16 de diciembre de 2015

TAILANDIA



Tailandia, uno de los países más turisticos y visitados del mundo, es una buena introducción para sumergirnos en el maravilloso continente asiático, ya que es un país muy barato y fácil de recorrer si es la primera vez que visitamos Asia.

El antiguo Reino de Siam es un destino exótico, tropical y cultural, cargado de historia que cuenta con innumerables templos y playas de ensueño al alcance de cualquier bolsillo, dónde podremos disfrutar del tan ansiado lujo asiático.

Lejos de ser "el país de las sonrisas" que fue años atrás por culpa del turismo masivo, Tailandia sigue siendo un país muy acogedor y una apuesta segura para pasar unas maravillosas vacaciones antes de dar el salto a otros países del Sudeste Asiático.


FICHA TÉCNICA DEL VIAJE

FECHA: Mayo 2.015 (Tercera visita)

DÍAS: 13

DOCUMENTACIÓN NECESARIA

DNI

Pasaporte con mínimo 6 meses de validez, y visado que se obtiene a la llegada al país para una estancia máxima de 30 días si se llega por avión, y de 15 días si se llega por tierra a través de algunos de sus países fronterizos, como son Malasia, Camboya, Laos o Myanmar. El importe del visado es gratuito.

OTROS DATOS DE INTERÉS

IDIOMA: Se habla el thai, aunque al ser un país tan turístico la mayoría chapurrean el inglés.

MONEDA: La moneda oficial es el Bath tailandés, escrito THB. Se puede cambiar prácticamente en cualquier sitio, y aunque he visitado el país en varias ocasiones, el cambio en el momento de mi última visita fue de 1 € = 39 THB, aproximadamente.

TARJETAS: Se puede pagar con tarjetas de crédito en casi cualquier lugar, aunque en muchos sitios si pagas en cash (efectivo) te hacen mejores precios, sobretodo en alojamientos y mercados, de lo contrario suelen incrementar el precio un 3% correspondientes a las comisiones bancarias. 

GUIA DE VIAJE: Mi guia como siempre será la Lonely Planet para mi primera visita al país, y después he viajado prescindiendo de cualquier guia de viajes.

TELEFONO: Hay cobertura de telefono en todo el país, así que podeis llevaros el telefono móvil. Lo mejor es llamar desde locutorios o cualquier local dónde dispongan de un telefono, aunque os advierto que es carísimo. Existen tarjetas telefónicas internacionales que venden en cualquier tienda de la cadena de supermercados 7 Eleven, que por muy poco dinero te permite realizar llamadas y siempre salen más a cuenta que llamar desde un móvil. En la mayoría de hoteles tenéis las llamadas locales gratuitas.

INTERNET:  Prácticamente en cualquier lugar hay sitios para conectarse y en la mayoría de alojamientos disponen de wifi gratuito.

SEGURIDAD: País 100% seguro, aunque siempre hay que ir con precaución y con sentido común.

VACUNAS: Ninguna obligatoria pero se recomienda la vacuna de la Hepatitis A y B, y Fiebre Tifoeida.

ELECTRICIDAD: El voltaje es de 220 V y no hace falta adaptador para los enchufes.

DIFERENCIA HORARIA: En el momento de mi viaje, + 6 horas respecto a España.

RELIGIÓN: Mayoritariamente Budistas, y el 5% restante repartidos entre confucionistas, taoístas e hindúes.

EL ITINERARIO DEL VIAJE

Bangkok - Ayutthaya - Sukhotai - Chiang Mai - Pai - Chiang Rai - Bangkok.



DÍA 1.-   LAOS - CHIANG RAI
DÍA 2.-   CHIANG RAI - CHIANG MAI
DÍA 3.-   CHIANG MAI
DÍA 4.-   CHIANG MAI
DÍA 5.-   CHIANG MAI 
DÍA 6.-   CHIANG MAI - SUKHOTHAI
DÍA 7.-   SUKHOTAI - AYUTTHAYA
DÍA 8.-   AYUTTHAYA - BANGKOK
DÍA 9.-   BANGKOK
DÍA 10.- BANGKOK
DÍA 11.- BANGKOK
DÍA 12.- BANGKOK
DÍA 13.- BANGKOK - KUALA LUMPUR

PRESUPUESTO DEL VIAJE

DESGLOSE DEL PRESUPUESTO                                             IMPORTE

VUELO Bcn - Dubai - Kuala Lumpur con Emirates                                          460,00 €

ALOJAMIENTO                                                                                  205,00 €

TRANSPORTE                                                                                                                  90,00 €

OTROS (COMIDAS, COMPRAS, GASTOS PERSONALES,..)                           300,00 €

Total Presupuesto por Persona                                           1.055,00 €

TRANSPORTE



Existen diferentes formas de llegar a Bangkok desde los aeropuertos, dependiendo de la zona dónde se encuentre nuestro alojamiento y lo cansado que nos encontremos a nuestra llegada al país.

Aeropuerto de Suvarnabhumi:

En Bus: Hay que coger un shuttle gratuito hacia la Terminal de Transporte del aeropuerto, y desde allí existen diferentes alternativas, dependiendo si queremos coger un bus público o un bus directo. El viaje en autobus público hasta la ciudad es muy barato, sobre 40 baths (1 €) pero tiene el handycap que el tráfico en Bangkok es horroroso y podemos tardar en llegar 2 horas tranquilamente.

Si finalmente nos decantamos por el autobús directo, deberemos dirigirnos a los mostradores de la empresa Bor Khor Sor, que ofrecen este servicio desde las 05:40h hasta las 21h interrumpidamente, haciendo breves paradas en el camino. Su precio es de 250 baths aproximadamente (7 €) y suele tardar mínimo una hora, dependiendo del tráfico.

Para más información y rutas, podemos acceder a la web de Bor Khor Sor e informarnos mejor.

En Tren: Personalmente es la mejor opción, más rápida y económica para desplazarte al centro de la ciudad. Desde el aeropuerto simplemente hay que bajar hasta el último nivel y tomar el Rail Link, que tiene varias alternativas:

  • Express Line: Tiene dos líneas que hacen el trayecto directo en dos puntos diferentes de la ciudad: Phaya Thai Line, que conecta directamente con el Skytrain (transporte elevado que recorre todo el centro de Bangkok evitando todo el tráfico), y la otra parada es Makkasan Line, zona dónde están los mejores hoteles de lujo de la ciudad, que conecta con la estación de metro Petchabury (MRT). Ambos trayectos tienen una duración de unos 15 minutos aproximadamente, y la ficha (billete) cuesta 90 baths (algo más de 2 €).
  • City Line: Hace el mismo recorrido que el Express Line, pero va haciendo varias paradas en estaciones intermedias. El trayecto suele durar entre 30-40 minutos aproximadamente, y su precio es de 35 baths (1 €). Es una buena opción si no tenemos mucha prisa.



En Taxi: Es la forma más cómoda de llegar a la ciudad, pero la más cara de todas. Simplemente debemos seguir las señales de "Public Taxi" en el segundo nivel del aeropuerto, y pasar por el stand, dónde enseñaremos la dirección de nuestro alojamiento y allí mismo nos asignarán un taxi, dónde deberemos pagar el importe allí mismo y nos darán un resguardo que entregaremos a nuestro taxista dónde salen los datos de dónde debe llevarnos.

El importe cerrado es de unos 400 baths aproximadamente (unos 12 €) dependiendo de la zona que nos alojemos, pero es muy importante tener en cuenta que en este precio no están incluidos los dos peajes por dónde pasaremos obligatoriamente durante el trayecto y que cuestan 70 baths en total y que siempre debe pagar el cliente, y después aparte la propina al taxista al llegar, que aunque no es obligatorio, son muy bien recibidas y las esperan, y que normalmente suele ser unos 50 baths.

Así que en total nuestro trayecto en taxi nos saldrá por unos 530 baths, unos 16 € aproximadamente, bastante recomendable solamente si se comparte el taxi con mínimo 2 personas más o si no te importa gastarte ese importe por ganar en comodidad y tiempo.

Aeropuerto Don Muaeng:

En Bus: Solamente salir de la terminal de salidas, y previamente indicado por varios paneles, se puede coger el autobús público número 29, que por 21 THB (0,50 €) y 20 minutos después, te deja en las escaleras de la estación de BTS/Skytrain Mo Chit (más conocida porque al lado está el Chatuchak Market) dónde puedes continuar tu viaje hacia la zona dónde tengas tu alojamiento. Es la forma más sencilla y económica de desplazarte, pero no la más rápida de todas.

En Tren: La estación de ferrocarril se encuentra justo antes de la salida de la terminal del aeropuerto, y hace el trayecto hasta la estación de Hua Lamphong, en pleno barrio chino de Bangkok y desde dónde parten trenes a todos los destinos del país. El billete es muy barato pero no hay mucha frecuencia de trenes y los retrasos están a la orden del día. Tenéis más información a través de la web de la compañía.

En Taxi: Es la forma más cómoda de llegar a tu destino, pero no es la más económica y casi nunca es la más rápida. Un trayecto al centro de Bangkok y suponiendo que nos pongan el taximetro (no siempre es así) y dependiendo del tráfico, suele costar entre 200 y 250 THB, aunque si no osponen el taximetro y no queréis cambiar de taxi (os recomiendo que cambiéis de taxi por uno que os ponga el taximetro), suele rondar los 450 THB. Es la forma más fácil de llegar pero la más cara, así que intentar compartir taxi.

TRANSPORTE ENTRE AEROPUERTOS EN BANGKOK




























Bangkok dispone de dos aeropuertos dónde operan numerosos vuelos, pero que se encuentran bastante distantes entre ellos, aproximadamente 47 kms uno del otro. El aeropuerto internacional de Suvarnabhumi (BKK) operan la mayoría de aerolíneas internacionales, y en cambio el aeropuerto de Don Muaeng (DMK) es un pequeño aeropuerto doméstico dónde operan vuelos nacionales e internacionales de compañías low cost o de bajo coste, por eso es muy importante tener en cuenta a la hora de escoger un vuelo saber desde dónde partirá nuestro vuelo.

Para enlazar de un aeropuerto a otro no hace falta desplazarse en taxi ni coger otro transporte desde la ciudad, ya que existe un shuttle o bus lanzadera que enlaza ambos aeropuertos gratuitamente en apenas una hora, dependiendo del tráfico en la ciudad el día que lo utilicemos.

Si llegamos al aeropuerto internacional de Suvarnabhumi deberemos bajar hasta la segunda planta y salir por la puerta número 3, lugar desde dónde parten los autobuses hacia el aeropuerto de Don Muaeng. Si por el contrario necesitamos hacerlo a la inversa, desde el aeropuerto de Don Muaeng saldremos al exterior del aeropuerto (solamente tiene un nivel y no tiene pérdida) y seguiremos las indicaciones de "Airport Shuttle" que se encuentra en una de las puertas de salida del aeropuerto.

El único requisito para beneficiarnos de este transporte gratuito es disponer de un billete de avión que vuele ese mismo día desde el aeropuerto contrario al que nos encontramos, nuestro pasaporte y mostrar ambos documentos al personal que se encuentra ubicado en una pequeña mesita justo enfrente de la parada del autobús, dónde harán las correspondientes comprobaciones y nos tomarán nuestros datos, y acto seguido podremos subirnos y desplazarnos de forma gratuita.

Los horarios del shuttle son los siguientes, así que no hace falta correr porque hay mucha frecuencia, excepto a partir de las 00h hasta las 05h, dónde el servicio no está operativo.



Tenéis más información del shuttle a través de la web del aeropuerto internacional de Suvarnabhumi.

ALOJAMIENTO DEL VIAJE




























* Bangkok: Sleep Withinn Hotel. La primera vez que pisé el país mi alojamiento fue reservado desde España y dónde me iba a alojar la primera noche antes de partir hacia Myanmar. Reservado directamente a través de la web del Sleep Withinn por un importe de 18 € la habitación doble, con aire acondicionado, wifi y desayuno incluido. Alojamiento recomendable excepto su ubicación, en plena Khao San Road, dónde por las noches es imposible dormir a causa del ruido exterior. Si te gusta la fiesta, el bullicio y salir por las noches, no tendrás ningún problema. En cambio si quieres descansar después de una larga jornada de visitas, mejor buscar alojamiento en otra zona. Recomendable, sin más.

Bangkok: Avani Atrium Hotel. Alojamiento reservado por tres noches después de un viaje mochilero recorriendo toda Myanmar, durmiendo en guesthouses y lugares cutres, así que buscaba algo más cómodo y tranquilo para darme un pequeño capricho y comprobar el "lujo asiático" que tanto había escuchado de esta ciudad. Reservado con mucha antelación ya que suelen acabarse las habitaciones rápidamente a través de Agoda y su precio fue de 31 € por noche, sin desayuno incluído (aunque en la misma puerta del hotel hay un 7 Eleven), habitación muy amplia y cómoda, así como todos los servicios del hotel, y su ubicación está en una zona muy tranquila de la ciudad, en la zona de Sukhumvit, con parada de metro a escasos 300 metros y la parada Makassar del Skytrain para llegar al aeropuerto en menos de 15 minutos. El hotel dispone de shuttle gratuito para sus clientes a cualquier punto de la ciudad, y conmigo tuvieron la cortesía de llevarme en taxi privado y gratuito hasta la parada del skytrain con destino al aeropuerto para que tuviera que cargar con mi equipaje lo menos posible. Muy recomendable.

Bangkok: Ratchadamnoen Residence. Pequeño apartamento para tres personas para pasar una noche antes de coger un vuelo hacia Vietnam. Reservado a través de Booking por un precio de 42 € (14 € por persona), compuesto por una cama doble y una individual, baño privado, aire acondicionado y mini cocina. Ubicado a dos minutos de Khao San Road pero en una zona muy tranquila y sin ruido alguno, llena de comercios y restaurantes, y muy cerca de todas las visitas culturales de la ciudad, como el Gran Palacio. La limpieza de las habitaciones son impecables y el personal muy agradable y hospitalario. La única pega es que cuesta de encontrar la entrada del alojamiento la primera vez porque está escondido dentro de un callejón. Muy recomendable.

Bangkok: The Heritage Bangkok. Hotel de 3 estrellas muy céntrico, situado justo enfrente de la parada del BTS de Chong Nonsi, a dos minutos caminando de Patpong o Barrio Rojo de Bangkok. Habitación doble, amplia y con mini cocina equipada con nevera y microondas, mesa, sillas y con terraza, baño privado, aire acondicionado pero sin desayuno incluido, reservado a través Booking a un precio de 25 € la noche. La zona es tranquila y las habitaciones están aisladas térmicamente contra el ruido, así que no hay problema por alojarse enfrente de la estación del skytrain. Cada día hacen cambio de toallas y reponen la bebida de la nevera que es cortesía del alojamiento. Lo mejor es su piscina en la azotea del hotel, que va muy bien para relajarse después de un día duro de visitas y pasar muchísima calor. Hotel muy recomendable, aunque el personal de recepción no destaque por su simpatía.

Bangkok: Little Corner Hotel. Pequeño alojamiento situado a escasos metros de la estación de BTS de Phra Khanong y de la estación de autobuses de Ekkamai, alojándome en una habitación individual con baño privado, aire acondicionado y nevera pero sin desayuno incluido. Alojamiento reservado para las dos últimas noches de mi viaje por Malasia, Laos y Tailandia, por un precio de 16 € la noche. Zona tranquila, llena de comercios y restaurantes, y muy cerca en transporte público de cualquier rincón turístico de la ciudad, destacando su personal amable y servicial. Alojamiento por calidad/precio bastante recomendable.

Chiang Rai: GrandMa Kaew House. Alojamiento ubicado muy cerca de la estación de autobuses y del centro de la ciudad. Reservado directamente en persona aunque se puede reservar a través de Booking por el mismo precio, habitación doble con baño privado, nevera, wifi y aire acondicionado por 14 € la noche, y aunque no entra el desayuno, siempre tienen cosas para desayunar o calentar cortesía de los dueños. Personalmente lo mejor fue la hospitalidad y amabilidad de su dueña, convirtiéndose en uno de los mejores alojamientos que he estado en todo Tailandia. No admiten tarjetas de crédito, así que solamente se puede pagar en cash o efectivo. Muy recomendable.

Chiang Mai: Noble Hostel. He tenido la suerte de alojarme dos veces en este mismo alojamiento, y ambas experiencias han sido muy satisfactorias. Habitación doble con baño privado, terraza, nevera y aire acondicionado, por un precio de 15 € la noche. Su ubicación es perfecta, en una zona tranquila a escasos metros de las murallas de la ciudad (la zona más turistica), llena de comercios y restaurantes, y justo en la calle paralela dónde se celebra el Night Market los fines de semana. Además, al lado del hotel, hay un local dónde alquilan motos con buenos descuentos para los huéspedes del hotel. Se puede reservar a través de Booking, y el alojamiento es recomendable.

Sukhothai: Foresto Sukhothai Ghesthome. Impresionante alojamiento reservado a través de Booking, y gracias a las recomendaciones de María y Héctor Navarro, que se habían alojado previamente y no dudaban en recomendarlo. Bungalow impresionante y muy amplio en plena naturaleza y al mismo tiempo céntrico, con baño privado y todo tipo de detalles, por un precio de 20 € la noche. Solamente estuve alojado una noche para visitar el Parque Histórico de Sukhothai, pero daban ganas de quedarse muchos más días, a pesar de ser de los pocos huéspedes. Alojamiento súper recomendable.

Ayutthaya: Baan Are Gong Riverside Homestay. De los varios alojamientos que llevaba apuntados, me decidí finalmente por este por el precio, ubicación y las críticas favorables, aunque fue de largo el peor alojamiento que he estado en Tailandia. Lo reservé en persona aunque se puede reservar por Booking, habitación doble con baño compartido, y sin desayuno incluido por un precio de 7 € la noche.

Lo reservé porque pensaba estar poco tiempo ya que coincidía con la final de la Champions entre el Barça y la Juventus y sabía que apenas iba a dormir, pero la sorpresa vino cuando me dieron una habitación que parecía un horno de la calor que hacía, sin aire acondicionado, y al estar al lado del rio estaba llena de mosquitos que me acribillaron por todo mi cuerpo a pesar de llevar repelente. Aunque lo peor de todo es que hasta poco antes de empezar el partido no sabía que no disponían de televisión y encima había toque de queda en el alojamiento a partir de las 23h de la noche y ya no se podía volver a entrar hasta las 07h de la mañana, así que por desgracia no pude ver el partido y tuve que "verlo" a través de whatsapp por mis amigos de Barcelona. Lo único que le salva, aparte del precio, es su ubicación casi enfrente de la estación de trenes. Alojamiento nada recomendable por mi experiencia personal.

TIPS VIAJEROS

* Cuando lleguéis a Tailandia por primera vez y necesiteis cambiar algo de dinero, ya sea en los aeropuertos o en la ciudad, evitar las casas de cambio más conocidas y en la medida de lo posible cambiar vuestro dinero en las diferentes oficinas de la empresa Super Rich, que hay diferentes oficinas repartidas por la ciudad. Si llegáis directamente de vuestro país a Bangkok por el aeropuerto internacional de Suvarnabhumi, en la última planta del aeropuerto (dónde se coge el Rail Link) tenéis una sucursal, dónde ofrecen el mejor cambio de toda la ciudad y sin comisiones.

* Recomendable es hacerse con una tarjeta SIM para vuestro teléfono o tablet por si necesitáis hacer llamadas internacionales o disponer de megas para navegar por el país. Solamente cruzar la puerta de salida de la terminal de llegadas, encontraréis varios stands de empresas de telefonía, dónde simplemente es mirar y comparar cual os sale más a cuenta. En mi caso no la necesito porque siempre tiro de wifi.

* Para desplazamientos largos por el país, si no queréis perder mucho tiempo porque vayáis con los días justos, recomiendo que miréis con tiempo los vuelos internos con las compañías low cost Air Asia o Nokair (sobretodo la primera) que tiene muchos más destinos y más ofertas disponibles, y ganaréis mucho tiempo que podréis invertir en muchas visitas.

* Para desplazamientos por el Norte de Tailandia yo personalmente recomiendo hacer uso de los autobuses, ya que muchos son VIP, con asientos muy cómodos, muy baratos y las carreteras están en muy buen estado. Los tickets se pueden comprar en la misma estación minutos antes de partir y sin necesidad de reservar previamente, a excepción de fechas festivas o conflictivas.

* No viajéis con mucho dinero en efectivo encima, ya que existen cajeros automáticos (ATM) en casi cualquier esquina del país, y podréis sacar dinero en cualquier momento (informaros de las comisiones bancarias con vuestra entidad financiera).

* Cuando se viaja en transporte público (autobús) las maletas o mochilas van en el maletero y solamente se permite subir la mochila de mano. Cerrar bien vuestro equipaje y nunca dejéis nada de valor en el equipaje que va en el maletero, es decir, vuestro pasaporte y documentación, dinero, tarjetas, cámaras de fotos o cualquier aparato electrónico siempre en la mochila de mano que va con vosotros y no la perdáis nunca de vista, ya que suelen haber robos a turistas, sobretodo de noche.

* Cuando cojáis un tuk tuk para desplazaros por alguna ciudad o contratar alguna excursión, negociar siempre el precio antes de subir hasta llegar a un acuerdo, y recordad que en Tailandia igual que en la mayoría de países del Sudeste Asiático, se regatea por todo!! Así que no os dé vergüenza y regatear hasta que creas que has pactado un precio oportuno y justo para ambas partes. Excepto la comida, se puede regatear por todo (incluso por la comida también, pero me parece muy ruin hacerlo, la verdad).

* Lo mejor de Tailandia es darse unos buenos masajes tailandeses, los hay de todo tipos, calidad y precios. Los mejores y más baratos te los pueden dar en la ciudad de Chiang Mai, que son una maravilla. Si no tienes la oportunidad de llegar hasta Chiang Mai, en Bangkok los puedes encontrar a patadas, siendo la zona de Khao San Road la más barata y de menos calidad, ya que un masaje mal dado te puede repercutir con dolores de espalda y lumbares durante días (me pasó en mi primer viaje), así que yo prefiero no escatimar en gastos en este apartado y pagar un poco más pero que sea de calidad, así que cada vez que visito Bangkok no desaprovecho la oportunidad de ir a darme un gran masaje en este Spa en el centro de la ciudad, dónde las instalaciones del local, calidad y servicio no tienen nada que ver con un masaje en plena calle de los que dan en Khao San. Si tenéis la oportunidad de comprobarlo y gozar de un masaje aquí, no os arrepentiréis. Y estamos hablando de un importe de unos 16 € por un masaje de hora y media, con buenos profesionales, pijama, música relajante, limpieza impecable y tu taza de té al final de la sesión, todo un regalo para vuestro cuerpo que seguro que necesita mimos.

* No hace falta que vayáis cargados desde vuestro país de origen con todos los artículos de higiene (champú, desodorantes, repelente de mosquitos, etc.) ya que en Tailandia se puede comprar de todo en la cadena de supermercados 7 Eleven y mucho más barato, sobretodo el repelente de mosquitos, ya que los famosos Relec nos cuesta en España un mínimo de 12 € por bote en las farmacias, y en Tailandia venden unos antimosquitos muy recomendados que se llaman Soffell (con sabores de fresa o naranja que no te dejan mal olor en la piel) y que cuesta solamente 52 THB el bote (algo más de 1 €) y os puedo asegurar que son muy eficaces que el Relec y no tendréis problemas con las picaduras.

* Podría dar muchísimos consejos más pero lo mejor es utilizar el sentido común, no hacer alarde de vuestras posesiones personales, y tratar a todas las personas con respeto y humildad, aunque no lleguemos a un acuerdo económico con ellos. Y sobretodo, disfrutar del país!!

COMPRAS Y OCIO




























Aunque pienso personalmente que Tailandia ya no es el paraiso de las compras como lo fue años atrás, ya sea por culpa de la devaluación del €uro o por la calidad de sus productos, todavía es posible hacer algunas buenas compras y traerse algún recuerdo del país sin dejarse el presupuesto.

Los mejores lugares para hacer compras es el Mercado de Chatuchak que se celebra solamente los fines de semana, dónde hay cientos de tenderetes dónde venden absolutamente de todo, desde animales hasta comida, pasando por ropa y muebles. La verdad es que mucho rato allí se hace muy claustrofóbico y agobiante de toda la gente que hay.

Otra opción es visitar el mercado nocturno de Patpong, que se celebra también los fines de semana, y aunque no es muy grande se pueden hacer algunas compras interesantes, lo malo es que está situado en el Barrio Rojo de la ciudad, lleno de burdeles, prostitución, ping pong show, banana show, etc... y es bastante agobiante y siempre salgo de mala leche de allí por culpa del turismo sexual, ya que no soporto ver a viejos europeos o australianos acompañados de menores tailandesas... me pone enfermo!!

Personalmente recomiendo que hagáis una visita al centro comercial MBK, que se encuentra al final de la estación de skytrain National Stadium, un edificio de 7 plantas repartidas por secciones, dónde podréis comprar tranquilos, sin agobios, con aire acondicionado, lleno de cajeros automáticos y una planta entera de buenos restaurantes o food corner, dónde se puede comer y descansar sin salir del edificio y a muy buen precio. Además, tendréis la opción también de regatear los precios, sobretodo en la planta de ropa falsificada, electrónica, y souvenirs, que se encuentran en las plantas 2, 4 y 6, respectivamente.

Aquí os dejo algunos precios orientativos de algunas compras que he podido realizar después de tres visitas a Tailandia, todo depende de vuestras dotes comerciales regateando y la paciencia que tengáis; os advierto que yo soy duro regateando y reconozco humildemente que se me da bien y me encanta "jugar".

- Camisetas de algodón:             100 THB (típicas de souvenirs).
- Camisetas de marca:                180 THB (hay de varias marcas).
- Camisetas de fútbol:                 200 THB (hay de muchos equipos diferentes).
- Vaqueros Diesel, G Star,...       700 THB (hay de varias marcas).
- Polos Ralph Lauren:                 300 THB (hay de varias marcas).
- Pantalones seda mujer:            120 THB (los típicos bombachos con elefantitos).
- Calcetines deporte:                    60 THB
- Calzoncillos (pack 10)               750 THB (si se compran individuales, salen por 100 THB).
- Pantalones Muay Thai:             400 THB (tuve la suerte de sacar 3 de buena calidad por 1.000 THB).
- Pañuelos seda de mujer:          110 THB (comprando mínimo 5 unidades).
- Cojines de seda:                         80 THB (comprando mínimo 6 unidades).
- Bolso de tela hippie:                 130 THB
- Relojes diferentes marcas:     2.000 THB (nunca he comprado porque me parecen caros).
- Estuche vacio de relojes:       1.000 THB (para guardar relojes, de madera y tercipelo, de calidad).
- Auriculares Beats:                     450 THB (son normales, no inalámbricos).
- Auriculares Ipod:                       100 THB (imitación de Apple, pero me han durado un año).
- Palo Selfie:                                200 THB (apenas lo he usado)
- Cargador baterías:                     60 THB
- Buda decoración:                      300 THB (de madera lacado, tamaño grande y de calidad).
- Apsaras decoración:                 250 THB (de madera lacado, tamaño medio y de calidad).
- Máscaras decoración:               250 THB (de madera lacado, tamaño medio y de calidad).
- Kimmidolls:                                  80 THB (típicas muñequitas japonesas de decoración).
- Imanes nevera:                         200 THB (pack de 10 imanes).
- Crema del tigre:                          62 THB (sin regateo, en la cadena Lawson del MBK).
- Jabones de decoración:            250 THB (cestitos de jabones para el baño de decoración).
- Velas aromatizadas:                   50 THB (cajitas de velas individuales que desprenden buen olor).

Seguramente haya realizado más compras, pero ahora mismo no me acuerdo, así que estos son los precios que los compré yo para que tengáis una pequeña orientación, está claro que algunas cosas las habré comprado bien de precio, otras no tanto... y en TODAS seguro que me han timado porque me las han vendido sin problemas después de duros regateos, pero por lo menos no me habrán timado mucho más de la cuenta!!

Aún así, sigo pensando que los mejores precios y las mejores compras se pueden realizar en el Saturday / Sunday Market de Chiang Mai, mucho más barato y los precios no están tan inflados como en Bangkok.

LO MEJOR DEL VIAJE

* Sin duda, lo exótico y diferente que es el país respecto al nuestro, un buen punto de partida para iniciarse en el mundo asiático sin mayor problema y adquirir experiencia para después movernos por otros países muchos más complicados o con menos vocación turistica.

* Lo fácil y barato que resulta moverse por todo el país, ya que al ser un país demasiado turístico goza de cientos de agencias de viajes, innumerables servicios para el turista de cualquier bolsillo y cientos de buscavidas esperando la ocasión para timarte.

* Su excelente gastronomía, y es que el que pase hambre en Tailandia es porque quiere, ya que aparte de sus maravillosos y económicos Pad Thai, puedes comer cualquier cosa y de cualquier país, gracias a su numerosa oferta gastronómica y locales de comida rápida, que yo personalmente no aconsejo comer en Tailandia debido a lo rico que está la comida tailandesa.

* Visitar los recintos arqueológicos de Sukhothai y Ayutthaya, personalmente de las mejores visitas del país, visitando las decenas de templos maravillosos y que muchos viajeros pasan por alto en detrimento de las playas del sur del país.

* La vibrante y bulliciosa ciudad de Bangkok, mi favorita de todo el sudeste asiático y una de mis candidatas en Asia en general, una ciudad que nunca duerme y que no permite que te aburras en ningún momento, ya que puedes pasarte días visitando sus maravillosos templos, callejeando por sus barrios, degustando su maravillosa gastronomía, saciar tu lado más consumista en diferentes mercados o centros comerciales, o simplemente descansando y no haciendo nada en algunos de los miles de alojamientos que hay repartidos por toda la ciudad y comprobar que hay de cierto con lo del lujo asiático a precios más que razonables.

LO PEOR DEL VIAJE

* La gente, y no lo digo como una crítica hacia sus personas, que como en la vida en general habrá de todo, pero que sigan vendiendo Tailandia como lo que fue antaño, "el país de las sonrisas", actualmente me parece desproporcionado y poco realista, ya que muchos de sus países vecinos le dan mil vueltas tranquilamente. Y es que no nos engañemos, exceptuando las zonas más rurales dónde apenas llega el turismo, los tailandeses nos van a ver siempre como un €uro con patas y van a mostrar la mejor de sus sonrisas solamente a cambio de un interés económico.

* La masificación de turismo que hay en el país, su mayor fuente de ingresos, y es que el país ha perdido toda su autenticidad por culpa del turismo en masas que invade el país en cualquier época del año, ya que es un destino perfecto para cualquier circunstancia (destino muy barato, para hacer nuestra primera incursión en el continente asiático, para estrenar nuestra vida mochilera, buenas playas, típico viaje de novios de recién casados, etc.).

* El turismo sexual, uno de sus reclamos turísticos y que el corrupto gobierno tailandés permite sin hacer nada al respecto. Y es que no son pocas las veces que me he pillado un berrinche o mosqueo importante mientras he caminado por zonas como Patpong, Khao San Road o algún mercadillo de la ciudad, y mis ojos han podido presenciar a malditos viejos verdes europeos o australianos cogidos de la mano con niñas tailandesas menores de edad, o en alguna escena que prefiero no recordar, bajo la pasividad y pasotismo de las autoridades locales, y es que el dinero manda mucho más que la dignidad de las personas.

Con esta pequeña introducción nos vamos a Tailandia... Sawadee!!!


DÍA 1.- LAOS - CHIANG RAI.

Después de cruzar la frontera desde Laos a Tailandia a través del paso fronterizo de Huay Xai, como ya os expliqué en el post de Laos, sobre las 11h de la mañana nuestro autobús ya nos estaba dejando en la estación de Chiang Rai, dónde me despedí momentáneamente de Maria porque ella quería buscarse alojamiento tranquilamente mientras yo ya tenía claro dónde quería alojarme.

Mi primer contratiempo fue que el autobús nos dejó en otra estación más apartada de la ciudad (Chiang Rai dispone de dos estaciones de autobuses), así que tenía que dirigirme a la otra estación más céntrica y dónde se encontraba mi alojamiento, pero tenía el problema que estaba recién llegado a Tailandia y todavía no había podido conseguir mis primeros baths, no había ninguna oficina de cambio cerca ni ningún cajero automático para sacar dinero con Visa, y dentro de la estación no cambiaban dinero... así que ya se avecinaba mi primer problema. 

Después de descartar los abusivos precios de los tuk tuks (de 150 THB no bajan), decidí coger las minivans que hacen el recorrido entre ambas estaciones de autobuses (15 minutos de trayecto) avisando al conductor que no tenía dinero para pagarle, así que rápidamente se me ofreció una amable mujer a pagarme mi ticket que costaba la irrisoria cantidad de 20 THB. Después de agradecerle su gesto y hospitalidad, lo mínimo que podía hacer por ella era ofrecerme y cargarle las bolsas de la compra que llevaba a su casa, así que cargado con mis dos mochilas, sus bolsas de la compra y la tremenda calor que hacía, partimos hacia su casa que por suerte estaba en una calle paralela a la estación de autobuses. La buena mujer me ofreció un té con galletas que rechacé amablemente, le volví a dar las gracias por pagarme mi trayecto de minivan y me fui en busca de mi alojamiento, dónde por suerte tenía habitaciones libres y me ofreció la mejor que tenían, que era espectacular y mejor de lo que me esperaba, por tan solo 500 THB.


Después de reponer fuerzas con las bebidas de cortesía del alojamiento que hay en la nevera de mi habitación, y después de una reparadora ducha, la dueña del alojamiento me aconsejó dónde podía obtener mis primeros baths, así como el autobús para hacer mi primera excursión del día.

Chiang Rai es una ciudad no muy grande, la mayoría de viajeros no llegan a ella y muchas agencias de viaje prescinden de ella, y los pocos viajeros que llegamos a ella lo hacemos como comodín para cruzar hacia Laos, como fue mi caso, aunque es posible visitar lo más importante de la ciudad en un sólo día.


Sin tiempo que perder y después de cambiar mis primeros baths, vuelvo de nuevo a la estación de autobuses y gracias a las indicaciones de la dueña de mi alojamiento, cojo el bus que parte hasta el Wat Rongkung, más conocido como el Templo Blanco, que se encuentra a 12 kms. de distancia en dirección Chiang Mai, dónde el billete de autobús me cuesta 20 THB y soy el único farang (turista) que hay en el bus.



Poco después me deja en el cruce y tan sólo debo cruzar la carretera para llegar al Templo Blanco, una surrealista construcción que empezó en 1.997 y que a día de hoy continúa inacabada, dando una sensación de belleza descomunal, lástima que una vez que se visita por dentro pierde mucha de su belleza ya que está inspirado en figura de cómics y películas un tanto surrealistas, que no encajan en nada con la belleza del lugar, pero aún y así la visita es más que recomendable.

La entrada al Wat Rongkung es gratuita y abren cada día de 06:30h de la mañana a 18h de la tarde.




























Como decía, la visita puede resultar un poco curiosa y tétrica, pero la recomiendo mucho de hacer si tenéis pensado visitar la zona. Lástima que en el interior del Templo Blanco no esté permitido hacer fotografías para ver el frikismo en estado puro del lugar.

Son ya cerca de la 15h de la tarde y la calor es importante, así que decido volver hacia la estación de Chiang Rai, y cuando me voy para coger el bus que me lleve de nuevo a la estación, pasa un songthaew (pequeña minivan de color rojas que recorren cualquier punto de la ciudad), le pregunto por el precio hasta la estación de autobuses y cerramos el precio en 15 THB, dónde al subir ya hay un par de asiáticos que van al mismo sitio que yo.

Poco después ya estoy recorriendo de nuevo las calles de Chiang Rai, que a pesar de no ser muy grande (unos 60.000 habitantes), podemos encontrar algunos templos interesantes y gratuitos, como el Wat Phra Kaew, el Wat Phra Singh, la Tower Clock y alguna cosilla más.






Pero al caer la tarde, y en mi opinión, lo mejor que ofrece la ciudad es su mercado nocturno y sus excelentes Food Court, dónde podremos comer lo que más nos apetezca, todo buenísimo y a precios irrisorios.

El mercado nocturno o Night Market se realiza cada tarde sobre las 18h y es muy agradable pasear por él, ya que podemos encontrar bastantes tenderetes de artesanía y bisutería entre otros, y quizás con los mejores precios de todo el país, el problema es que hoy es el inicio de mi recorrido por el país y no quiero empezar a ir cargado de compras y prefiero dejarlo para el último día en Bangkok, aún sabiendo que los mismos productos los voy a encontrar más caros.







Pero lo mejor a mi juicio es el Food Court o todos los tenderetes de comida, que se encuentra justo al lado del Night Market, dónde hay una gran variedad de su sabrosa gastronomía, desde los típicos y recomendados Pad Thai hasta manjares más exclusivos, como pueden ser grillos, saltamontes y otros "bichos", que no pude resistirme a probar. El funcionamiento es muy sencillo, o bien vas pasando por los tenderetes y eliges tu comida y te la vas comiendo por el camino, o bien eliges tu comida y te sientas tranquilamente en alguna mesa y cenas tranquilamente, ya que las mesas y sillas no pertenecen a ningún tenderete en concreto y te puedes sentar dónde quieras.

No hace falta decir que toda la comida está buenísima (excepto los "bichitos") y es muy barata, dónde yo pude cenar un buen plato de Pad Thai, junto con algunas brochetas de pollo y alguna pieza de sushi (mezclas raras que solamente hago yo), algún bichito y un buen zumo natural de mango, por unos 100 THB, aproximadamente 2,5 € y acabé bastante lleno, la verdad.

















Por cierto, el Night Market se encuentra en la avenida principal de Chiang Rai y apenas a 100 metros de la estación de autobuses, para que os sirva de referencia y podáis visitar si decidís pernoctar en la ciudad.

Después de dar un paseo para bajar un poco la cena, hago alguna compra en el 7 Eleven y me voy hacia mi alojamiento, dónde lo primero que hago es abonar el importe de mi estancia a la dueña ya que esta mañana cuando llegué no tenía dinero para pagarle y muy amablemente me dió la facilidad de pagarle en otro momento.

Doy por finalizada mi visita en Chiang Rai y mañana bien pronto me trasladaré a Chiang Mai.

DÍA 2.- CHIANG RAI - CHIANG MAI.

A pesar de descansar bastante y estar muy cómodo en este alojamiento, decido madrugar de nuevo, recojo la mochila, me despido de la amable dueña y a las 07:30h me voy para la estación de autobuses, dónde compro el ticket de autobús para el próximo que salga a Chiang Mai, que será un autobús VIP y muy cómodo de la compañía Greenline, pagando 180 THB por mi asiento.





El trayecto se me hace muy cómodo, voy hablando con mi compañera de asiento que es una jovencita tailandesa que se interesa por toda mi vida y yo por la suya, mientras no para de ofrecerme comida que va sacando de su mochila, y en menos de 3 horas ya estamos llegando a la estación de autobuses de Chiang Mai, situada a unos 20 minutos de la zona dónde quiero alojarme, en la parte céntrica de la ciudad y tocándo la muralla, dónde ya estuve alojado el año pasado en el mismo alojamiento y que vuelvo a repetir.

Un taxi o tuk tuk desde la estación de autobuses a la parte de las murallas suelen pedir el oro y el moro, pero la tarifa oficial oscila entre 160 y 200 THB por persona, depende del conductor y los bultos que lleves, así que lo mejor es intentar compartir transporte con otros viajeros, en la medida de lo posible.


Tuve suerte que llegaba otro autobús y se bajaban varios turistas buscando también transporte, así que decidimos compartirlo juntos, pero como ellos era la primera vez que viajaban a Chiang Mai ya les parecía bien pagar 200 THB por persona, así que yo tirando de experiencia me puse a negociar el songthaew para los 5 (un francés, dos italianos, un austríaco y yo) y lo sacamos por 150 THB, es decir, 30 THB cada uno y todos felices. Yo fui el último en bajarme y llegar a mi alojamiento, dónde tenían disponibles habitaciones y al decirles que ya había estado alojado el año anterior allí, me ajustaron un poco más el precio y me dieron una habitación en la tercera planta.



El día transcurre tranquilamente, con pequeños paseos por la ciudad que es muy tranquila y muy fácil de recorrer a pie, dándome algún masaje que en Chiang Mai es dónde más baratos los hacen de toda Tailandia, y disfrutando de su deliciosa gastronomía, para empezar a recorrer a tope los siguientes días una ciudad que ofrece multitud de actividades.








En los próximos días iré detallando todas las visitas que se pueden hacer en Chiang Mai y alrededores.

DÍAS 3 - 5.- CHIANG MAI.

Hay diferentes alternativas y actividades posibles para realizar en Chiang Mai. Yo personalmente recomendiendo dedicar un día o dos a recorrer tranquilamente los templos más importantes de la ciudad, otro día alquilar una moto o contratar una excursión para recorrer los alrededores de la ciudad, como el Doi Suthep y Doi Inthanon, y otro día más para contratar una excursión y hacer un trekking por la selva, que depende de vuestro estado de forma y de las condiciones meteorológicas, se puede escoger entre hacerlo de 1 a 3 días. También es muy recomendable si tenemos tiempo, alquilarse una moto y visitar la tranquila población de Pai, situada a 65 kms. de Chiang Mai, que es un romanso de paz o visitar también Lamphun, situado a una hora de la ciudad y dónde se puede llegar en un bus local por apenas 25 THB el ticket.

Pero lo que realmente no recomiendo realizar es la visita al "circo de los tigres" como le llamo yo, más conocida como Tiger Kingdom, que te ofrecerán por todos los rincones de la ciudad, que consiste en visitar a un grupo de tigres y pequeños felinos, dónde te permiten acariciarlos y fotografiarse con ellos, ya que evidentemente estos felinos están drogados o sedados y no suele ser peligroso para los turistas, aunque pienso personalmente que es una excursión cara (la entrada mínima suele costar unos 800 THB) y que los animales deben disfrutar en su hábitat natural, es decir, libres y para nada encerrados en jaulas y sufriendo maltrato animal para disfrute de los turistas.

Lo mismo pasa con la excursión al Campo de Elefantes, pero con matices, porque hay algunos campos que son realmente recomendables, como el de Mae Taeng, a 30 kms de Chiang Mai, dónde solamente llegar te obligan a ponerte una especie de pijama y puedes interactuar con estos animales, pudiendo disfrutar mientras los bañas, los cuidas y acaricias, y les das de comer.

De todas formas antes de realizar cualquiera de estas excursiones, recomiendo que os pongáis en contacto con la Asociación de Turismo Responsable FAADA y ellos os aconsejarán mejor que nadie.

TEMPLOS.-

Para empezar el día, empezaremos visitando los templos más importantes de la ciudad, ya que dispone de más de 300 templos diferentes y es imposible verlos todos sin acabar aburridos.




 - Wat Pan Tao: Solamente cruzar las murallas, será el primer templo que nos encontremos. Como todos los templos de Chiang Mai (excepto el Doi Suthep), su entrada es gratuita y es obligatorio descalzarse, y al salir nunca hay que darle la espalda a Budha (mejor salir de lado o hacia atrás).

Cada día sobre las 18h de la tarde se puede ver a los monjes meditar y rezar en la mayoría de templos.











- Wat Mahawan: Queda a mano derecha del mapa y es curioso porque es de los pocos templos blancos de la ciudad. Su interior es una verdadera joya que hay que visitar obligatoriamente.






















- Wat Chedi Luang:  Uno de los templos más importantes de Chiang Mai, ubicado justamente en todo el centro de la ciudad, y significa "Templo de la gran estupa", está formado por puertas que representa a cada uno de los puntos cardinales y en su interior poder observar una imagen de Buda.

En los alrededores podemos encontrar diferentes santuarios con estatuas de Buda dónde será fácil cruzarnos con monjes budistas de túnica naranja, así como otros pequeños templos de gran belleza.

Recomendable visitarlo pronto porque es uno de los más masificados de la ciudad.













































- Three Kings Monument: Monumento de los 3 Reyes, situado en una gran plaza pero que carece de cualquier interés, excepto que en este punto es dónde se fundó la ciudad. Hay una enorme estatua de los 3 Reyes, y poco más. Si la visitáis de noche hay que tener un poco de precaución porque está llena de homeless o personas sin recursos, aunque tampoco es peligrosa.




- Wat Phra Singh: Uno de los principales templos de Chiang Mai, por no decir el más importante de la ciudad, y personalmente mi templo preferido. Muy importante visitar su interior dónde se encuentra el Buda Phra Singh que le da nombre al templo, y el más venerado desde el antiguo imperio Lanna.

Recomendable madrugar y visitarlo temprano porque es un lugar muy masificado por todas las personas que viajamos a Chiang Mai, y es mejor intentar visitarlo en solitario para empaparnos de su espiritualidad.























- Otros templos: Como os decía anteriormente, en Chiang Mai existen más de 300 templos esparcidos por toda la ciudad, así que como es imposible visitarlos todos a no ser que se pase mucho tiempo en la ciudad, así que para no estresarnos mucho y con mapa en mano, después de visitar los cuatro templos más importantes, podemos visitar algunos más que nos apetezca o nos coja de camino, siempre y cuando nos apetezca y no estemos muy cansados, así que os dejo algunas imágenes de otros templos que tuve la suerte de visitar y que son igual de recomendables pero de menos importancia.
























































- Doi Suthep: Quizá sea la visita más importante e imprescindible de toda Chiang Mai, situado en una montaña a 16 kms de la ciudad. Hay diferentes formas de llegar, dependiendo de cada uno y de cada bolsillo.

Lo más frecuente es alquilar una moto y mapa en mano, en apenas 20 minutos llegamos allí. El alquiler de una motocicleta en Chiang Mai suele rondar los 300 THB por día, y es una manera muy cómoda y económica de moverse por la ciudad, aunque si el día que vayáis a visitarlo se pone a llover como me pasó a mi, hay que extremar las precauciones si no queremos tener un buen susto.

Otra opción es negociar con un tuk tuk o songthaew, que son las furgonetas rojas que os comentaba en Chiang Rai, y que ofrecen excursiones privadas o compartidas a cualquier punto de la ciudad, incluso al Tiger Kingdom. Aunque hay que negociar y regatear duro, un buen precio puede ser unos 400 THB aproximadamente, en el que incluye el traslado al Doi Suthep, la espera mientras que lo visitas y la vuelta a la ciudad, en total unas 3 horas aproximadamente. Y la última opción para los más cómodos y menos atrevidos es acercarse a una de las decenas de agencias de viajes que hay repartidas por toda la ciudad y contratar una excursión allí en privado, y que suelen pedir unos 1.000 THB por persona.

Sea cual sea nuestra forma de llegar, una vez en la entrada al recinto del Doi Suthep, habrá que subir los 309 escalones hasta llegar a la cima, y una vez allí habrá que pagar la entrada que cuesta 30 THB.













































MERCADOS.-

Chiang Mai tiene diferentes mercados, aunque los mejores son los que se encuentran paseando tranquilamente por la ciudad y montan de improvisto, y que no salen en los mapas de la ciudad.

Existen varios mercados de visita obligada si os gusta el ambiente ajetreado del día a día en la ciudad.

- Saturday/Sunday Market: Si tu visita en la ciudad coincide en un fin de semana, estás de suerte porque los sábados y domingos por la tarde a partir de las 18h se celebra el Saturday Market y Sunday Market respectivamente, dónde en los alrededores de la Chang Lor Road (cerca del inicio de las murallas), se celebra el famoso mercado con infinidad de tenderetes de arte, bisutería, souvenirs, ropa y sobretodo comida a lo largo de toda la avenida, y aunque tampoco es un mercado para encontrar grandes gangas ni llenar la maleta, es recomendable dar un paseo tranquilamente y degustar su deliciosa gastronomía, sobretodo los batidos de fruta por un módico precio de 30 THB y que están deliciosos.



























- Mercado Central: Situado justo en el inicio de las murallas, durante el día funciona como un mercado normal de frutas, verduras y comida en general dónde los locales van a realizar sus compras, y cuando cae la noche se convierte en una zona muy animada con sus tenderetes de comida, dónde es imposible rechazar un delicioso Pad Thai o cualquier pieza de carne y pescado a la brasa.

Muy recomendable comprarse una buena cerveza fresca en el 7 Eleven de enfrente (28 THB), y sentarse en una mesa mientras se saborea un delicioso Pad Thai por 40 THB, mientras se comparte mesa y se interactua con otros viajeros de diferentes países.





























- Sompet Market: Quizá un mercado menos conocido y poco turístico, dónde solamente encontraremos a la población local y 100% thai, situado muy cerca de la plaza de los 3 Reyes y apenas a 500 metros en sentido opuesto a las puertas de la muralla, es un mercado muy auténtico y muy barato para comer, aunque por la tarde y noche no hay mucho movimiento, pero también es recomendable dejarse caer por allí en algún momento del día. Suele ser muy frecuentado por los monjes budistas.













DÍA 6.- CHIANG MAI - SUKHOTHAI.

Hoy he madrugado bastante después de estar 4 días en Chiang Mai (el año anterior había estado 3 días) y a las 07h de la mañana ya estaba haciendo el check out en el hotel. Ahora tengo que dirigirme hasta la estación de autobuses de Arcade para coger un bus hacia Sukhothai. El personal del hotel me ofrece un transporte hacia allí por 300 THB, así que rechazo amablemente su ofrecimiento, cojo la mochila y me voy a la calle principal que la tengo al lado y paro al primer tuk tuk que pasa y cerramos el acuerdo por 100THB, dónde me deja en la Arcade Bus Station en unos 20 minutos de trayecto.

Una vez en la estación compro mi ticket para el próximo bus hacia Sukhothai que sale a las 08h, que me cuesta 228 THB en un bus VIP que va medio vacio y que tiene un trayecto aproximadamente de 5 horas y media con una parada incluida de unos 20 minutos aproximadamente.





El trayecto me lo paso durmiendo y leyendo un rato, y cuando me quiero dar cuenta ya estamos llegando a Sukhothai, dónde el bus no hace ninguna parada hasta llegar a la Bus Station. La ciudad se divide en dos zonas bien claras: Old Sukhotai, dónde se encuentra la parte vieja y la zona de Parque Histórico dónde están las ruinas, y New Sukhothai, zona de alojamientos y restaurantes, separada por 12 kms. entre ellas.

Aunque el motivo principal de mi visita es para poder disfrutar de las ruinas de la antigua capital Siam, decido quedarme en New Sukhothai, zona dónde se encuentra el alojamiento dónde me alojaré esta noche.

Desde la Bus Station salen buses a ambas zonas, pero no hay un horario fijo y hace mucha calor, así que decido negociar un songthaew para mi sólo porque la mayoría de viajeros que han llegado prefieren alojarse en la zona vieja, dónde están los alojamientos más baratos. Los conductores de allí ven la posibilidad de sacar tajada al turista, así que de 250 THB no bajan para llevarte a New Sukhothai, así que sin perder la paciencia y siendo el único farang que quedo allí, finalmente una mujer se me acerca y decide llevarme a mi alojamiento por 100 THB, con la condición de que si decido visitar las ruinas le llame a ella para que me haga de transportista.

En el hotel no hay problema de disponibilidad de bungalows en esta época del año, la verdad es que es una pasada de alojamiento por tan sólo 800 THB, uno de los mejores lugares dónde me he alojado en el sudeste asiático, y como decía en el apartado de "Datos Prácticos", es una recomendación de María García, que no dudé en agradecerle enviándole un mensaje desde Tailandia.








Dejo la mochila en la habitación y decido que en vez de quedarme a comer quiero aprovechar el día y empezar a visitar el Parque Histórico de Sukhothai, así que llamo a mi conductora que me trajo al hotel y me dice que de seguida viene. Cuando salgo a la puerta para esperarla se me pone a llover (la primera y única vez que me ha llovido en todo el viaje), y después de esperar 20 minutos, allí no aparece nadie (algo muy normal en Asia).

Decido salir a la calle principal dónde ha dejado de llover y veo a un chico con un tuk tuk que lleva rato ofreciéndome sus servicios, y harto de esperar decido negociar con él. El precio oficial del los tuk tuk en Sukhothai para que te hagan un tour por las ruinas es de 200 THB la hora, así que después de un tira y afloja cerramos el trato para hacer un tour de 3 horas hasta que cierren el Parque Histórico por 500 THB, y acepta sin rechistar.




En 20 minutos ya estamos delante de las taquillas del complejo, dónde tienen diferentes tarifas según tu forma de visitarlo, ya sea andando (imposible), en bicicleta (con la que está cayendo de calor a las 15h de la tarde y sin comer, ni me lo planteo) o bien en transporte privado, como es mi caso.

El ticket cuesta 100 THB por persona, más 20 THB adiccionales por mi tuk tuk, y tienen el detalle de darte un mapa.



Ahora si, sin tiempo que perder quiero aprovechar las 3 horas que tengo por delante y visitar los templos más importantes y que me de tiempo sin correr y volverme loco, que son los siguientes:

- Wat Mahathat: Es el primero que encontramos después de cruzar la entrada general, está en todo el centro y es quizá el más bonito e impresionante de todo el recinto histórico. Solamente por visitarlo ya merece la pena haber llegado hasta aquí y haber pagado la entrada.



































- Wat Sri Savaya: Es un pequeño templo con tres wats, no se encuentra en muy buenas condiciones y su visita es muy rápida. Recuerda mucho a la estampa típica de Angkor Wat en Camboya.



- Wat Tra Phang Ngoeng: Es un pequeño wat con la particularidad que se encuentra en un entorno maravilloso, enfrente de un gran lago. Su visita es muy rápida porque no tiene absolutamente nada en los alrededores.





- Wat Sa Si: Ubicado en otro entorno idílico del Parque Histórico, y tras cruzar un pequeño puente de madera por encima de un lago, nos encontramos con otro de los highlights del recinto.








- Wat Si Chum: Una de las sorpresas agradables del Parque Histórico de Sukhothai y en el que no llegan demasiados turistas, ya que se encuentra un poco apartado y alejado de los wats más turísticos del recinto. La entrada se paga aparte, cuesta 100 THB pero os recomiendo encarecidamente que lo visitéis y lo paguéis, porque encontraréis un gran Buda de más de 15 metros de altura ubicado entre dos paredes, y el cual es imposible fotografiarlo entero, y puedo dar fe de ello porque lo estuve intentando de todas las posturas posibles, arrastrándome por el suelo y con varias cámaras diferentes.














Justo al lado del Wat Si Chum se encuentra otro recinto más pequeño con un Buda, pero no puedo decir el nombre porque no me salía en el mapa, y por más que lo he buscado, no he podido encontrar nada.




- Wat Phra Phai Luang: Uno de los últimos templos que visitaría y no menos importante, situado en un entorno tranquilo y con un wat central que recuerda mucho a las construcciones del imperio jemer del S. XII.






- Wat Chang Lom: Situado en la parte opuesta de lo que venía visitando, y por su entrada este, podemos encontrar esta maravilla que significa "Templo rodeado de elefantes", uno de los más visitados y famosos del recinto arqueológico de Sukhothai, de visita imprescindible.



Ya queda poco para que cierren el recinto, mi amable conductor me hace entender como puede y con la ayuda del mapa que todavía queda algún que otro monumento esparcido por el recinto pero que carecen de interés y que no hay mucho más tiempo, así que le digo que damos por finalizada la visita y que nos vayamos de camino a la entrada principal, ya que estoy empapado de la humedad que hace.

Poco antes de las 18h atravesamos la puerta del Parque Histórico de Sukhothai, una visita imprescindible si visitáis Tailandia, y poco después de la entrada pasamos por un 7 Eleven, así que le digo al conductor que pare un momento y aprovecho para comprar bebida fresca y algo de comer hasta que llegue la hora de hacerlo en condiciones, y 30 minutos después y ya más hidratado y soportando mejor la humedad, me deja en la puerta de mi alojamiento, dónde le pago los 500 THB acordados y aparte le doy 150 THB de propina por lo bien que se ha portado, ya que no suelo dar propinas a nadie que me la pida o la espere sin hacer nada, pero no tengo ningún problema en darla cuando estoy contento con los servicios o el trato recibido, y sobretodo, cuando no la esperan.

Se acabaron las visitas en Sukhothai, así que toca relajarse. Una buena ducha tranquilamente, un rato de enviar mensajes y fotos a la familia y amigos, y al cabo de un rato salgo a cenar relajadamente por la zona de New Sukhothai, dónde me recojo pronto porque estoy algo cansado del día de hoy, quiero disfrutar un poco del súper alojamiento que tengo hoy y mañana quiero madrugar para llegar a Ayutthaya.

DÍA 7.- SUKHOTHAI - AYUTTHAYA.

A pesar de lo cómodo que estoy y de lo bien que he descansado, decido madrugar de nuevo y realizar el check out en el hotel, dónde me ofrecen un tuk tuk hacia la estación de autobuses por tan sólo 60 THB, que acepto sin pensarlo mucho (a la ida pagué 100 THB regateando bastante), y en unos 20 minutos me dejan en la misma puerta dónde compro el ticket para Ayutthaya por 240 THB en un bus VIP de dos plantas que saldrá en apenas 15 minutos, y con un trayecto estimado de 6 horas aproximadamente.





El trayecto lo paso relajadamente sentado al lado de un monje tailandés y al otro lado con una pareja de italianos (de Bari exactamente) y el viaje se hace más ameno hablando de viajes y de nuestros planes. Ellos viajan a Bangkok directamente, así que al cabo de 6 horas llegamos a Ayutthaya dónde me despido de ellos que aún les quedará bastante de viaje hasta Bangkok, y yo me bajo en medio de una autopista, en medio de la nada, a unos cuántos kilometros de la ciudad y dónde casualmente hay algún taxista esperando allí al único farang que ha llegado, es decir, a mi...

Los taxistas se aprovechan bastante de la situación y cuando les digo a dónde quiero ir, de 200 THB no bajan, y te sientes un poco indefenso porque no hay muchas más opciones para llegar a tu destino... pero aprovechando que voy con mochila me acerco a un grupo de hombres que hay por allí con motos, y le pregunto si me pueden llevar hasta la estación de trenes de Ayutthaya, que está a unos 12 kms... ninguno accede excepto un señor que se me acerca y me pide 200 THB, le digo que por ese precio me voy en taxi, así que empezamos negociando y lo cerramos en 5 minutos por 50 THB, me pongo la mochila en la espalda, la mochila de mano delante, me pongo un casco súper guarro que me da el motorista y me despido con una sonrisa picarona de los taxistas y cogemos la carretera hasta la estación en un trayecto bastante divertido pero que llegué con un dolor de espaldas bastante importante.

Me acerco a mi alojamiento y le quedan habitaciones, mi visita a la ciudad va a ser de paso para recorrer las ruinas de Ayutthaya y mañana partir hacia Bangkok. Me dejan la habitación por 350 THB y acepto, todavía sin saber que iba a pasar una de las peores noches en un alojamiento de todos mis viajes por el mundo.





Son casi las 17h de la tarde y ya no me da tiempo visitar las ruinas porque cierran a las 18h, así que me voy a dar una vuelta por esta ciudad que no tiene gran cosa y que carece de interés, y que la mayoría de turistas llegan a ella solamente para visitar las ruinas y poco más.





Cuando anochece y después de buscar algún sitio para cenar sin que me convenciera ninguno, decido volver a mi alojamiento y cenar allí, dónde disponen de una terraza con vistas al rio y dónde se puede cenar muy bien y a muy buen precio, aunque el servicio es un poco lento y los mosquitos te acribillan.



Esta noche es la final de la Champions League de fútbol entre el Barça y la Juventus, y mi habitación no dispone de televisor (he tenido televisor en todos los alojamientos y nunca la he usado, y justamente hoy que busco televisor no tengo), así que hablo con el dueño del hostel y le pregunto dónde puedo ver el partido (en Tailandia serán las 4h de la mañana cuando empiece), y me dice que todos los lugares están cerrados a esa hora y además hay toque de queda en el alojamiento a las 22h, así que si un huésped sale del hostel ya no podrá entrar hasta el día siguiente a las 07h de la mañana, así que le pregunto si puedo utilizar el televisor que tienen en la terraza quitándole todo el volumen y después de hacer unas comprobaciones por internet, me dicen que el partido lo dan por un canal privado que ellos no tienen, así que por primera vez me voy a perder el partido más importante del año, y no puedo evitar pillarme un rebote bastante importante.

Decido subirme a mi habitación y allí no aguanto más de media hora, aquello parece una sauna y no hay ningún tipo de ventilación, además de que los guiris de la habitación de al lado no paran de hacer ruido en toda la noche, así que cuando ya no aguanto más en la habitación me bajo a la terraza de abajo y me paso toda la noche conectado a internet con mis amigos de Barcelona que me van retransmitiendo el partido como mejor pueden, con un final feliz.

Lo peor de todo es que los mosquitos me han acribillado esta noche y a pesar de usar repelente, me han dejado toda la espalda como un coladero. Son cerca de las 07h de la mañana, aún no he pegado ojo y decido pegarme una ducha, dejar las mochilas preparadas hasta la hora de hacer el check in a las 11h y en cuánto abre la puerta del hostel el dueño, decido empezar el día con las visitas a las ruinas.

DÍA 8.- AYUTTHAYA - BANGKOK.

Pasadas las 07h de la mañana decido salir del hostel antes de que haga más calor y me voy hacia la estación de trenes que tengo casi enfrente, dónde se ponen todos los conductores de tuk tuk ofreciendo sus servicios y esperando a que lleguen nuevos turistas desde Bangkok.

Igual que en Sukhothai, la tarifa estandard para visitar los templos es de 200 THB la hora, así que después de un tira y afloja acordamos visitar 6 templos (los que me parecen más interesantes) por un precio de 400 THB, dónde según él, me llevará aproximadamente 2 horas en recorrerlo, y siempre estoy a tiempo de ampliar las visitas por más tiempo.

El horario de los diferentes templos a visitar es de 08h a 18h, y no cierran en ningún momento.




Nos ponemos en marcha y a pesar de no ser ni las 08h de la mañana, en algunos templos ya se nota la afluencia de turismo asiático, así que habrá que tener paciencia con el tema de las fotos y más teniendo que soy el único farang a estas horas y sin querer me voy a convertir en la atracción del día para ellos.



Personalmente, estas son las visité que realicé para el tiempo que tenía y que me parecen las más interesantes:

- Way Yai Chai Mongkol: Es el primer templo que visité, situado al sureste de Ayutthaya y seguramente es una de las estampas más turísticas de la ciudad, destacando su gran chedi y sus largas filas de budas de piedra en diferentes posiciones. El precio de su entrada es de 20 THB.

























- Wat Phra Mahathat: Llegamos a la imagen más famosa de todo el Norte de Tailandia, la famosa escultura de la cabeza de Buda entre las raíces del árbol. Su origen es incierto, pero es seguro que sucedió tras la invasión de los birmanos en Ayutthaya. La entrada al recinto cuesta 50 THB. Mejor madrugar antes de que lleguen los cientos de turistas y tengas que hacer cola para sacar la foto (yo la fotografié en solitario). Curiosa la norma que para salir uno en las fotos con la cabeza detrás, no puedes salir por encima de ella, así que no hay más remedio que agacharse y aún así creo que se traspasa la altura.


















- Wihan Bophit: Un bonito templo reconstruido de la invasión de los birmanos dónde alberga uno de los Budas más bonitos del país. Lo más bonito es ver a los feligreses rezar allí en un clima de armonía y paz mientras hacen las ofrendas. La entrada al recinto es gratuita y hay que descalzarse.






- Wat Phra Si Samphet: Situado casi enfrente del anterior pero que visité muy por encima porque la calor empezaba a ser muy importante y la entrada al interior no era muy barata, y no quería pagar para verlo con prisas.





- Wat Lokayasutharam: Más conocido como el Buda Reclinado, con unas dimensiones de 37 metros de largo y 7 metros de altura y cubierto por una túnica de color azafrán. Hay que alejarse un poco para que salga el Buda entero dentro de nuestra cámara de fotografías. Aunque tenía entendido que había que pagar entrada para verlo, yo no vi a nadie por allí que me la pidiera.






El otro lugar de interés acordado y que nos faltaba por visitar era el Wat Ratchaburana, pero entre la calor y humedad que hace a estas horas, la saturación entre ayer y hoy de ruinas y templos y del poco tiempo que dispongo hasta coger el tren, con todo mi alma decido prescindir de él, aún sabiendo que más tarde que temprano me arrepentiré de haber tomado esa decisión, pero después de casi 35 días de viaje sufriendo bastantes incomodidades y pasando mucha calor, y sin dormir nada la anterior noche, es lo que me pedía el cuerpo en ese momento, dónde solamente me apetecía llegar y desayunar.

De camino a mi alojamiento me fui cruzando con simpáticas familias tailandesas que no dudaban en saludarme y regalarme la mejor de sus sonrisas, no muy común en las zonas turisticas del país.






De nuevo en la estación de trenes, le pago a mi conductor los 400 THB acordados más 100 THB más por los 30 minutos de más que hemos estado (en total dos horas y media), me voy al 7 Eleven a comprar algo para desayunar porque en mi alojamiento no disponen, y desayuno tranquilamente en la terraza de la guesthouse después de haberme pegado una reconfortante ducha.

Realizo el check out y dejo las mochilas en consigna y antes de coger el tren me voy a dar una vuelta por un pequeño mercado local que realizan cada día en las cercanías de mi alojamiento, dónde a estas alturas del viaje ya no me sorprende mucho, la verdad.




Ahora si, cojo la mochila y salgo por patas de la guesthouse y me voy a la estación de trenes. Tengo varias formas de llegar a Bangkok, bien cruzar el rio y coger alguna de las minivans que salen cuando se llenan y en unos 90 minutos te deja en Victory Monument de la capital del país, o bien coger el tren que tarda más o menos lo mismo y te deja en la estación de Hua Lamphong.

Me decido por el tren y así voy a lo seguro, compro el billete en las taquillas que me cuesta solamente 15 THB (solamente se pueden comprar 30 minutos antes de salir el tren) y aunque el tren está previsto que pase a las 12:30h finalmente llega con bastante retraso y salimos a la 14h, un tren bastante cutre dónde tengo la suerte de encontrar un asiento libre y dónde no paran de pasar vendedores ambulantes a cada momento, dónde me recuerda bastante a los trenes de India pero mejor conservados.






Una vez en la estación de Hua Lamphong situado en pleno barrio chino de la ciudad, toca coger el transporte público hasta la zona dónde se tenga el alojamiento, en mi caso prescindo de taxi y me decido por el BTS, un transporte rápido, cómodo, barato y que me deja normalmente muy cerca de mi alojamiento.

Por culpa del retraso del tren y el tiempo que he perdido hasta llegar a mi alojamiento se me ha hecho muy tarde, son pasadas las 17h de la tarde y apenas tengo tiempo de visitar nada, así que voy a cumplir con mi ritual de cada vez que llego a Bangkok que consiste en acercarme al MBK y comer-cenar en el Pizza Hut de la última planta, un ritual que he cumplido en tres ocasiones tanto si viajo en solitario como con amigos, y más después de pasarme más de un mes comiendo chicken rice y noodles cada día, los que son asiadictos me entenderán, así que cuando nos comemos una pizza nos sabe a gloria.



Después de los grandes homenajes gastronómicos solamente queda relajarse dando una vuelta por el MBK, tanteando precios y buscando ideas de regalos para la familia a través de sus 6 plantas, y cuando ya me he cansado de estar allí vuelvo a coger el skytrain hasta mi alojamiento, dónde hoy voy a caer rendido después de no dormir nada la noche anterior y coger fuerzas para visitar a tope la ciudad los próximos días.

DÍAS 9 - 12.- BANGKOK.

Bangkok se ha ganado a pulso que sea mi ciudad favorita de todo el Sudeste Asiático, una ciudad caótica, vibrante, con mucho ruido y mucho tráfico, consumista, llena de prostitución, timadores, cosmopolita, llena de grandes rascacielos y zonas muy pobres, etc... pero a pesar de todo es una ciudad que me encanta y me tiene enamorado, y que cada vez que la visito me hace sentir como si estuviera en casa de lo cómodo que me siento en ella.

Bangkok da para los días que quiera uno y para la forma de viajar de cada uno gracias a su variedad y diversidad, unos la preferimos para visitar templos budistas, comer muy bien y relajarnos, darnos caprichos por cuatro duros y realizar compras a final del viaje. Otros la prefieren para salir de fiesta, emborracharse y fomentar la prostitución infantil. Y otros la prefieren para no hacer absolutamente nada más que alojarse en un buen hotel con una buena piscina y descansar de tanto ajetreo. Todas las opciones són válidas y respetables, excepto la segunda en mi opinión personal.

También es cierto que aunque Bangkok y Tailandia sigue siendo un destino muy barato y al alcance de cualquier bolsillo, es verdad que los precios se han incrementado bastante desde mi primera visita en el año 2.011, sobretodo en lo que alojamientos se refiere, dónde años atrás era muy fácil alojarse en un hotel de 4 estrellas con piscina y todo lujo por 30 € la noche, y hoy en día esos mismo hoteles no bajan de 100 € por noche.

Así que os voy a resumir brevemente todo lo que se puede hacer en vuestra estancia en Bangkok, independientemente de vuestros gustos y de los días que dispongas en la ciudad.

TEMPLOS Y VISITAS CULTURALES.-

- Palacio Real: El Gran Palacio Real de Bangkok es la residencia habitual del Rey de Tailandia, toda una celebridad en el país y la persona más querida y venerada. El recinto está formado por templos, estancias, capillas y sobretodo, por el famoso Buda Esmeralda.

El horario de visita es de 08:30h a 15:30h y la entrada cuesta 400 THB. Conviene ir vestido con pantalones largos y camisetas sin enseñar los hombros, en caso contrario os harán ir a ponerse un pareo o pañuelo, pero las colas que se forman son muy largas y se pierde mucho tiempo.



Muy importante rechazar las opiniones por la calle antes de llegar cuando os digan que el Gran Palacio está cerrado o que están celebrando algún evento privado, ya que es un timo en toda regla para que hagáis algún tour con ellos u os den una vuelta en tuk tuk, ya que el Gran Palacio de Bangkok no cierra ningún día.

Para llegar hasta el Gran Palacio y dependiendo de dónde tengais el alojamiento, la mejor forma es coger el barco a través del rio Chao Praya y bajarse en la parada "Tha Chang", dónde ahorrareis bastante tiempo y tráfico, o bien negociar con un tuk tuk para que os deje en la misma puerta.























































- Wat Pho: Apenas a 400 metros del Gran Palacio, se encuentra este templo dónde alberga un Buda Reclinado de 46 metros de largo por 15 metros de altura y además está recubierta de pan de oro. Sin duda, es el Buda Reclinado más grande de todo Tailandia.

La entrada cuesta 100 THB y con el ticket tienes derecho a una botellita de agua. Imprescindible descalzarse antes de entrar. Su horario es de 08h a 18:30h interrumpidamente. El resto del recinto también es muy recomendable, destacando la escuela de masajes por personas ciegas.

















- Wat Arun: Más conocido como el Templo del Amanecer o Templo de la Aurora, es seguramente mi templo favorito de todo Tailandia, un lugar que me encanta y que nunca me canso de visitar.

Su construcción se basa en cuatro prangs (torres) más un prang central de 82 metros de altura, dónde se puede subir y se pueden tener unas vistas excepcionales de todo el rio Chao Praya y parte de Bangkok, pero cuidado al subir porque las escaleras son muy grandes y empinadas y solamente hay una cuerda para sujetarse. Los que sufran de vértigo o se mareen con las alturas, mejor que no suban.

Su horario es de 08h a 18h y su entrada cuesta 50 THB. Lo mejor es su ubicación, enfrente del Wat Pho pero cruzando el rio Chao Praya en barco, que cuesta solamente 3 THB.












- Wat Benchamabophit: Más conocido como el Templo de Mármol Blanco, debido a su construcción de impoluto mármol blanco italiano de Carrara, aunque su importancia se debe al albergar las cenizas del Rey Rama V, uno de los Reyes más importantes y venerados de todo Tailandia. La entrada al recinto cuesta 20 THB y conviene pasear por los alrededores para poder observar el día a día de los monjes budistas.











- Wat Intharawihan: No es el templo más bonito de Bangkok pero si que es recomendable hacerle una visita, más que nada porque alberga un impresionante Buda de 32 metros de altura y porque además la entrada al recinto es gratuita.








- Wat Suthat: Uno de los templos más antiguos del país y que muchos turistas que visitan Tailandia pasan de largo, ya que no se acercan mucho a esta zona próxima a Khao San. Enfrente se encuentra el "Columpio Gigante". La entrada cuesta 20 THB.






- Loha Prasat: Situado a escasos metros del Monumento de la Democracia y de la Colina Dorada, encontramos este pequeño templo poco transitado por los turistas, de visita rápida y con un precio de 20 THB por su entrada.








- Wat Saket: Más conocida como la Montaña Dorada, este templo está situado en una colina artificial de 60 metros y para coronar su estupa ubicada en la cima hay que subir 318 escalones, un gran esfuerzo que después será recompensado con unas vistas impresionantes de 360º de la ciudad de Bangkok. Para llegar hasta aquí lo mejor es hacerlo negociando con un tuk tuk su importe, o bien llegar en taxi, siempre y cuando nos pogan el meter o taximetro, ya que andando desde Khao San Road es un buen paseo, y más teniendo en cuenta la calor y humedad que hace en el país.

- Wat Traimit: También conocido como el Templo del Buda Dorado, una de las visitas más importantes de la ciudad por su importancia e história. Para llegar hasta aquí deberemos llegar en BTS hasta Hua Lamphong, en pleno Barrio Chino, ya que se encuentra muy cerca de la estación.

Ya que estamos por la zona es un buen momento para visitar su Chinatown, y también recomiendo visitar su Little India, que están separados por no más de 10 minutos, y disfrutar de su maravilloso contraste entre estos dos barrios.

Aparte del BTS también podemos llegar a través del rio Chao Phraya en un Express Boat, bajándonos en el muelle de la parada Memorial Bridge, y caminar un corto paseo de no más de 10 minutos.











MERCADOS Y COMPRAS.-

Bangkok dispone de innumerables mercados y zonas de ocio dónde matar el aburrimiento o saciar nuestro lado más consumista, dónde normalmente dejamos para el final del viaje la ardúa tarea a veces de hacer las compras, traernos algún típico souvenir que nos recuerde nuestra estancia en el país, o intentar cumplir con los encargos de la familia y amigos, y eso que descarto a los "amigos" que aparecen a última hora cuando saben que estás de viaje y empiezan a enviarte una lista de deseos aunque después se pasen meses y meses sin volver a dar señales de vida...

A continuación voy a detallar algunos mercados más conocidos de la ciudad y algún centro comercial para realizar algunas compras de última hora, o simplemente para dar una vuelta y poder degustar su excelente gastronomía.

Para tema de precios y artículos que se pueden comprar tenéis un apartado al principio del post con todo detallado, más que nada por si queréis coger ideas u orientaros un poco con relación a los precios.

- Chatuchak Market: Es el mercado más famoso y turístico de la ciudad, solamente se realizan los fines de semana de 09h a 18h aproximadamente, y en él podemos encontrar más de 15.000 tenderetes dónde podemos encontrar de todo, desde gastronomía a souvenirs y ropa, pasando por animales y muebles.

Personalmente me resulta un poco agobiante y estresante recorrer sus estrechos y laberinticos pasillos, pero para dar un paseo y ojear un rato por la mañana me parece bastante recomendable.

Imprescindible regatear duro si te interesa algo y tomárselo con humor. No os preocupéis si os quedáis sin dinero en efectivo porque allí mismo encontrareis oficinas de cambio de moneda y cajeros automáticos.

Para llegar hasta el mercado de Chatuchak la mejor opción es el Skytrain, y bajarse en la estación Mo Chit, dónde basta con seguir a la gente para llegar en un momento sin pérdida alguna.













- Patpong Market: Aunque realmente Patpong hace referencia a una zona concreta de la ciudad, conocido por ser el Barrio Rojo y la zona de ocio del turismo sexual por parte de una gran mayoría de turistas occidentales que visitan el país, los fines de semana se celebra un pequeño mercado a través de su avenida principal, y aunque no es ni de largo el lugar dónde se encuentran los mejores articulos y los mejores chollos, yo recomiendo dar una vuelta por la zona y cenar por algunos de sus buenos restaurantes que hay repartidos por esta zona.

La zona no es peligrosa ni mucho menos, solamente hay que ser un poco precavido porque algunas prostitutas o ladyboys te agarran del brazo para que vayas con ellas e incluso te meten mano, pero sobretodo hay que tener mucha paciencia por dos motivos principales: rechazar todas las propuestas para asistir a un espectáculo de ping pong show, banana show, etc.. y sobretodo, paciencia de ver a los grasientos y repugnantes viejos occidentales acompañados de tailandesas, generalmente, menores de edad, y que a uno le dan ganas de liarse a mamporros con esta gentuza para que no le roben la adolescencia a ninguna persona, pero mientras el gobierno corrupto del país lo siga permitiendo, no hay nada que hacer al respecto.










- Suan Lum Market: Este mercado situado cerca del Lumpini Park no es muy conocido y apenas se pueden encontrar turistas, y aunque la mayoría de los productos que se venden son frutas y verduras, es un buen lugar para mezclarse con la gente local y probar comida auténtica por muy poco dinero.

No confundir este mercado diurno con el antiguo Night Bazar que se realizaba aquí, ya que hace años que este último no existe y lo trasladaron.




















- Centro Comercial Ma Bun Krong (MBK): Personalmente es mi lugar de ocio favorito de todo Tailandia, ya que este centro comercial totalmente cerrado dispone de 7 plantas, y en cada planta se concentra un gremio diferente. Recomendable porque aquí no se pasa calor gracias al aire acondicionado, encuentras de todo y es un buen lugar para hacer compras ya que todo está más o menos organizado, aceptan tarjetas de crédito o incluso puedes cambiar en las diferentes casas de cambio que hay (por no decir todos los cajeros automáticos que hay para sacar dinero), y lo más importante es que la mayoría de vendedores entran al juego del regateo.

Para llegar hasta el MBK, la forma más sencilla, rápida y económica es con el Skytrain y bajarnos en la última parada, National Stadium.




Por si todo esto fuera poco, en la planta 3 hay un fast court de comida internacional a muy buenos precios, y en la última planta está dedicada exclusivamente a las cadenas de restaurantes internacionales, dónde recomiendo entre otros un restaurante japonés de suhi, dónde por 300 THB (7 €), dispones de barra libre de comida y bebida con un tiempo máximo de 1 hora, y aunque está claro que he probado comida japonesa más buena en otros rincones del mundo, el local es muy recomendable por calidad/precio.

Las plantas más importantes del MBK y que más nos interesarán, serán la segunda planta, dónde encontraremos ropa falsificada (personalmente no me gusta mucho la calidad, excepto una tienda de vaqueros que está muy bien), así como ropa de todo tipo (camisetas de souvenirs, ropa interior, maletas, zapatos, etc).

En la planta tercera lo que más encontraremos serán relojes de imitación de todas marcas, pero no nos engañemos, por mucho que seas un crack regateando me siguen pareciendo muy caros, sobretodo comparado con el Silk Market de Beijing (Mercado de la Seda), o el Central Market de Siem Reap, en Camboya, así que recomiendo no pagar mucho por comprar relojes aquí.

En la planta cuarta encontraremos todo lo relacionado con la electrónica, la informática y la telefonía, todo un paraiso para los geeks y los amantes de la fotografía, aunque personalmente nunca he comprado nada "importante" más allá de los típicos cargadores de batería, tarjetas de memoria o auriculares de música. Aunque también debo decir que lo poco que he comprado me sigue funcionando perfectamente a día de hoy.





En la planta sexta se encuentra mi favorita, dónde venden las "últimas oportunidades", es decir, todo lo relacionado con las compras de última hora, souvenirs, seda y cosas varias. Aquí es un buen lugar para comprar algo de artesanía, pañuelos y cojines de seda, pantalones de Thai Boxing, camisetas chorras, imanes y otros recuerdos para regalar o traernos de recuerdo a casa.

Recordad que se puede y se debe regatear sin problemas, siempre con una sonrisa en la boca y con un amable khop khun krap (gracias en thai).








Aunque lo mejor de todo es que esta planta encontrareis un Bag Deposit, es decir, un depósito de consigna de bolsas y equipajes, bien por si vais cargados con muchas bolsas y necesitáis seguir comprando ligeros de bolsas, o bien por si apuráis vuestras últimas horas en Bangkok antes de dejar el país, y necesitáis dejar vuestro equipaje en consigna para no volver a vuestro alojamiento a buscarlo. Yo en uno de mis viajes tuve que comprarme una maleta vacía, y por no ir con ella a cuestas por todo el centro comercial ni a los restaurantes, usé este servicio y me fue genial y muy cómodo. El servicio es gratuito aunque se recomienda dejar algo de propina.


En la planta séptima se encuentran la zona de restaurantes y ocio, desde cadena de restaurantes de comida rápida hasta algo más selecto, así como la zona de cines y de gaming para los más jóvenes. Si estás cansado de comer demasiado arroz y noodles durante tu viaje, comer aquí es una buena opción, sobretodo visitar su Pizza Hut, que se ha convertido en una costumbre mia cada vez que visito Bangkok, ya que por comida, comidad, servicio y precios me parece una buena opción.









En definitiva, el MBK es una buena opción por si necesitáis hacer compras de última hora, pasaros un día relajado sin necesidad de pasar calor y humedad, o para protegerse de la lluvia de los monzones o simplemente por hacer algo diferente y comer bien mientras dais una vuelta.

Está claro que hay muchos otros sitios y otras muchas actividades para hacer en Bangkok, dependiendo de los gustos de cada viajero y de lo que le apetezca hacer a cada uno en cualquier momento, yo solamente os he recomendado visitas culturales y zonas de mercados y ocio según mi experiencia personal, pero también es muy respetable alojarse en un buen hotel con piscina y no salir prácticamente de allí en todo el día y descansar.

Lo que está claro es que Bangkok nunca decepciona a nadie y ofrece muchas alternativas, como subir a la Torre Bayoke y contemplar la ciudad desde las alturas, tomarse una copa en el famoso Sirocco del Hotel Labua, darse unas cuántos masajes tailandeses en nuestro cuerpo o lo que vayan con presupuestos más ajustados, dejarse caer por la zona de Khao San cuando cae la tarde y visitar su animado mercado y beber cerveza hasta que el cuerpo aguante, aunque recomiendo no alojarse muy cerca si quieres dormir algo.

DÍA 13.- BANGKOK - MALASIA.

Bangkok da para los días que quiera o necesite cada uno, aunque para una primera visita pienso que con cuatro días ya es más que suficiente.

Mucha gente que lea este post se extrañará que no incluya en mi itinerario por Tailandia sus famosas y fotografiadas playas, la verdad es que ni las recomiendo ni las dejo de recomendar, es cuestión de gustos.

En mi opinión pienso que están muy masificadas y son muy turísticas, hay que saber muy bien cuál elegir si no queremos pasar nuestros días de relax coincidiendo con los viajeros que van en busca de fiestas, rave y parties de luna llena, además de sufrir numerosos timos por alquiler de motos y otras índoles que nos pueden arruinar el final de unas maravillosas vacaciones.

Pero el motivo principal de mi negativa, aparte de no considerarme una persona mucho de playa y croqueta al sol, es que siempre que he visitado Tailandia ha coincidido con la época de monzones en el sur del país y no he querido arriesgarme a pasarme los días encerrado en mi alojamiento, así que siempre he sacrificado las masificadas playas tailandesas por las maravillosas playas de Malasia, mucho más tranquilas, sin fiesta y alcohol por tratarse de un país musulmán, más económicas y mucho menos masificadas, y sobretodo,sin riesgo de sufrir monzones y disfrutando de temperaturas espectaculares.

Recomiendo mucho las espectaculares Islas Perhentian para pasar unos días de relax, tranquilidad y snorkel.

Para salir de Bangkok hacia alguno de los dos aeropuertos de la ciudad, podéis coger el transporte público que os explico al inicio del post como hacerlo, o bien coger un taxi que cuesta unos 200 THB hasta el aeropuerto doméstico de Don Muaeng, dónde después de facturar y pasar los controles, cojo un vuelo de la compañía Air Asia hacia Kuala Lumpur, dónde podéis seguir mi experiencia por Malasia, un país que recomiendo muchísimo y que muchos viajeros pasan por alto.

Hasta pronto Tailandia, estoy seguro que volveremos a vernos muy pronto!!