31 de julio de 2012

JORDANIA




Oficialmente llamado Reino Hachemita de Jordania y ubicado en Oriente Próximo, y limitando con países actualmente conflictivos como Irak o Síria, Jordania quizá sea el país que goza de mejor salud después de las revueltas de la Primavera Árabe.


Si quieres conocer la amabilidad y hospitalidad del pueblo árabe, si quieres sentirte como un aventurero en la ciudad nabatea de Petra, o sentirte como Lawrence de Árabia en el desierto de Wadi Rum, no puedes perderte este impresionante país llamado Jordania.


FICHA TÉCNICA DEL VIAJE

FECHA: Noviembre 2.010

DÍAS: 8

DOCUMENTACIÓN NECESARIA

DNI

Pasaporte con mínimo 6 meses de validez.

Visado que se puede tramitar a la llegada al aeropuerto. Su precio es de 10 JOD.

OTROS DATOS DE INTERÉS

IDIOMA: Se habla el árabe en todos los lugares, aunque muchas personas también hablan el inglés.

MONEDA: La moneda oficial es el Dinar de Jordania, escrito JOD. Debido a la fluctuación de la moneda, en el momento del viaje la cotización era 1 € = 1 JOD aproximadamente.

TARJETAS: Se acepta pago con tarjetas en muchos sitios , así como en la mayoría de hoteles de categoría alta (añaden comisión), así que muchos prefieren que le pagues en Cash (efectivo). No hay problemas para sacar dinero en cajeros automáticos.

GUIA DE VIAJE: Mi guia como siempre será la Lonely Planet.

TELEFONO: Hay cobertura de teléfono en todo el pais, pero conviene tener contratado el roaming. Lo mejor es llamar desde locutorios o cualquier local dónde dispongan de un telefono, siempre mucho más barato que usar el móvil, o comprar tarjetas telefónicas en tiendas de comestibles.

INTERNET: Prácticamente en cualquier lugar hay ciber-cafés para conectarse y en la mayoría de alojamientos disponen de wifi gratuito.

SEGURIDAD: País 100% seguro en todos los lugares.

VACUNAS: No es obligatoria ninguna vacuna, pero aconsejable la vacuna de la Hepatitis A y B y Fiebre Tifoeida.

ELECTRICIDAD: El voltaje es de 220 V a 50 Hz con clavijas planas en algunos lados y redondas en otros. Conviene llevarse un adaptador aunque normalmente no hará falta.

DIFERENCIA HORARIA: En el momento del viaje, Jordania es + 1 hora respecto a España.

RELIGIÓN: Mayoritariamente son musulmanes.

EL ITINERARIO DEL VIAJE

Amman - Jerash - Ajlun - Amman - Wadi Musa - Wadi Rum - Madaba - Monte Nebo - Betania - Mar Muerto - Madaba - Amman.


DÍA 1.- BARCELONA - AMMAN
DÍA 2.- AMMAN 
DÍA 3.- AMMAN - JERASH - AMMAN
DÍA 4.- AMMAN - WADI MUSA - WADI RUM - WADI MUSA
DÍA 5.- WADI MUSA
DÍA 6.- WADI MUSA
DÍA 7.- WADI MUSA - MADABA
DÍA 8.- MADABA
DÍA 9.- MADABA - AMMAN - BARCELONA

PRESUPUESTO DEL VIAJE

DESGLOSE DEL PRESUPUESTO POR PERSONA                            IMPORTE

Vuelo BCN - Amman con Alitalia                                                             398,00 €

Transporte Interno                                                                                    60,00 €

Alojamiento                                                                                             213,00 €

Tickets                                                                                                      75,00 €

Otros Gastos (Comidas, Compras, etc.)                                                  87,00 €

Total Presupuesto                                                                                920,00 €

ALOJAMIENTO DEL VIAJE



























Quizás por todas las circunstancias anteriores que rodearon mi viaje a Jordania tuve que reorganizar todo el itinerario de nuevo, así que demasiado tarde para lo que suele ser normal en mi fuí reservando los alojamientos via e-mail. Estos fueron los lugares dónde me alojé y sus respectivos precios, sin margen de negociación.

* Amman: Arab Tower Hotel. El primer alojamiento reservado desde España y dónde me iba a alojar las primeras tres noches, ya que la primera llegaba de madrugada y no me apetecía buscar a esas horas. Reservado a través de la pagina de Booking y su precio fue de 20 € la habitación doble, con aire acondicionado y desayuno incluido, además de wifi gratuito. El hotel está aceptable por el precio, pero las habitaciones y sobretodo su baño era de lo peor que he vivido en mi experiencia como viajero, ya que por no tener, no tenía ni toallas. Lo mejor es su ubicación, en el Downtown y en la calle Al Hashimi, dónde está lleno de casas de cambio de moneda, restaurantes, comercios, mercados, ... pero al lado de una mezquita que fue mi pesadilla cada día a las 5h de la mañana cuando llamaban a los musulmanes a la oración... uff!! Lo único bueno del hotel es que su dueño y su personal lo compensan enormemente con su amabilidad y hospitalidad. No lo recomiendo porque pienso que debe haber de muchos mejores.

* Wadi Musa: Hotel Petra Inn. Quizás el gran descubrimiento y el gran acierto del viaje. Estuve alojado tres noches. Situado a 50 metros de la estación de autobuses, así que a mi llegada a Wadi Musa ya estaba al lado del hotel y no tener que coger ningún transporte y el trato fue más que correcto. Pero lo más importante es que el hotel está situado a 200 metros de la entrada principal del recinto de Petra, y es una gran ventaja para poder visitarla por la mañana antes que nadie. Regentado por un amable señor mayor, el alojamiento dispone de wi-fi gratuito y desayuno bastante aceptable y abundante a partir de las 5h de la mañana. Reservado a través de Booking y el precio fue de 35 € la noche. Si no se quiere gastar mucho dinero, y estar cerca de Petra para visitarla al día siguiente, es una muy buena opción.

* Madaba: The Black Irish Hotel. Estuve alojado mis últimas dos noches. Mi primera opción era el Hotel Marian, pero al estar completo me decidí por este igual de recomendable.Regentado por un chico joven muy amable, el alojamiento dispone de wi-fi gratuito y desayuno bastante aceptable. Quizás su punto débil es el baño, pero está bastante aceptable. Próxima a la avenida principal llena de comercios, restaurantes y pastelerías y a dos minutos caminando del Centro de la ciudad, dónde se encuentran la mayoría de comercios y restaurantes. Reservado a través de Booking y el precio fue de 24 € la noche. Si no se quiere gastar mucho dinero, es una muy buena opción.

LO MEJOR DEL VIAJE

* Sin duda y una vez más, la mayoría de su gente. A la que te apartas de las zonas turísticas y te pierdes por sus calles estrechas y empedradas, son muy amables y hospitalarios, dispuestos a ayudarte en lo que haga falta. En las zonas más turísticas, por desgracia te ven como una fuente de ingresos pero apenas intentan engañarte como en tantos otros países visitados.

* La ciudad Nabatea de Petra, es impresionante y se han ganado con todo merecimiento ser una de las Siete Maravillas del Mundo, porque el lugar es impresionante. Si tienes intención de visitar todo como hice yo, acabas exhausto y reventado de andar y andar, pero merece mucho la pena.

* Callejear por el Downtown y las calles de Amman, y poder conversar con los vendedores y sus gentes. No hacen honor a la imagen que nos transmiten (o nos quieren hacer transmitir) cada día de los países árabes cuando vemos la televisión.

* La ciudad de Jerash. Imprescindible añadir esta visita cuando esteis organizando el viaje, porque es impresionante. Las ruínas se conservan en un estado magnífico y para los amantes de la história es un lugar increíble.

* La ciudad de Madaba, es un romanso de paz y un punto estratégico para visitar otras poblaciones del país que merecen la pena, y no estar envuelto en el tráfico caótico de Amman. Además el aeropuerto se encuentra solamente a 16 Kms. de Madaba.

* Visitar el desierto de Wadi Rum, porque es impresionante! Poder recorrer todos los rincones en un Jeep, y sentirte como Lawrence de Arabia por un día, no tiene precio.

LO PEOR DEL VIAJE

* Sin duda, el precio abusivo y vergonzoso del ticket para entrar al recinto de Petra. Los precios para un día es de 50 JOD, el de dos días 55 JOD y el de 3 días 60 JOD. He visitado hasta ahora 6 de las 7 Maravillas del Mundo y es sin duda, junto a Machu Picchu, de las más caras.

* La diferencia de precios entre la población de Wadi Musa y el resto del país. El precio de alojamientos, restaurantes, bebidas y souvenirs muchan veces cuatriplican a las mismas cosas que en el resto del país, y todo porque en Wadi Musa está la ciudad nabatea de Petra. Se recomienda no comprar nada en Petra que puedas encontrar en otros rincones del país.

* La ciudad de Amman, primer contacto del país, que excepto tres o cuatro lugares que visitar ofrece muy poco para ser la capital del país. Se recomienda pasar el menor tiempo posible en esta ciudad.

* La ruta de los Castillos por el norte del país, desde Ajlun hasta Karak, ya que en mi opnión, visto uno es visto todos, porque carecen de interés alguno y están muy separados uno de otros. Mi recomendación es que no intentéis ver todos porque no vale la pena.

Después de los highlights del país, poneros las mochilas que nos vamos rumbo a Jordania!!


DÍA 1.- BCN - AMMAN

Después de un viaje un poco largo, ya que mi vuelo con la compañía Alitalia salía a las 18:45h de la tarde y hacía escala en Roma, finalmente llegué al aeropuerto Queen Alia de Amman a las 02:00h de la mañana. 

Una vez recogido mi equipaje y cambiado 20 € en dinares en la única casa de cambio del aeropuerto que abrieron justamente con la llegada de nuestro vuelo, fui a la tramitación del Visado para la entrada al país.

Dicho trámite es muy fácil de realizar, ya que te vas a la ventanilla indicada, entregas tu pasaporte al Oficial de turno, y previo pago de 10 JOD te ponen un bonito sello en tu pasaporte.

Tenía entendido que si formabas un grupo mínimo de 6 personas que viajaran juntas, tenían el Visado gratuíto. Yo no pude tener acceso porque no pude encontrar a 6 personas dispuestas a ello, ya que solamente coincidí con un grupo de unos 50 italianos que viajaban por agencia y que ya tenían los trámites del Visado realizados antes de la llegada. Desconozco si ésta fórmula de Visado gratuíto continúa todavía vigente a día de hoy.

Una vez que llegué a la terminal de llegadas, en teoría debería estar esperándome el transfer que había contratado con los del hotel, ya que a esas horas de la madrugada no me apetecía nada ponerme a negociar y regatear con los taxistas. Allí no había nadie esperándome, así que llamé al hotel y me dijo que no me moviera que estaba llegando el taxista.

Por lo visto a las 3h de la mañana y sin tráfico alguno, el taxista tuvo tiempo de todo menos de venir a buscarme, porque apareció a las 3:30h y después de una hora de trayecto llegamos al hotel a las 4:30h de la mañana pasadas.

A eso hora ya le dije al recepcionista que no me apetecía nada hacer el check-in y que lo dejarámos para mañana, que me diera las llaves de la habitación que quería meterme en la cama. Después de una ducha y de meterme en la cama, no contaba con que poco después había la llamada a la oración a los musulmanes en la mezquita a 100 metros de mi hotel. Eran las 5h de la mañana!!!! Así que acordándome de Alá y de Mahoma y de sus respectivos, ya me quedé despierto y a las 8h ya estaba desayunando en el hotel y a las 8:30h en la calle pateándome la ciudad.

Lo primero de todo fue hacerme con dinares en una de las muchas casas de cambio que hay a lo largo de la calle Al Hashimi y dónde no cobran comisión.




La primera parada fue en la famosa Ciudadela, o conocida como Jebel al-Qala'a, dónde llegué después de parar a un taxi en plena calle y negociar el trayecto, que fue de 2 JOD. Compré el ticket en la taquilla por 2 JOD y para dentro!! Desde la Ciudadela se puede divisar toda la ciudad de Amman.






Después de visitar la Ciudadela, me bajé andando toda la colina hasta llegar a la Mezquita del Rey Hussein, inconfundible por su cúpula azul, que es enorme y muy bonita, de la que dicen que puede albergar a más de 7.000 fieles dentro de ella. 
A esas horas no dejaban entrar a turistas, así que con todo el morro cogí, me quité mi calzado y lo dejé a un lado, entré dentro de la Mezquita y me puse en un rincón sin molestar a nadie y contemplando como rezaban. Fue una buena experiencia, la lástima fue que durante más de media hora tuve que tragarme un olor a pies impresionantes de toda la gente que estaba allí descalza y rezando!!



Después de la experiencia, cogí un taxi hasta la zona de Al Hashimi, en el Downtown y cerquita de mi hotel, dónde estuve visitando el mercado diario de frutas y verduras y teniendo mi primer contacto personal con los habitantes del país, ya que estuve charlando con ellos y os puedo asegurar que son gente muy amables, honestas y hospitalarias, y que para nada se corresponde con la imagen que nos quieren vender en las noticias sobre los países árabes.









Después estuve un rato mirando tiendas y en una un chico muy amable me invitó a sentarme junto a él mientras nos tomamos un té juntos, y me enseñaba como realizaba las famosas botellas de arena para los pocos turistas que pasaban por la zona. 

El proceso de elaboración es impresionante, es increíble como con una botellita vacía la iba llenando con arena de colores y al mismo tiempo iba haciendo el dibujo dentro de la botella; así que cómo yo no iba a volver a Ammán al final de mi viaje, no pude caer en la tentación de comprar unas cuántas botellas de arena para la familia y amigos, y que es un bonito detalle para regalar y seguro que quedas genial con toda tu gente. 

Después de todo ésto me fui en busca de un lugar para cenar, porque con la tontería de hacer las visitas y hablar con la gente, todavía no había comido nada en todo el día desde la hora del desayuno.

Me comí un kebab en uno de los muchos restaurantes que hay en la zona, y prontito me recogí para el hotel, que entre mi hora de llegada la noche anterior y el "concierto" de la Mezquita a las 5h de la mañana, estaba que me caía de sueño.

DÍA 2.- AMMAN - JERASH - AJLUN - AMMAN

Hoy mi intención era no madrugar mucho y tomarme las cosas con más calma, pero a las 5h de la mañana empezó otra vez la llamada a la oración y no tuve más remedio que levantarme porque no había quién pudiera dormir. Aproveché que tenía wifi desde mi habitación para conectarme un rato a internet para hacer tiempo hasta la hora del desayuno, y después de desayunar me puse a negociar con un taxista en plena calle para que me llevara a visitar Jerash y me trajera de nuevo a Amman.

En el hotel la misma excursión me pedían 50 JOD, así que después de un largo regateo en plena calle, acordamos hacer la visita a Jerash, la espera y después traerme por 20 JOD. Hay la posibilidad de llegar a Jerash desde la estación de autobuses en un bus compartido, es decir, que no salen hasta que se ha llenado, y el billete cuesta 3 JOD. Yo no quería perder tiempo y por eso negocié con un taxista.

A las 9:00h de la mañana ya estabamos de camino a Jerash, situada a unos 45 minutos de Amman. Cuando llegamos al párking del recinto le dije al taxista que me esperara allí hasta que yo terminara la visita. Cuando entré en el recinto no había nadie en las taquillas, estuve esperando por si volvían en breve para comprar el ticket (7 JOD) pero allí no aparecía ni el tato y toda la gente iba entrando sin pagar, así que me dije: "Allí dónde fueres, haz lo que vieres".... y me metí dentro sin pagar.

Lo siento, más no podía hacer, en todo caso si me decían algo no tendría problemas en pagar el ticket, pero en ningún momento nadie me pidió nada.

Solamente entrar te encuentras con el Arco de Adriano o más conocido como el Arco del Triunfo, de 13 metros de altura y construido en el año 129 d.c. para honrar la visita del emperador Adriano.


Detrás del Arco de Adriano nos encontramos el Hipódromo, un recinto deportivo de 244 metros de largo x 50 de ancho y que en su época gloriosa podía albergar hasta 15.000 personas.



De aquí ya vamos directos al Cardo Maximus, que es la calle de las Columnas, y fue la via principal de la ciudad y tiene 800 metros de largo desde el Arco del Triunfo. Pasear por esta zona te hace retroceder en el tiempo y es fácil imaginarse a la multitud de gente trasladarse en carros tirados por caballos.




Uno de los puntos más importantes de la visita es el Foro o la Plaza Oval, que es impresionante y es increíble su estado de conservación a pesar del paso de los siglos.





Hay muchas más zonas de interés, pero tampoco quiero cargarlo de mucha información porque se puede conseguir fácilmente por internet o con una guía de viajes, solamente puedo decir que Jerash, junto a Petra, son de las mejores visitas que pude hacer en mi estancia en Jordania, y que a cualquier persona que tenga un mínimo de interés por la história y la cultura, Jerash le va a encantar igual que a mi, que estuve cerca de 4 horas visitando todos sus rincones.





Cuando acabé la visita me estaba esperando el taxista en el párking, según habíamos acordado. De allí nos fuimos directo al Ajlun, dónde la única visita interesante era uno de los castillos del desierto.

Tardamos unos 40 minutos desde Jerash, y el castillo se visita en 10 minutos y la entrada cuesta 1 JOD. Personalmente la visita es prescindible.

De aquí pusimos rumbo a Amman, y antes de dejarme en el hotel le dije que me llevara a la calle King Hussein que se encuentra cerca de la estación de autobuses de Abdali, porque quería comprar mi billete de autobús para al día siguiente marcharme a Wadi Musa, dónde tenía intención de quedarme 3 días, y visitar la ciudad de Petra con calma, así como el desierto de Wadi Rum.

El billete de autobús para Wadi Musa ida y vuelta me costó 16 JOD con la compañía JETT Bus, y solamente hace falta comprarlo en sus oficinas y presentar el pasaporte. La hora de salida era a las 06.00h de la mañana desde la misma puerta de las oficinas y la vuelta a Amman sería a las 16:00h de la tarde desde la estación de autobuses de Wadi Musa, que está al lado del hotel que tenía contratado.

El trayecto es de 3 horas y media, con una parada intermedia en un área de servicio de 20 minutos.

Con mi billete de autobús me fui en busca de mi taxista que me estaba esperando dentro del coche en doble fila, y nos fuimos para el hotel. Al llegar le pagué lo acordado más una propina que le di, que se lo tenía bien merecido, no solamente por las esperas y lo buen profesional que fue, sino sobretodo por su honradez, que es algo que valoro mucho en las personas.

Después de una breve visita en mi hotel, salí a dar una última vuelta por Amman antes de que anocheciera, y estuve visitando otro mercado, despidiendome de la gente con la que había estado tomando un té el día anterior y visitando por fuera la mezquita, no es que tuviera mucha ilusión, pero no quería quedarme con la curiosidad de saber cómo era el lugar que no me dejaba dormir ningún día mientras estuve en Amman!!







A las 21h llegué de nuevo al hotel, me duché y me apalanqué un rato porque estaba muerto, y me di cuenta que todavía no había comido nada desde la hora del desayuno, así que estuve un rato con el personal súper amigable del hotel conversando de fútbol (ésta gente en general es una forofa del fútbol y lo viven con más pasión que nosotros) y estaba tan agusto con ellos que me ofrecieron cenar con ellos en el hotel un impresionante y típico mensaf, que es el cordero de toda la vida nuestro, pero que está ríquisimo!!

Y así con la tontería y con la buena compañía, me fui a la 01:00h de la mañana a dormir!!



DÍA 3.- AMMAN - WADI MUSA - WADI RUM - WADI MUSA

Hoy el día empezaba muy pronto, ya que debía coger el autobús en las oficinas de JETT a las 06.00 h de la mañana! Así que a las 4h ya estaba arriba antes de que la llamada de la oración me despertara, hice todo mi equipaje, bajé a desayunar porque la noche de antes el dueño se empeñó en que desayunara antes de irme, aunque oficialmente no abrieran la cocina hasta las 7h me dijo que prepararían algo especial para mi, y es de agradecer que a esas horas se molesten en levantarse solamente para prepararme el desayuno.

Reconozco que el hotel era uno de los más cutres que me he alojado en mi vida, pero la atención y la amabilidad del personal suplían con creces todas las carencias del hotel y me hicieron sentir muy agusto.

Después de desayunar y recoger el equipaje, cogí un taxi en la misma puerta del hotel y pusimos rumbo a Abdali, dónde debería salir el autobús. A las 05:15h no había nada de tráfico en la ciudad y apenas había gente por la calle, así que a las 05:30h ya estaba allí esperando de los primeros. El trayecto del taxi me salió por 2 JOD.

Poco a poco empezó a llegar más gente, la mayoría jordanos, y poco más de las 6:00h partimos hacia Wadi Musa, dónde llegamos sobre las 10h de la mañana. El hotel reservado era el Petra Inn, que se encuentra justo al lado de la estación de autobuses y a dos minutos de la entrada al recinto de Petra.

Evidentemente que todavía no tenía la habitación preparada y no podía hacer el check in hasta las 12h, así que dejé mi maleta en consigna, salí a la calle y me puse a buscar un vehículo para que me llevara en ese mismo momento al desierto de Wadi Rum.

Encontré un taxista joven y muy majo, y después de estar regateando un rato, acordamos que me llevaría a Wadi Rum que estaba a más de una hora de Wadi Musa, haría un tour de 4 horas con un Jeep privado de un amigo suyo mientras él me esperaría fuera, y me llevaría de vuelta a mi hotel de Wadi Musa. En total por todo fueron 60 JOD. No es un precio muy barato pero teniendo en cuenta lo que me pedían los hoteles, que de 85 JOD no bajaban, ya me pareció buen precio.

Así que con todo acordado, nos fuimos sin perder tiempo al desierto de Wadi Rum, famoso por Lawrence de Arabia y por haberse rodado escenas de la película de Indiana Jones.

A las 13h ya estabamos en la puerta del desierto, me presentó a sus amigos beduinos, cerramos el precio y después de tomarnos un té en su haima, cogimos el jeep para visitar durante 4 horas todo el desierto. Solamente puedo decir que esta excursión es impresionante y uno no debe perdersela por nada del mundo, ya que aparte de ver desierto, puedes subir y bajar por grandes dunas de arena, cruzar cañones, observar a los beduinos nómadas como viven en el día a día,.... lo dicho, totalmente recomendable.







A las 19h de la tarde ya estabamos de vuelta en Wadi Musa, me dejó en el hotel y me dió su tarjeta para que le hiciera publicidad a futuros viajeros que quieran visitar Jordania, ya que es un chaval muy majo y muy honesto.

Para quién le interese la información su nombre es Zuhair y su telefono es 0779 712173. Si quereis le podeis decir al recepcionista del hotel que llame por vosotros y en un momento lo teneis plantado allí y negociáis con él. Es muy recomendable.

Después de hacer por fin el check in en el hotel, dejar el equipaje en mi habitación y meterme una ducha para quitarme los kilos de arena que llevaba encima de mi visita al desierto, salí en busca de un lugar para tomar algo y cenar, y la elección no fue muy díficil porque al lado de mi hotel tenía el famoso RED CAVE, un local dentro de una cueva nabatea con música ambiental de fondo jordana y muy buena comida, y dónde probé mi primera cerveza Petra del viaje, y que no sería la última. No es un lugar barato, y por una cerveza te clavan 6 JOD.

Allí mismo conocí a Mirco, un chico italiano que también viajaba en solitario y que casualmente estaba alojado en el mismo hotel que yo, y que había venido también en el mismo autobús que yo desde Amman pero que no nos habíamos visto. Estuvimos charlando de viajes y de todo en general, y quedamos para el día siguiente visitar juntos Petra.

Después de la agradable compañía, a las 23h mi cuerpo ya no podía más y me fui a dormir, que al día siguiente me quería despertar a las 4:30h de la mañana para visitar Petra antes de que llegaran los turistas.

DÍA 4.- PETRA

A las 4:30h ya estaba despierto, había dormido del tirón y por primera vez en todo el viaje no me había despertado nada ni nadie, así que pude descansar bastante. El desayuno era a partir de las 5h, así que después de ducharme y preparar mi mochila, bajé a desayunar y poco después llegó Mirco, así que después de desayunar nos fuimos hacia el complejo de Petra.

Las taquillas abrían a las 5:30h, y allí estabamos de los primeros esperando. La entrada no es nada barata, sobretodo comparado con otras Maravillas del Mundo, y la verdad es que se aprovechan bastante.

La entrada para un día cuesta 50 JOD, la de dos días cuesta 55 JOD y la de 3 días cuesta 60 JOD. Yo finalmente cogí la de dos días. Muy importante es llevar el pasaporte con vosotros porque os lo pedirán cuando compreis la entrada. Poco antes de las 6:00h ya estaba caminando por Petra de los primeros y sin nada de turismo, solamente unos cuántos viajeros valientes que preferimos madrugar y visitar los sitios por libre.

Petra Mapa 001

Desde la entrada de Petra hasta El Tesoro, hay que hacer un trayecto por un camino sin asfaltar por una impresionante garganta, estrecha y profunda de 1.200 metros, más conocido como El Siq. El trayecto lo hicimos prácticamente solos, parándonos a hacer fotos a cada momento.




Llegamos al Al-Khaznez, más conocido como El Tesoro, realmente especial es el momento en el que se empieza a divisar por la grieta del Siq.





Después de estar un rato allí prácticamente solos, ponemos camino hacia Ad-Deir, más conocido como el Monasterio, por dónde pasamos por el Teatro Romano y la Via de las Columnas. El Monasterio está situado casi al final del complejo, es lo más lejano que hay y para llegar allí hay que subir más de 800 escalones tallados en la roca.

Mucha gente no aguanta la subida y hacen la ascensión en burros, pero con un poquito de paciencia y esfuerzo se puede subir bien al Monasterio después de 40 minutos.






Cuando llegamos te das cuenta que vale la pena hacer el gran esfuerzo en madrugar y en llegar hasta allí, porque es impresionante. Nosotros por si no tuvimos bastante, continuamos caminando y subiendo hasta la montaña de El Fin del Mundo, dónde las vistas son todavía mejores y puedes contemplar El Monasterio justo debajo tuyo.






Después de estar un buen rato allí arriba contemplando toda la ciudad de Petra, sobre las 10h de la mañana empezamos a bajar y continuamos las visitas. La siguiente parada fue las Tumbas Reales.








Sin darnos cuenta vimos que eran ya las 14:30h de la tarde y todavía no habíamos comido nada, así que fuimos a uno de los dos restaurantes que hay dentro del recinto de Petra y nos comimos un menú turístico de los que tienen por un precio de 5 JOD, que se compone más que nada de fruta.

Después de comer fuimos bajando y deshaciendo el camino hacia El Tesoro, y a las 17h de la tarde decidimos poner fin a nuestra primera visita a Petra después de estar 11 horas pateando sin parar, y nos fuimos caminado hasta el hotel. Quedamos en vernos otra vez a las 20h de la tarde en el hall del hotel para volver al Red Cave para tomar unas cervezas y cenar. Mientras aproveché para ducharme, descargarme las fotos del viaje en el notebook y descansar un rato, que estaba molido!

Después me fui con Mirco al Red Cave, dónde estuvimos tomando algo y cenando hasta las 23:00h, hora ya de retirarse a dormir que el día había empezado muy pronto y mañana tambien tocaba madrugar.

DÍA 5.- PETRA

Hoy tambien madrugamos igual que el día anterior (y como todos los días del viaje, la verdad), y a las 5:15h de la mañana ya estabamos desayunados y preparados para seguir con las visitas de Petra.

Esta vez como ya teníamos nuestras entradas compradas del día anterior, a las 5:30h de la mañana ya estabamos dentro del recinto de Petra, esta vez si que fuimos los primeros en entrar.

Fuimos caminando por el Siq, haciendo paradas en el camino.



Cuando llegamos al Tesoro, la sensación de estar allí tú solo, sin nadie más y con ese silencio a tu alrededor, es algo mágico!! Al poco de estar nosotros allí llegó un chico inglés, Steven, y después de hacernos fotos mútuamente se unió a nuestra expedición.

El día de hoy iba a ser más light por varios motivos, el principal era que la mayor parte de las visitas ya las hicimos el día anterior, dónde estuvimos más de 11 horas visitando todo sin parar; otro motivo fue que tenía todo el cuerpo lleno de agujetas y las piernas muy cansadas del tute del día anterior, y tampoco me apetecía meterme otra machacada como la de ayer; y el otro motivo es que Mirco no se quería alejar mucho porque sobre las 14h tenía que coger un autobús para Amman y de allí enlazar con otro con destino Jerusalén, dónde le esperaba un familiar.

A mi me propuso acompañarle y visitar Jerusalén juntos, pero no tenía días libres y prefiero conocer Israel en un futuro no muy lejano.




Seguimos visitando más zonas de Petra, como la Tumba del Obelisco y Triclinium de Bab as-Siq, sin olvidarnos del Teatro y la ascensión al Lugar Alto para el Sacrificio.







Cuando bajamos del Altar de los Sacrificios me despedí de Mirco, ya que tenía que irse a coger el bus hacia Jerusalen, y nos remplazamos a vernos en un futuro cercano en Dublín, dónde él vive y dónde es una ciudad que me encanta.

Steven y yo proseguimos la marcha y nos fuimos a un lugar dónde no llegan los turistas, que es arriba del todo de Petra dónde tienes unas vistas del Tesoro debajo tuyo que son impresionantes, y dónde efectivamente, solamente había cuatro viajeros más.







Después de visitar todo, me volví hacia el Tesoro, dónde estuve haciendo las últimas fotos de mi visita a Petra, pero esta vez con miles de turistas llegados de cualquier rincón del mundo. Yo creo que los que no son viajeros y llegan a Petra con un touroperador o agencia de viajes, visitan solamente El Tesoro y de ahí no pasan, y os puedo asegurar que Petra es mucho más que el Siq y el Tesoro.

Esa es la ventaja de viajar por libre y no depender de nadie, que vas a tu ritmo, sin prisas y te organizas tú mismo lo que quieres ver y lo que no sin estar condicionado al resto del grupo que viaja contigo.






A las 16:30h retrocedí mis pasos hasta el Centro de Visitantes de Petra y di por finalizada mi visita a Petra. Han sido dos días muy intensos y la verdad es que estaba muy cansado de tanto tute y me fui directo para el hotel.

Después de ducharme, me fui a una taberna irlandesa que había cerca del hotel, dónde me estuve tomando una Guiness mientras me conectaba un rato a internet con el wifi del local, piqué algo de comer y estaba tan cansado que a las 20h me volví para el hotel, me metí en la cama y ese día ya nadie volvió a saber de mi!!

DÍA 6.- WADI MUSA - AMMAN - MADABA

Hoy el día me lo he tomado con mucha calma. Por primera vez en todo el viaje no he sentido la necesidad de madrugar, así que después de ducharme y recoger el equipaje, he bajado a desayunar tranquilamente y a las 12h he hecho el check out en el hotel.

He dejado mi equipaje en consigna, y como mi autobús de regreso a Amman no me sale hasta las 16h de la tarde, he subido tranquilamente hasta el pueblo y he visitado un poco las pocas tiendas que hay, aunque no he comprado nada, ya que todo lo que ves en Wadi Musa lo puedes encontrar perfectamente en Amman o Madaba por 5 veces menos de lo que te piden aquí.

Me he quedado a comer en un pequeño restaurante local que había por aquí, y cuando he terminado he bajado tranquilamente paseando hasta mi hotel. Para hacer tiempo me he quedado en el hall del hotel con el aire acondicionado leyendo un rato, y a las 15:45h me he despedido del personal del hotel, he recogido mi equipaje y me he ido a la estación de autobuses, que estaba a 2 minutos caminando.

El bus una vez más iba a tope, y la mayoría era gente local. Ha salido puntual a las 16h, y en el autobús he conocido a un chico canario que estaba visitando unos días Jordania, dónde me explicaba que durante el año vive y trabaja en el Congo en una empresa internacional y cuando tiene algún día libre le gusta escaparse para viajar.

Bueno, no hace falta decir que las poco más de 3 horas que duraba el trayecto hasta Amman nos la hemos pasado hablando de viajes y experiencias. Ha sido una manera muy interesante de pasar el rato.

Sobre las 19:30h llegamos a Amman, el bus nos deja en la parada de JETT Bus, que es delante de sus oficinas y dónde lo cogí 3 días atrás. No he dicho nada respecto a esta compañía, pero solamente puedo decir que la experiencia ha sido muy buena, con una flota de autobuses muy nuevos, cómodos, puntuales y con precios muy competitivos.

Me despedí de Luis Alberto, el chico español que he conocido, y solamente bajar del bus te empiezan a bombardear una plaga de taxistas ofreciendo sus servicios. Mi intención era coger otro bus para que me llevara a Madaba, pero un taxista me dice que a esa hora ya no salen autobuses. Yo como no me lo creo mucho, le digo que me lleve hasta la estación de autobuses para comprobarlo, y efectivamente, después de preguntarle al personal de la estación, me confirman que a esa hora ya no salía ningún autobús para Madaba hasta el día siguiente.

Así que tocaba negociar con el taxista, que me sorprendió bastante porque no me costó mucho llegar a un acuerdo. Finalmente desde la parada de JETT bus hasta la estación de autobuses, y de aquí hasta Madaba, lo cerramos en 10 JOD.

Como me pareció una persona muy honesta y bastante enrollada, le pedí precio para que me llevara al día siguiente desde Madaba hasta el Monte Nebo, Betania Más Allá del Jordán y el Mar Muerto, y lo que en principio empezó pidiendome 55 JOD, al final lo cerramos por 26 JOD. Me dejó en la puerta del hotel y quedamos para el día siguiente a las 8:30h, ya que me dijo que no merecía la pena madrugar más porque todos los sitios abrían mínimo a las 9h.

Quedé en pagarle el trayecto de Amman a Madaba al día siguiente junto con el tour, le puse la excusa que no tenía suficiente dinero y que tenía que cambiar al día siguiente, pero en realidad fue una estrategia mia para asegurarme que si quería cobrar no me dejara tirado al día siguiente.

Hice el check in en el hotel Black Irish, la habitación no estaba nada mal y más por el precio de la habitación, pero lo mejor era su ubicación, casi al lado de la avenida principal del pueblo.

Dejé el equipaje y salí en busca de un lugar para cenar, ya que tantas horas en autobús y la tranquilidad del día, me había entrado mucha hambre. Así que no me compliqué mucho, y en la misma calle principal había un restaurante dónde preparaban kebabs, que aparte de hacerlos muy buenos, fue todo muy barato.


Después de cenar, vuelta al hotel y descansar, que mañana me esperaba un planning un poco apretado.

DÍA 7.- MADABA - MONTE NEBO - BETANIA - MAR MUERTO - MADABA

Hoy madrugué una vez más, había descansado bastante después de mi tute por Petra, y a las 7:00h ya estaba desayunando en el hotel. Después de preparar la mochila salí del hotel, y el amigo taxista ya me estaba esperando (la estrategia de no pagarle el día anterior me había funcionado).

Pusimos rumbo hacia el Monte Nebo, situado a 8 Kms. de distancia de Madaba. La entrada cuesta 1 JOD y el lugar es espectacular, desde el mirador ofrece maravillosas al mar Muerto y a toda Palestina (cada vez cobra más fuerza que unos de mis inmediatos viajes debe ser Palestina).

Esta es la montaña en la que Moisés subió por orden de Jahvé para divisar desde lejos la tierra de Promisión antes de morir, y aquí es dónde el profeta estaría enterrado, tal y cómo indica la cruz.

Esta visita tiene un enorme significado religioso, ligado a la tradición religiosa de hebreos y cristianos.






Una vez acabada la visita partimos hacia Betania Más Allá del Jordán, yacimiento famoso porque aquí es dónde Juan Bautista predicó y bautizó a Jesús. Independientemente de la fe religiosa de cada uno, pienso que no está de más visitarlo si se va bien de tiempo.

La entrada cuesta 7 JOD, y desde las taquillas hasta el yacimiento vas transportado en un autobús y con un guia, incluido en el precio de la entrada. En total la visita dura 1 hora más o menos.











Después de esta interesante visita, volví al párking dónde me estaba esperando el taxista y nos fuimos rumbo al Mar Muerto. Hay muchos hoteles y resorts de lujo que pagando una entrada te dejan utilizar sus instalaciones y bañarte en su playa privada, pero a mi me pareció más autentico bañarme dónde lo hacen los jordanos y las jordanas con su burka puesto.

Finalmente me decidí por la playa pública de Amman Beach, y una vez llegados, la entrada a la playa por tiempo ilimitado y el alquiler de una toalla (no llevaba y no me acordé de coger la del hotel) me costó 16 JOD.

El mar muerto es famoso por estar debajo del nivel del mar pero no se debe a su salinidad, sino al alto índice de evaporación del agua. Una vez dentro del agua es imposible hundirse y solamente flotas, y es aconsejable que no te entre agua en los ojos porque después te pica y escuece mucho. Si llevas gafas de piscina mucho mejor.

El ritual antes de meterse al agua es untarse todo el cuerpo de barro, que dicen que tienen propiedades curativas y es muy bueno para la circulación de la sangre, entre otras cosas.






Después de estar hasta mediodía en la playa, di como finalizada mi visita al Mar Muerto y nos volvimos hasta Madaba. Le pagué lo acordado al taxista y nos despedimos con un hasta pronto! Muy buena gente son éstos jordanos, la verdad es que no he tenido ni un mínimo problema en todo el viaje y me han parecido personas muy honestas y con ganas de conversar.

Al principio son un poco tímidos, pero a la que te ganas un poco su confianza, puedes hablar con ellos de todo. A mi me ha encantado poder tomarme un té con ellos mientras hablábamos de temas tan delicados como es el conflicto con Israel y Palestina (solamente he escuchado una versión, espero que pronto pueda escuchar la versión de la otra parte), de lo mucho que aprecian a la reina Rania de Jordania, y de los turistas en general que visitan Jordania. Me he sentido muy cómodo con ellos, la verdad.

Como ya era la hora de comer, me fui a un restaurante recomendado en la Lonely y que acerté de pleno, porque se estaba genial y se comía muy bien, a muy buen precio. Se llama Ayola Coffee Shop & Bar, y está muy cerca de la Iglesia de San Jorge.

Después de comer me fui a mi última visita pendiente, que fue la Iglesia de San Jorge, dónde en el interior se encuentra el mapa - mosaico más grande de Palestina. La entrada al recinto cuesta 1 JOD, y es una visita interesante, aunque en 5 minutos ya lo tienes visitado.




Después de visitar la Iglesia de San Jorge estuve callejeando por las calles de Madaba, una ciudad muy pequeña pero muy acogedora, dónde los jordanos viven en paz y tranquilidad. Estuve haciendo las últimas compras y ya se me hizo de noche, así que me fui en busca de un lugar para cenar y despedirme de la ciudad, ya que al cabo de unas horas me tocaba coger el avión de regreso.







Después de cenar me fui para el hotel, pagué mi cuenta y contraté el traslado hacia el aeropuerto con ellos, ya que me salía el mismo precio que en la calle y almenos con los del hotel tenía más seguridad que pasaran a buscarme. El precio del traslado fue de 15 JOD. Una vez pagada la cuenta, contratado el taxi y acordar la hora que debían despertarme, me fui a mi habitación a preparar todo el equipaje y ducharme.

Acabé conectándome a internet con el wifi del hotel para confirmar que el vuelo de regreso estaba todo según lo previsto y a las 00:30h me metí en la cama para intentar descansar un par de horas.

A las 02:30h me despertaron como estaba previsto, acabé de hacer el check out en el hotel, y al momento llegó el taxi a buscarme para irnos al aeropuerto.

El aeropuerto desde Madaba está a 20 minutos aproximadamente. Una vez que llegué pues a hacer el ritual de todos los viajes, facturar el equipaje, embarcar y esperar a que saliera mi avión con destino Barcelona.

Ha sido un viaje increíble, iba sin muchas expectativas y rodeado de circunstáncias personales un poco extrañas, pero todo ha ido genial y ha sido el punto de inflexión que necesitaba para recuperarme anímicamente, y me he encontrado muy cómodo durante todo el viaje, ya que el pueblo jordano son personas amigables, honradas y muy hospitalarias, y muy lejos de todo lo que nos llega cada día a nuestros oídos sobre el mundo árabe.

Desde aquí solamente os puedo recomendar este pequeño pero intenso viaje a través de Jordania, y espero que no sea mi última visita a esa tierra tan maravillosa llamada Oriente Medio.