escasos dos minutos de mi alojamiento.



Como tengo todo lo que me queda del día de hoy y mañana entero para conocer la ciudad, me lo voy a intentar tomar con calma y repartir las visitas, porque conociéndome voy a querer visitar todo durante el día de hoy y mañana no sabría qué hacer. Una vez traspasada la muralla y la Torre de Margarita La Gorda, que por cierto, se puede subir y funciona como mirador, aunque no lo recomiendo porque hay miradores mucho mejores en la ciudad y encima gratis, empiezo a recorrer la calle Pikk, una de las más conocidas de la ciudad y pasando por lugares tan bonitos como la Iglesia de San Olaf y las 3 Hermanas (Antiguas Casas de Comerciantes) pero que visitaré en profundidad más adelante.

En unos 10 minutos llego a la Raekoja Plats, o lo que es lo mismo, la Plaza del Ayuntamiento. El lugar en sí es bonito, pero nada comparado a otras plazas mucho más bonitas de países como Polonia, Suecia o Alemania.


A la izquierda podemos encontrar uno de los edificios más antiguos y curiosos de la ciudad, la Farmacia del Ayuntamiento, abierta desde el año 1.422 y actualmente es la farmacia en activo más antigua de toda Europa. La visita es rápida, gratuita y no hace falta comprar nada en la farmacia para visitarla, simplemente hay que bajar una pequeña escalera y accedemos al interior de la farmacia, intentaremos guardar el máximo de respeto posible sobretodo con el tema de las fotografías (las dependientas están trabajando y no debe ser muy agradable hacerles fotos) y una vez recorramos la habitación contigua encontraremos estanterías viejas, microscopios expuestos y otros utensilios, así como tarros de cristal con ungüentos y cosas raras a modo de decoración, aunque lo mejor es hacer la foto típica con los tarros de colores reflejando el edificio del Ayuntamiento a través de su ventana.





Doy por finalizada mi primera visita y aunque me encuentro en el corazón turístico de la ciudad, creo que ya va siendo hora de buscar un sitio para comer porque empiezo a tener mucha hambre, así que mi primera opción es acercarme a los bajos del Ayuntamiento dónde se encuentra el restaurante Krugg in Korts, dónde tienen un par de mesas fuera que invita a no quedarte porque hace bastante frio, y la cola para entrar al interior es larga porque está lleno de guiris y hay muy pocas mesas y todas llenas, además que no hay mucho para elegir porque el menú se compone de sopa que te ponen en una cazuelita de barro, y después las típicas empanadillas que tienen envueltas en papel, y para beber disponen de cerveza de la casa o zumo de manzana, y todo esto sin luz porque el local no dispone de electricidad y solamente funciona con velas. Si pasas por allí para hacer un tentempié o descansar un poco de las visitas para tomarte una cerveza pues te lo recomiendo, pero si vas para comer y traes hambre lo mejor es buscar otro sitio, como hice yo. El local es barato, eso sí.



Apenas a 50 metros de allí se encuentra el restaurante más turístico y famoso de todo Tallinn y me atrevería a decir que de todas las Repúblicas Bálticas, porque te lo nombran hasta en la sopa... el famoso Olde Hansa, ubicado en la calle Vana Turg. Para empezar ya tienen toda la parafernalia montada en la puerta con dos RRPP disfrazados de medievales intentando convencerte para que entres a comer, más otro vendiendo peladillas y frutos secos. 

Mi intención no era quedarme a comer pero decidí entrar para ver el local por dentro y ver precios, así que después de entrar y encontrarme en el Castillo del Terror, donde no se veia prácticamente nada de lo oscuro que estaba todo, ver las mesas muy juntas con la luz de las velas y ocupadas solamente por guiris de mayoria asiática, y ver en los precios de la carta que cualquier plato sencillo no bajaba de 10 € y un menú de degustación 42 € aparte la bebida, salí escopeteado de allí!! No he probado los platos y no puedo opinar, pero me parece mucho dinero para el nivel de vida de un país como Estonia, y Tallinn en ese aspecto me ha parecido una ciudad muy turística y con precios muy elevados que no están acorde a su nivel de vida.

De todas formas, a través de la web del Olde Hansa podéis darle un vistazo al restaurante.






De nuevo en la Plaza del Ayuntamiento y antes de llegar a la calle Apteegi, está llena de restaurantes de todo tipo y mucho más económicos, así que para no hacerlo más tarde me decidí por una trattoria-pizzeria que no tenía mala pinta, pero que estaba demasiado vacio. Finalmente una rica pizza de tamaño medio más una cerveza local, he pagado 11,40 € en total.

De nuevo en marcha me pongo a empezar a visitar la ciudad, así que cojo la calle Pikk Jalg y a través de su pequeña cuesta empinada mi primer destino será la Aleksander Nevski Katedraal, situada en la cúspide de la colina de Toompea, esta iglesia ortodoxa es uno de los pocos vestigios del comunismo ruso que permanece en la ciudad, y aunque inicialmente estaba contemplada su demolición por suerte ha podido permanecer en pie, y personalmente es el edificio más bonito de todo el país. La entrada a su interior es gratuita, aunque hay que mantener el respeto en todo momento y no entrar con pantalones cortos ni camisetas de tirantes, las mujeres deben cubrirse la cabeza y está totalmente prohibido hacer fotografías.






Después de esta maravillosa visita, hago una visita rápida al Castillo de Toompea que se encuentra justo enfrente y que actualmente es la sede del Parlamento de Estonia, pero como está todo el párking del edificio llena de coches y no deja hacer buenas fotografías, decido postponer la visita y mañana intentaré visitarlo con más calma, así que sigo ascendiendo un poco más por su entremado de calles estrechas hasta llegar a la Catedral de Santa María, más conocida como "El Domo" o Tooomkirik, se trata de la iglesia luterana más importante de toda Estonia, data del año 1.233 y destaca por su torre de estilo barroco de 69 metros de altura y que es posible visitar a modo de mirador. Su interior alberga una gran colección de escudos colgados en la pared, aunque la mejor sorpresa que me tenía reservada la visita fue llegar en el momento que iba a empezar un concierto de música clásica interpretado por un coro de pequeños estudiantes, y en lo que en principio iba a quedarme para escuchar un par de piezas finalmente fue quedarme a escuchar todo el concierto que duró unos 75 minutos aproximadamente, pero la verdad es que entre el lugar tan acogedor, la buena acústica, la poca y respetuosa gente que estábamos allí y la calidad de la música hicieron que me sorprendiera de este pequeño espectáculo en forma de regalo.







Después de este pequeño placer auditivo sigo recorriendo la zona, apenas hay gente y hace un poco de frio a pesar de encontrarnos en abril, pero estamos en la parte más alta de la ciudad y aquí se nota, así que empieza la ruta de los miradores como le llamo yo, y es que por aquí se encuentran ubicados cuatro miradores  con unas vistas muy bonitas.

El primer mirador que podemos encontrarnos es el de la torre de la Catedral de Santa María que es desde donde vengo, lo que pasa que este mirador es de pago (no recuerdo su precio exacto pero no llegaba a 3 €), hay que subir escalones a través de sus 69 metros de altura y que a estas horas (17h) ya está cerrado.

El siguiente mirador es el de Mirador Kohtu, situado en la calle Khotu y desde tendremos unas bonitas vistas de toda la parte baja de la ciudad, la zona medieval y financiera con el Puerto de Tallinn de fondo. La visita es gratuita y lo mejor es ir por la tarde porque por la mañana con tantos turistas y cruceristas se forma mucho lio y es imposible sacar fotos en condiciones sin darse codazos.





Si caminamos apenas tres minutos por las bonitas calles adoquinadas de la ciudad, de seguida llegaremos al que para mi es el mirador más espectacular de la ciudad y el que ofrece mejores vistas, el Mirador Patkul, ofrece la mejor vista de la maravillosa muralla medieval y de sus torres, de la Iglesia de San Olaf y de toda la Bahía de Tallinn. Para mi es la imagen más repetida y el icono de la ciudad, y las vistas desde aquí son impresionantes. Además, es mucho más ancho y tiene una gran terraza y de todas las veces que pasé por aquí nunca la encontré muy llena de gente, y eso que llegar hasta aquí es gratis. Para mi es la visita más importante de Tallinn y no os podéis ir de la ciudad sin hacer fotos desde este lugar.









El otro mirador que falta se encuentra en los Jardines de la Casa del Gobernador, al lado del Parlamento de Estonia, aunque quizás sea el que peores vistas tiene o menos interesante porque no aporta nada interesante de ningún rincón de la ciudad. Como empieza a hacer frio doy por finalizadas mis visitas desde la colina de Toompea y mañana volveré con más calma, así que vuelvo a tomar el camino por el que vine y en diez minutos estoy de nuevo en la Raekoja Plats (Plaza del Ayuntamiento), con bastante movimiento de gente a estas horas, con muchos turistas cenando en las terrazas de los restaurantes desafiando al frio y tapados con mantas y eso que no son ni las 19h de la tarde.

Aprovecho para meterme en una cafetería en una calle perpendicular a la plaza para tomarme un capucchino calentito. El local es pequeñito con tres mesas y lo regentan unos italianos, está vacio y no hay nadie más aparte de mi, y cuando me lo sirven y voy a pagarle me dice que son 4,50 €!!! En ese momento me sale la vena macarra y le digo que como me puede cobrar ese importe por un triste capucchino, me dice que si me lo hubiera llevado (take away) me hubiera costado un euro menos, así que después de intercambiar varios puntos de vista dejamos de hablar en inglés porque me adivina que soy español, y entre español e italiano empezamos una conversación más calmada, donde acabamos hablando de fútbol, de política y la hipotética independencia de Cataluña, del turismo en la ciudad  y finalmente me acaba cobrando 2,50 € por el capucchino. Aún y así le digo que me sigue pareciendo caro, que en Barcelona no cuesta más de 1,50 € y es más turístico que Tallinn, y como ahora hay buen rollito le digo que mañana me pasaré a desayunar. A veces hay que plantarse antes los abusivos precios a los turistas!!



Cuando salgo de la cafetería ya es de noche, así que me vuelvo caminando tranquilamente hacia mi alojamiento donde a pesar de ser casi las 20h de la tarde todavía no he realizado el check in, así que llego poco después y después de dejar mi equipaje en la habitación vuelvo a salir hacia el centro comercial que se encuentra al lado del Hotel Radisson, donde en la planta baja se encuentra un gran supermercado tipo El Corte Inglés que venden absolutamente de todo y a precios muy buenos, así que aprovecho para comprar bebida para esta noche y algo para cenar y me vuelvo para mi alojamiento, donde después de una buena ducha aprovecho para cenar tranquilamente y relajarme un rato con el wifi del alojamiento, y sobre las 23:30h me voy a dormir, que ha sido un día muy largo y mañana quiero explorar profundamente cada rincón de la ciudad.

DÍA 2.- TALLINN

Hoy dispongo de todo el día completo para explorar a fondo la ciudad, así que una vez recogido mi equipaje me voy en busca de algún lugar para desayunar, ya que no lo tengo incluido en mi alojamiento. Después de desayunar empiezo las visitas por la calle Surtoki, calle próxima a la Torre de Margarita la Gorda y de las murallas de la ciudad, que al mismo tiempo alberga el Museo Marítimo de Estonia y donde es posible subir a lo más alto de la torre para contemplar las vistas del puerto y del casco antiguo, previo pago de su ticket. Yo obvié la visita porque pienso que hay mejores miradores en la ciudad, con mejores vistas y encima son gratuítos.




Sigo caminando por la calle Lai (ancha), una calle comercial llena de coquetas cafeterías, tiendas de souvenirs, galerías de arte y casas medievales, hasta llegar a uno de los iconos de la ciudad, la Iglesia de San Olaf (Oleviste Kirik) que durante la Edad Media fue el edificio más alto de toda Europa con una aguja de 159 metros concebida como punto de referencia para los barcos que llegaban a la ciudad. Hoy en día la altura del mirador de la iglesia es de 124 metros, y cuesta 3 € subir a través de una empinada escalera, aunque visitar el interior de la iglesia es gratuíta. Desde el mirador de la iglesia se obtienen unas vistas maravillosas de la ciudad, yo decidí volver a visitarla más tarde porque a estas horas hacia bastante frio y ya había cola para subir, así que aproveché para visitar el interior de la iglesia.







Una vez finalizada la visita podemos seguir por la calle Lai que es por donde he venido, o coger la calle paralela llamada Pikk (larga) que es la que escogí ayer cuando llegué a la ciudad para llegar al centro de la ciudad. Podéis estar tranquilos que en cualquier momento del día pasaréis por ambas calles aunque no lo tengáis previsto, ya que son las más comerciales y turísticas de la ciudad. En el número 71 de la calle Pikk se encuentra un conjunto de tres casas de la Edad Media llamada "Tres Hermanas", aunque es muy posible que nos la pasemos de largo porque actualmente es un hotel de lujo.






Otros puntos importantes en esta misma calle sería la "Hermandad de las Cabezas Negras" situada en el número 26 de la calle Pikk, y en el número 17 se encuentra la sede del Gran Gremio, aunque actualmente alberga un museo y una galeria de arte bastante interesante. Justo enfrente se encuentra la Iglesia del Espíritu Santo (Pühavaimu Kirik), donde destaca en su fachada exterior un bonito reloj del S. XVII que está considerado el reloj más antiguo de Estonia.











Sigo recorriendo tranquilamente la calle Lai dejando atrás la ciudad baja y empiezo a subir por la Pikk Jalg (Pierna Larga), ascendiendo por su empinada cuesta que me lleva de nuevo a la zona alta donde se encuentra la Colina de Toompea que ya estuve visitando ayer por la tarde, así que aprovecho que estoy en la zona para volver a visitarla tranquilamente aunque con más gente de la que me hubiera gustado.











Una vez en Toompea la primera parada será al Parlamento de Estonia y el Edificio del Gobierno, cerrado a cal y canto para los turistas y custodiado por militares pero que no impide poder hacer la foto del exterior del edificio por su característico color rosa.


Justo enfrente del Parlamento de Estonia se encuentra la Catedral ortodoxa rusa de Alexander Nevski que ya tuve la suerte de visitar ayer por la tarde, así que no dudo en volver a visitarla por dentro otra vez, ya que es maravillosa y con una energía positiva increible! Lástima que esté prohibido hacer fotos en su interior, porque solamente por observar sus mosaicos e iconos ya vale la pena llegar hasta aquí, y es una visita realmente interesante tanto si crees en alguna religión como si no.

Aprovechando el buen tiempo que está haciendo hoy y que el sol está luciendo sobre la ciudad, no dudo en aprovechar para seguir fotografiando el exterior de la Catedral, uno de los edificios arquitectónicos más bonitos que he conocido a través de mis viajes.




Sigo caminando por las estrechas y adoquinadas calles de Toompea sin rumbo fijo, perdiéndome por sus bonitas calles, visitando las coquetas pero caras tiendecitas de souvenirs que hay en esta zona y volviendo a pararme en los diferentes miradores que hay, aunque a estas horas hacer una foto en condiciones es harto díficil por culpa de la masa de turistas que hay, sobretodo tours organizados y cruceristas que disponen de varias horas para visitar la ciudad y que acuden en manada a los puntos más turísticos sin respetar nada ni a nadie, sobretodo los chinos que tienen mi paciencia a flor de piel.

 













Doy por finalizada mi visita a esta zona, aunque esta vez en vez de volver por la calle Pikk Jalg decido cambiar la ruta y volver por Lühike Jalg (Pierna Corta), más que nada porque es como un atajo de escaleras que acorta mucho las distancias y por ver algo diferente a lo que ya tenía visto hasta ahora, así que llego al número 90 que es donde se encuentra el "Jardin del Rey de Dinamarca", que separa la Colina de Toompea con la ciudad baja, y que es un gran patio medieval con un bonito mirador gratuito del que dicen que fue el lugar de acampada del Rey Valdemar II de Dinamarca y sus tropas antes de la conquista en el año 1.219 de Toompea. Es un lugar relajante y un pequeño oasis de tranquilidad para escabullirse de la aglomeración de gente que puedes encontrar por las calles.








Después de la relajante visita y de estar un rato haciendo fotos a otros viajeros que me lo habían pedido, decido bajar por las escaleras de la Lühike Jalg hasta llegar a la Iglesia de San Nicolás (Niguliste Kirik) donde me la encuentro cerrada y sin aviso que esté previsto su apertura a corto plazo, así que sigo paseando tranquilamente hasta llegar de nuevo a Raekoja Plats (Plaza del Ayuntamiento), donde aprovecho para volver a entrar al restaurante Krugg in Korts a pesar de ser relativamente pronto para comer ya que no son ni las 13h pero el restaurante se encuentra ya petado de turistas, así que para entretener el hambre decido comprarme una de sus empanadillas para no irme de la ciudad sin probarlas (1,5 €) y me la como tranquilamente por la calle mientras voy recorriendo rincones de la ciudad que todavía no había pisado.

















Mientras voy paseando sin prisas y visitando las pequeñas tiendas que se cruzan en mi camino en busca de algún regalo original y no muy caro para la familia donde solamente encuentro los típicos souvenirs a precios un poco altos, finalmente en la calle Rataskaevu encuentro una pequeña tienda que puede pasar desapercibida y regentada por una simpática mujer mayor, donde venden productos pintados a mano, ya pueden ser tazas de desayuno, platos, pequeños cuadros, articulos de menaje, ... con la característica común que todo está pintado a mano por esta mujer y se pueden encontrar detalles muy bonitos, así que no me importa gastarme algo más de dinero que un simple souvenir en un recuerdo muy bonito y que encima decora en cualquier rincón de tu casa. Desconozco el nombre de la tienda pero se encuentra al principio de la calle y tiene una pequeña ventana a modo de escaparate y en su interior tienen detalles muy bonitos y no es muy caro.

Doy por finalizadas las visitas en esta zona de momento y caminando llego de seguida a uno de los simbolos de la ciudad, "Las Puertas de Viru" o las Viruvärav, destacando sus dos torres y separando las dos zonas más importantes de la ciudad, por una parte la ciudad nueva y moderna con grandes hoteles y tiendas comerciales, y la otra zona es la de Vanalinn o ciudad vieja, la parte más comercial y turística de la ciudad, donde predominan las pequeñas calles estrechas llenas de cafeterías, tiendas de souvenirs y galerías de arte.




Son más de las 14h de la tarde y todavía no he comido, así que como el hambre aprieta y no quiero perder mucho tiempo buscando un lugar para comer, justo al lado de las torres de Viru se encuentra una cadena de comida rápida llamada Hesburger y que ya había visto en Helsinki, no soy muy amante de estos locales ni de este tipo de comida pero cuando estoy de viaje y por cambiar un poco me apetece probar, y en este caso la odiosa comparación con los Mc Donald's es inevitable aunque no tienen nada que ver, ya que la comida en la cadena Hesburger está bastante buena y un menú normal con patatas fritas y bebida incluida cuesta 4,60 €. Reconozco que volví a repetir la experiencia de comer en un Hesbuger en Riga.


Después de comer y aprovechando la cercanía a escasos metros de mi alojamiento, fui a dejar la bolsa con las compras que había realizado, descansé un poco mientras aprovechaba para contestar algún mensaje con el móvil con el wifi del alojamiento, y a las 16h me puse de nuevo en camino para acabar de visitar lo poco que me quedaba de la ciudad.

Esta vez en vez de adentrarme de nuevo en Vanalinn o la ciudad vieja voy a visitar la zona de Südalinn, nada que ver con lo visto hasta ahora ya que esta zona es la más auténtica, realista y sovietizada de la ciudad, más acorde con el nivel de vida de la ciudad, y donde destacan algunos edificios como la Biblioteca Nacional, la Opera Nacional y los Teatros Dramáticos estonios y rusos de la ciudad.




Las visitas son rápidas ya que solamente hay que recorrer una gran avenida que va desde la Puerta Viru hasta la Colina de Toompea rodeando todo el casco antiguo. De nuevo en la zona antigua aprovecho para visitar la última parte de la ciudad que esta mañana no he visitado, aunque insisto en que son visitas muy rápidas y lo mejor es tomárselo con mucha calma.















Son pasadas las 18h de la tarde y quedan pocas horas de luz, en un principio mi intención es hacer alguna excursión cercana fuera de la ciudad, como al cercano Palacio de Kadriorg o al barrio maritimo de Pirita, pero pronto acabo deshechando ambas ideas porque el primero ya se encuentra cerrado y aunque solamente está a 15 minutos con el tranvía número 1 solamente podría visitar los jardines exteriores, y en el caso de Pirita hace bastante frio como para pasear por la playa a estas horas y por los alrededores del Mar Báltico, así que como todavía me quedan varios días de viaje para visitar Letonia y Lituania no quiero ir con la lengua fuera y prefiero tomármelo con más calma.

La otra opción que tenía pensada era visitar el Centro Comercial Rocca al Mare y el Museo Estonio al aire libre, pero se encuentra a unos 25 minutos en transporte público y cuando llegue me lo encontraré cerrado, y la poca luz que queda en la tarde no me apetece pasarlo en un centro comercial ni mirar tiendas.

Así que cambio de planes y decido visitar de nuevo tranquilamente la zona de Vanalinn e ir despidiéndome poco a poco de la ciudad y aprovechar un poco el tiempo hasta la hora de cenar, así que voy recorriendo de nuevo todo el casco antiguo desde la colina de Toompea hasta volver a la Puerta Viru, mucho más tranquilo que esta mañana ya que a estas horas pocos turistas se ven y los pocos que quedan están en las terrazas de los restaurantes cenando cuando en mi caso sería merendar.

































Sobre las 19:30h de la tarde y ya es noche cerrada así que voy pensando en un lugar donde merendar-cenar, y como me encuentro en la calle Lai paso por delante de un pub que llama mi atención, ya que no solamente sirven copas sino que se anuncian como el local que hace los mejores pancakes del país, así que no tenía previsto merendar este tipo de comida pero mi curiosidad puede más y decido entrar, el local se llama Kompressor y puedo asegurar que fue un acierto total, ya que por 5 € puedes escoger entre una extensa carta de diferentes pancakes que son enormes y seguro que sacian tu hambre, y lo mejor de todo es que son enormes y están buenísimos. Salí de allí encantado y no puedo dejar de recomendarlo, tanto si es para desayunar, merendar o cenar.

De camino a mi alojamiento me voy directamente al centro comercial que hay debajo del hotel Radisson y que ya estuve ayer para comprar algo de bebida para esta noche y algo para desayunar mañana, ya que abandono muy pronto la ciudad y dudo que encuentre alguna cafetería abierta a esas horas.


Así mismo investigo un poco donde debo tomar el tranvía para ir mañana a la estación de autobuses, pero después de preguntar me dicen que el servicio empieza a las 06h de la mañana y mi bus para Riga sale a las 07:00h de la mañana y debo estar un mínimo de 30 minutos antes en la estación, así que decido no arriesgarme y tomaré un taxi hasta la estación de autobuses.

Una vez en mi alojamiento y después de una reparadora ducha, dejo mi equipaje preparado para no molestar a nadie de mi habitación mañana por la mañana, y estoy un rato aprovechando el wifi del hostel mientras charlo con dos chicos nuevos holandeses que han llegado hoy nuevos a mi habitación, y dejo los trámites preparados del taxi con el personal del hotel que me ayudan a solicitarlo sin ningún problema.

A las 23:30h de la noche decido dar por concluido mi día y me voy a descansar un rato, que he quedado que pasarán a recogerme a las 05:45h por mi alojamiento ya que prefiero ser previsor.

DÍA 3.- TALLINN - RIGA

Apenas he dormido mucho porque estaba preocupado en no quedarme dormido y perder mi transporte hacia Riga, así que a las 05:00h de la mañana me he levantado, he desayunado tranquilo mientras me ponía un poco al día del correo y las noticias con el wifi, y a las 05:45h puntual ha llegado mi taxista. Para los que tengan un horario más tarde de salida de su transporte y no quieran ir en taxi, pueden tomar el tranvía número 2 ó 4 en la Puerta Viru con dirección Ülemiste Jaam, y bajarse en la estación Bussijaam dónde la parada está justo enfrente de la estación de autobuses, y el precio del trayecto son 2 €. Si por el contrario vais con poco tiempo lo mejor es no arriesgarse y mejor tomar un taxi, ya que al bus se embarca con antelación y a su hora puntual se pone en marcha sin esperar a nadie. Yo creo que me hubiera dado tiempo ir en tranvía, pero prefiero pagar un poco más y ser previsor por si hay algún problema con el transporte público o no aparece a su hora, además de que no me apetecía a esas horas ir arrastrando mi equipaje por las calles de Tallinn. La estación de autobuses se encuentra en la calle Lastekodu, 46.

Como os decía, mi taxista estaba puntual en la puerta de mi alojamiento a las 05:45h, el recepcionista de mi alojamiento le indicó donde tenía que llevarme porque el pobre taxista a pesar de ser un chico joven no hablaba nada de inglés, me puso el taximetro y sin apenas tráfico me dejó en la puerta de la estación de autobuses a las 06:10h, cobrándome los 5,50 € que marcaba el taximetro por la carrera.

Después de esperar un poco en la sala de embarque de la estación, 15 minutos antes nos avisaron que ya podíamos acceder al andén (mi bus a Riga era el único en ese momento), dejé el equipaje en el maletero a cambio de que el conductor te entrega un comprobante que deberá permanecer contigo y no perderlo porque deberás entregarlo de nuevo a la recogida de tu equipaje, enseñas tu documentación a la azafata para comprobar que estás en la lista de pasajeros y ya puedes acceder al interior del bus, en mi caso fue con la compañía Lux Express y no tienen nada que envidiar a otras compañías de autobuses porque son muy cómodos, con asientos reclinables y pantallas individuales en los asientos, wifi gratuito y lo más importante que nunca había visto, una gran máquina expendedora de café e infusiones gratuita para los clientes, y me sirvió para desayunar y llevarme algo caliente al estómago a esas horas. Por contra, os informo que almenos el bus que tomé yo no dispone de servicio de lavabo en su interior, y si tienes ganas de ir tendrás que esperar a que llegues a tu destino.



El cómodo trayecto hacia Riga me ha llevado 4 horas aproximadamente entre alguna cabezadita y algún rato aprovechando el excelente wifi del bus, dando por finalizada mi primera etapa de las Repúblicas Bálticas con esta breve visita a Tallinn, una bonita ciudad medieval pero sobre explotada turísticamente y aunque aconsejo visitarla en cualquier época del año excepto en verano que no debe caber ni un alfiler en la ciudad por culpa del turismo masivo de los cruceros, también recomiendo no pasar más de dos días en la ciudad si queréis visitarla tranquilamente, aunque si por el contrario os gusta madrugar y aprovechar el tiempo cuando estáis de viaje, con un día entero es suficiente para visitar Tallinn sin problemas.

En el siguiente post os hablaré de Riga, la capital de Letonia, y que personalmente me gustó mucho más que Tallinn.

Hüvasti, Tallinn!!!